Monumentos dedicados al Che en Santa Clara

El recuerdo del Guerrillero Heroico aparece por disímiles puntos de la que fue y es su ciudad.

Visto: 391

Conjunto Escultórico Memorial Comandante Ernesto Che Guevara

Escultura del Che en la Plaza de la Revolución de Santa Clara.
(Foto: Ramón Barreras Valdés)

La escultura al Che constituye uno de los componentes esenciales del Conjunto Escultórico Memorial, inaugurado en Santa Clara el 28 de diciembre de 1988 por el General de Ejército Raúl Castro.

La estatua se levanta sobre un pedestal de 16 m y pertenece a la autoría del artista plástico José Ramón de Lázaro Bencomo (Delarra) (1938-2003).

Fue elaborada con el bronce aportado por la población santaclareña y se utilizaron, además, combinaciones de piedras y mármol. Pesa unas 20 t y mide 6,80 m.

Como detalle original aparece su orientación y mirada hacia el sur, a la América nuestra que lo ve erguirse vestido de guerrillero, con el brazo en cabestrillo como ocurrió durante su entrada a Santa Clara, a finales de diciembre de 1958, y el fusil M-2. 

 

Estatua ubicada en áreas exteriores del Comité Provincial del Partido 

Creada en tamaño natural por el escultor español Casto Solano (1958) reproduce muchos detalles significativos en la vida de Ernesto Guevara.

El guerrillero aparece con un niño en brazos acompañado de su famosa boina y la estrella como símbolo de su rango militar.

Escultura El Che de los niños, Comité Provincial del PCC, Villa Clara.
(Foto: Ramón Barreras Valdés) 

El pequeño, cuyo autor tomó como modelo a su hijo Sandro, sostiene un juguete en las manos, mientras que en el torso de la estatua se aprecia a una pequeña junto a una ventana, un niño desnudo sobre una cabra y un hombre montado a caballo que bien pudieran representar la idiosincrasia del continente.

Aparece una motocicleta, representativa del viaje que realizara el Che junto a Alberto Granado por Sudamérica, mientras que el tabaco sostenido en su diestra se incluye como elemento para alivio del asma.

Entre sus cabellos cuelga una hamaca, y en el hombro, sobre una cabra, el niño presente en el Guerrillero que tira para el monte boliviano.

La obra reproduce las marcas de los disparos recibidos en La Higuera, aquel 1967, y cuenta con pequeñas imágenes de hombres en el cinturón que, según la historia, constituyen los integrantes de la guerrilla abatidos en tierras bolivianas.

Al detenernos en uno de sus bolsillos aparece El Quijote, de Cervantes, como novela que leyó el Che mientras combatía en las montañas de la Sierra Maestra.

Por su ubicación resulta un punto de atracción turística en la ciudad al permanecer en el edificio que fungió como base operacional durante la Batalla de Santa Clara en 1958, la que condujo, definitivamente, al triunfo revolucionario.

Loma del Capiro

Monumento a las acciones revolucionarias en la Loma del Capiro, en Santa Clara.
(Foto: Ramón Barreras Valdés)
Detalle del munumento al Che en la Loma del Capiro, Santa Clara, Cuba.
Detalle del munumento. (Foto: Telecubanacán)

Esta elevación natural, declarada Monumento Nacional en 1990, resultó un punto estratégico para la liberación definitiva de Santa Clara que condujo a la victoria del Ejército Rebelde.

En el punto más alto aparece otra de las obras de José Delarra concebida con la unión de diferentes calibres de armas de fuego dirigidas hacia el cielo y unidas mediante un aro para reafirmar la defensa de la Patria.

La escultura permanece en el sitio desde 1988 en lo que constituye el punto que permite la visibilidad de toda la ciudad a partir de sus aproximados 176.5 metros de altura.

Mural en la Ciudad Escolar Ernesto Guevara

Se considera el primer monumento dedicado al Guerrillero Heroico en Santa Clara, y responde a la creación del artista plástico santaclareño Ramón Rodríguez Limonte.

La obra es monumental (35,10 m de largo por 19,25 m de alto). Fue realizada en 1978 y toma un rol protagónico donde se ubica, muy próximo a la entrada y a la dirección central de la escuela. 

Mural dedicado al Che en la ciudad escolar Ernesto Che Guevara.
El mural del Che, un sitio de obligada referencia para varias generaciones de estudiantes. (Foto: Ramón Barreras Valdés)

Los alumnos de la época se insertaron a la recolección de piedras de porfirita y cuarzo triturado a fin de componer las enormes piezas dominadas por el verde, el blanco, el ocre y el gris.

El proyecto con la imagen del Che fue concebido a partir de la clásica foto tomada por Korda, que le ha dado la vuelta al mundo, y está rodeado de flores silvestres, con luces de rayos solares y protegido por fusiles ubicados en semicírculos, sin apartarlo de una enredadera que simula el ambiente de una selva.

Se han publicado 1 comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • olga

    Bellísimas fotos a las que Barreras nos tiene acostumbrados