Logo de Sexeando

«Nunca una Constitución se ha construido de la manera de esta»

Declaraciones de Homero Acosta Álvarez, secretario del Consejo de Estado, acerca de la marcha del proceso de consulta popular del proyecto de Constitución cubano.

Asiste Secretario del Consejo de Estado a consulta de proyecto constitucional

Homero Acosta, secretario del Consejo de Estado.
Homero Acosta, secretario del Consejo de Estado.(Foto:Ramón Barreras Valdés)
Visto: 573

Al finalizar el excelente debate del proyecto constitucional cubano desarrollado en la circunscripción 104 del Consejo Popular José Martí, de la ciudad de Santa Clara, el secretario del Consejo de Estado y miembro de la comisión redactora de la futura Carta Magna de la nación, Homero Acosta Álvarez, dio declaraciones a la prensa villaclareña en las que evaluó la marcha del proceso de consulta popular en el país y su importancia.

—¿Cuál es la valoración hasta este momento del proceso de consulta popular que se desarrolla en todo el país desde el 13 de agosto?

—La discusión y debate popular del proyecto de Constitución marcha de forma muy positiva. Hasta ahora se han celebrado más de 20000 reuniones, con una participación de más de un millón de cubanos. Hay miles de planteamientos de diversos tipos y nosotros estamos evaluando, estamos valorando, cada uno de esos planteamientos, en una tarea bien compleja para construir el consenso entre todos, como debe ser. Y construir ese consenso no es fácil porque hay una libertad y diversidad en los criterios, lo que demuestra el carácter democrático de este proceso.

«Estamos sentando las bases para que esta Constitución no sea fruto solo de un simple acto parlamentario o de una asamblea constituyente, como ocurre en otros países, sino que sea fruto de la labor de todo un pueblo. Eso es lo que distingue este proceso, que, reitero, marcha de forma muy positiva».

Debate sobre el Proyecto de Constitución en el reparto José Martí, de Santa Clara.
Debate sobre el Proyecto de Constitución en el reparto José Martí, de Santa Clara. (Foto: Ramón Barreras Valdés)

—Secretario, ¿existía la certeza, o la expectativa, de que ocurriría lo que ahora sucede en todo el país y que los criterios del pueblo serían tan diversos?

—Siempre esa expectativa existió, pero la realidad la supera. El pueblo se ha multiplicado y con absoluta responsabilidad, con absoluta libertad, ha creído en el proceso y se ha sumado con una voluntad que se manifiesta en cada uno de los encuentros, en los planteamientos que se están haciendo.

«Hace unos días, el compañero presidente Miguel Díaz-Canel se refería a que el enemigo hablaba de una apatía frente a este proceso, y lo que se ha demostrado es todo lo contrario: una participación activa y consciente de nuestro pueblo, porque sabe la responsabilidad que tiene del hoy y del futuro de la Patria.

«Creo que es un ejemplo de la cultura política cultivada durante muchos años de Revolución, y ahí también está el legado de Fidel, están las orientaciones de Raúl, y lo que hemos aprendido de la dirección histórica. Es un ejercicio que tiene antecedentes, porque siempre ha sido una preocupación desde los inicios de la Revolución contar con el pueblo para las decisiones más difíciles e importantes del país. A eso nos enseñó Fidel.

—Aunque todavía queda bastante por delante, ¿cuáles son las principales tendencias en los debates?

—Hay planteamientos sobre la estructura del Estado, de los límites de mandato del presidente, también en relación con algunos derechos, con algunas innovaciones que tiene el proyecto. En realidad tenemos que seguir analizando cada opinión, cada criterio, pues, incluso, dentro de un mismo asunto, sobre un determinado artículo hay varias posiciones. 

«Cada opinión, cada criterio emitido, tenemos que analizarlo. Esto lleva un trabajo profundo de estudio, para cuando se someta el proyecto de nuevo a consideración de la comisión y vuelva a la Asamblea Nacional del Poder Popular sea más robustecido. Seguramente va a sufrir grandes transformaciones».

Homero Acosta, secretario del Consejo de Estado.
Homero Acosta, secretario del Consejo de Estado, participó en el debate de los vecinos del reparto José Martí. (Foto:Ramón Barreras Valdés)

—Ahora, cuando nuestro presidente está en la ONU proponiendo un mundo de paz, un mundo mejor, ¿qué lecciones estaremos dando a ese mundo cuando termine el proceso de consulta popular?

—Este proceso tiene varias lecturas y es de una gran trascendencia de cara a lo interno y a lo externo. En primer lugar, demuestra la solidez de la Revolución y el apoyo mayoritario del pueblo al proceso revolucionario, lo que se evidencia con la masiva participación del pueblo, que se ha sumado con inteligencia para enfrentar el debate constitucional.

«De cara al mundo también prueba la solidez de este proceso. Demuestra que este es un país que se construye con todos y para el bien de todos, como soñó José Martí. Un país donde existe una verdadera democracia, no de documentos, ni de papeles, sino una democracia que se construye de manera permanente en ese vínculo entre Pueblo y su Gobierno, entre el pueblo y sus dirigentes. En mucha de estas asambleas de consulta los dirigentes de la nación participan como uno más, como un elector más, como un ciudadano más, y creo que eso no ocurre, sin querer parecer absoluto, en casi ningún lugar de este mundo.

«Proceso como este, lo decimos con modestia, pero con orgullo revolucionario sano, no existe en ningún otro lugar de este mundo y nunca una constitución de ha construido de la manera que estamos construyendo esta.

«Además, algo importante, deja un saldo muy favorable en la solidez y en la cultura jurídica y política de nuestro pueblo, que se ha preocupado, se ha interesado, mucho más por conocer su Constitución, por conocer sus leyes. Ese propio conocimiento popular, exigirá a las autoridades y a todos los ciudadanos un comportamiento como está plasmado en el proyecto constitucional y estará plasmado en la Constitución ha futuro».   

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.