Aida colorida

A partir de este mes —y hasta junio próximo—, la Arche Galería de la Uneac provincial exhibirá la exposición Gran Cinema en Colores, de la artista villaclareña Aida Ida Morales Hernández. La muestra retrospectiva de casi medio centenar de obras fechadas entre la década de los 70 del pasado siglo y los primeros años de este milenio ofrece al público una panorámica de la creación de la reconocida dibujante.

Obra vilonchelo, de Aida Ida Morales.
Violonchelo es una de las obras que expone Aida Ida en la Arche Galería. (Foto: Carlos Alejandro Rodríguez González)

Ahora, con la posibilidad de admirar todas las obras agrupadas en Gran Ci­nema en Colores, la creadora santaclareña se muestra más que nunca en su rango de gran artista. Aida Ida alcanzó hace decenios el estilo que la singulariza y la ubica en la misma senda que los más grandes creadores cubanos de todos los tiempos.

Por su calibre, Aida superó el movimiento de dibujantes populares impelido por Samuel Feijóo alrededor de la célebre revista Signos. Aun cuando muchos de los valiosos creadores populares descubiertos por el Zarapico no sobresalieron individualmente en ámbitos expositivos más allá de su grupo, Aida ha reforzado con éxito su labor creativa, hasta hoy.

Ella permanece en una zona esquiva a las clasificaciones, junto a numerosos creadores afiliados en alguna medida a la estética naif o primitivista. No podríamos decir que se trata de una artista absolutamente intuitiva o autodidacta, pues Aida Ida recibió una sólida formación en la Academia San Alejandro, de La Habana. Y, por otro lado, tampoco podríamos asegurar que su obra está desligada formal o conceptualmente del grupo de creadores populares donde también sobresalen Pedro Osés y Alberto Anido.  

Generalmente, en su descomunal obra Aida se regodea con maestría en las líneas. Y con las líneas configura lo mismo mitos del campo cubano que escenas de la vida cotidiana. Según Yamirka Rodríguez Guerra, curadora de la exposición Gran Cinema en Colores: «El trabajo de Aida Ida es sumamente complejo, no solo desde el punto de vista formal, aunque muchos de sus temas sean análogos a los de otros artistas populares. […] En un cuadro habitan otros muchos cuadros, porque dentro de una narración ella entrelaza más de una historia».

Con esta exposición, otra vez la Arche Galería de la Uneac abre sus puertas al arte plástico con más tradición en la zona central de Cuba. Y Aida Ida, en retrospectiva, se muestra como la dibujante cimera que siempre ha sido. 

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.