Cultura de resistencia detrás de las cámaras

Los cineclubistas cubanos reunidos en el Festival de Invierno de Santa Clara reafirman su compromiso con la defensa de la cultura e identidad cubanas.

Edición 34 del Festival de Invierno del Cine Club Cubanacán.
Cada año los cineclubistas cubanos se reúnen en el Festival de Invierno de Santa Clara para exponer sus creaciones. (Foto: Francisnet Díaz Rondón)
Visto: 683

Muchas de las obras presentadas a concurso en la edición 34 del Festival de Invierno que se desarrolla en Santa Clara, reflejan de manera honesta la vida de personajes de pueblo, comunidades humildes, o exponen cómo piensa, vive o se manifiesta el pueblo cubano, desde una perspectiva sociocultural auténtica.

Es encomiable que grupos de aficionados dediquen parte de su tiempo a hacer productos audiovisuales dignos sobre temas propios de su comunidad, culturales, artísticos e históricos, pues con el tiempo se convierten en fehacientes testimonios de parte de la historia de una nación. Recrean con la verdad nuestras propias visiones sin esperar que otros lo hagan desde una posición distante, manipuladora e incluso arrogante.

Debate de cineclubistas en el Festival de Invierno, Santa Clara 2017.
Los cineclubistas analizan y debaten las obras en concurso. (Foto: Francisnet Díaz Rondón)

 En ese sentido, los cineclubistas tienen muy bien definido el papel que desempeñan en un mundo cada vez más globalizado y manipulado a través de las transnacionales de la comunicación, fenómeno solo contrarrestado por una cultura de resistencia.

Para Mario Rodríguez Naite, vicepresidente de Creación de la Federación Nacional de Cineclubes de Cuba (FNCC), mientras exista un movimiento de cine aficionado, el archivo fílmico nacional estará en  buenas manos.

«Hemos aprendido que nuestra creación no está reñida con lo profesional, pues hay obras de cineastas aficionados que ya forman parte de la cultura audiovisual de este país. Lo importante es que el público sepa la labor de estos creadores que hacen cultura comunitaria, porque cuando el cine profesional no puede llegar al barrio, a la localidad, estos muchachos encuentran espacios para reflejar todas las emociones, los personajes, la historiade lo que pasa en su entorno.

En ese aspecto concuerda Ramón Leonardo Cabrera Figueredo, vicepresidente de apreciación de la FNCC:

Ramón Leonardo Cabrera Figueredo, vicepresidente de apreciación de la Federación Nacional de Cineclubes de Cuba (FNCC).
«El audiovisual es muy necesario para la lucha que mantenemos contra la hegemonía mediática a nivel internacional», manifestó Ramón Leonardo Cabrera Figueredo, vicepresidente de apreciación de la Federación Nacional de Cineclubes de Cuba (FNCC).

«En este momento el audiovisual es muy necesario para la lucha que mantenemos contra la hegemonía mediática que a nivel internacional presiona a los países del tercer mundo de Latinoamérica. Nuestro país es un farol de libertad y cultura.  Estamos ante la presencia de muchas personas que desde la comunidad están haciendo para defender la cultura cubana», expresó.

Hoy serán las premiaciones del más importante evento cinematográfico de cine aficionado en el centro del país, pero más allá de los galardonados, el Gran Premio será para todos aquellos que no cejan en el empeño de mantener viva y registrar para el futuro nuestra real identidad.

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.