Logo de Sexeando

El referendo llega hasta el hospital Mariana Grajales

En el Hospital Universitario Gineco-Obstétrico Mariana Grajales, de Santa Clara, trabajadores, pacientes y familiares tuvieron la posibilidad de ejercer su derecho al voto sin abandonar sus puestos.

En Santa Clara funcionan dos colegios para viajeros

Visto: 314

La doctora Nailan García Benavides dejó a sus hijos en casa bien temprano este domingo para venir a cuidar a otros pequeños. «Estamos teniendo una guardia complicada», explica la doctora. «En estos momentos hay tres bebés con ventilación asistida y es necesario mantener una observación permanente sobre ellos». De hecho, si ahora mismo no se encuentra en su puesto de trabajo es porque ha llegado el momento de cumplir otro deber que ella estima vital: ejercer su derecho al voto en el Referendo Constitucional de este 24 de febrero.

«Acá en nuestro servicio el proceso de discusión fue amplio, pues, además de los médicos, tenemos cuatro equipos de enfermería con los cuales se analizó, uno por uno. Se tomaron planteamientos y se consideraron las principales inquietudes», explicó a Vanguardia esta mañana la doctora, al frente del Servicio de Neonatología del hospital en esta jornada histórica para Cuba.

Mesa electoral en Hospital Materno
Colegio electoral en el Hospital Universitario Gineco-Obstétrico Mariana Grajales, de Santa Clara. (Foto: Gabriel López Santana)

A la altura de las 11:00 de la mañana, más de 200 personas han pasado por el buró desde el cual Milagros Álvarez Hernández, jefa del Puesto de Dirección y Defensa del Hospital Materno, preside el proceso de votación en el centro. «Tenemos todas las condiciones creadas para que trabajadores, pacientes y acompañantes ejerzan su derecho de manera oficial y cumpliendo con los requerimientos del proceso», aseguró la presidenta de mesa.

Con la ayuda de trabajadores como Belsi Rodríguez Jiménez y media docena de alumnos de secundaria básica, el equipo de trabajo recopilará a lo largo de la jornada las boletas de médicos y pacientes que estén imposibilitados de abandonar sus puestos. Asimismo, estos trabajadores repetirán el proceso en el vecino Hospital Pediátrico José Luis Miranda y traerán hasta acá las boletas para ser recopiladas, y luego contabilizarán los datos.

«En el parte de las 11:00 de la mañana se cuentan ya unas 248 personas que han votado y todo ha transcurrido con gran organización y sin contratiempos», aseguró Milagros Álvarez. «Con la ayuda de los vocales y los alumnos llegaremos poco a poco hasta todas las personas que no puedan trasladarse hasta nuestro local del primer piso del hospital».

Una de esas personas es Nadia Medina Guevara, paciente en estado de gestación avanzada. Además de ser la futura madre de un varón para el cual aún no tiene un nombre en mente, Nadia ejerce como jefa del Departamento de Asistencia Legal en la Dirección Provincial de Justicia. Desde sus diversos puntos de vista —especialista en Derecho, futura madre, ciudadana— asegura estar feliz con la nueva Constitución.

«Este nuevo proyecto reconoce la pluralidad de familia y a los niños como el pilar fundamental del país en un futuro. Se acerca bastante a la realidad de la familia cubana, que es precisamente lo que se está buscando con la nueva Constitución», comenta Medina, sentada en el borde de la cama donde ha estado ingresada desde el pasado martes.

Según ella, todas las pacientes de su sala estaban preparadas para el día de hoy, y cuando llegó el momento esta mañana el proceso transcurrió exactamente como se les había informado días atrás. Ahora, desde la tranquilidad de su cama, pone en perspectiva el momento que le ha tocado vivir como futura madre cubana.

Mesa electoral en Hospital Materno
A la altura de las 11:00 de la mañana, más de 200 personas habían pasado por la mesa electoral ubicada en la institución de salud. (Foto: Gabriel López Santana)

 

—¿A tu juicio, qué aspecto debe mejorar fundamentalmente para el desarrollo de la familia como institución?

—Pienso que todavía hay que mejorar desde el punto de vista laboral y salarial. Aunque la economía del país, y de la familia por supuesto, ha mejorado con el cuentapropismo, me parece que desde el Estado es necesario perfeccionar algunos sectores como el de Justicia, por ejemplo. Hacemos un trabajo bien importante y los problemas con el salario hacen que el profesional se sienta un poco subvalorado.

«Entonces, a la hora de formar una familia ya aparece otro tipo de situaciones que se necesitan resolver. De manera general, ello se nos hace un poco difícil a los cubanos por esa razón. Es necesario que los miembros principales de cada una de las familias puedan encontrar una solvencia que les permita, al menos, cubrir los gastos que trae consigo la paternidad»

—¿Te parece que el proceso se discutió lo suficiente?

—Creo que sí. Los comentarios no solamente fueron muchos, sino profundos. En nuestro centro laboral pudimos evidenciar eso, la profundidad con la que cada cual se acercó al proyecto. 

—De manera general qué te parece el documento

—Estoy complacida, feliz con la nueva Constitución. Refleja nuestra realidad y está hecha para que perdure en el tiempo. A partir de lo que se establezca ahí, se nos permitirá crecer como país, desde la familia y el resto de las instituciones que integran nuestra sociedad. Si no estuviera aquí hoy, estaría en una mesa en mi barrio. Me hubiese gustado estar allá, pero la prioridad ahora es otra.

Precisamente, para aquellos cuya prioridad es otra —nada menos que la de preservar la natalidad de la provincia más envejecida de Cuba—, fue diseñado este sistema de votación. «Este es un proceso que nos favorece a todos en la sociedad», asegura la doctora Nailan García. «Por eso es que estamos acá hoy, votando desde el hospital, en medio de una guardia de doce horas. Tener la posibilidad de que exista un colegio acá demuestra que se nos tiene en cuenta», concluye.

Cuando termine este histórico domingo, los cubanos habrán decidido el futuro constitucional del país. En el «Mariana Grajales» se celebrará el resultado, por supuesto, pero solo el tiempo necesario. Luego, habrá que volver a asegurar las vidas de aquellos que perfeccionarán el proyecto por el cual padres como Nailan y Nadia trabajaron.

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.