Vueltas: fuego, cultura y tradición

Dos barrios se enfrentan en Vueltas para mostrar su arte parrandero.

Carroza de los jutíos, Vueltas
Carroza de los jutíos de Vueltas. (Fotos del autor)
Visto: 1275

La calma del pueblo se torna en huracán. El alba acompaña a los miles de Jutíos y Ñañacos voltenses que trabajan sin cesar para dar forma a sus carrozas.  

Tal vez por eso Vueltas, en parrandas, sea hija de la alegría. Todo un año de espera para ver en la calle la marea roja y azul, para que los Ñañacos y Jutíos muestren su arte parrandero.

El pueblo siente suya cada obra, se apodera de ella y la convierte en parte de su esencia. Entre risas, lágrimas, abrazos y besos celebran la victoria de su barrio. Jamás se podrá medir el calor humano desprendido por los apasionados seguidores. Solamente sentirlo.

Los dioses compusieron el tiempo

El 2 de febrero se suspendieron las salidas de las carrozas por las lluvias, hecho sin precedentes en el poblado. Al día siguiente, la tempestad se fue corriendo. Al parecer, la orden vino «desde arriba», pues también querían presenciar la fiesta.

Changüi de los jutíos, Vueltas
Changüí de los Jutíos de Vueltas. (Foto del autor)

El barrio Occidente Jutíos presentó su alucinante obra Los tres reinos en alusión a Hades, Poseidón y Zeus, dueños del Erebo, de los mares y océanos, y del Olimpo, respectivamente. Mostraron trajes elegantes y el fuego tuvo una coordinación precisa. Todo aquel que quiso pudo beber agua bendita con la conga La Tinaja al ritmo de su changüí.

El trabajo estuvo dedicado a los que ya no están, en especial a Jorge Luis Ramos Jiménez, un sastre fiel, creador de innumerables personajes, colaborador indiscutible del barrio rojo, quien falleció hace un mes.

Todos los caminos llevan a Roma

Con el título Roma: símbolo de eternidad, la carroza ñañaca esculpió con pasajes históricos la grandeza del imperio.

La leyenda reflejó como esta ciudad fue un referente en la antigüedad y se convirtió en la capital del mundo. Las hazañas de sus líderes, el emperador Julio César, Marco Antonio, tuvieron su espacio en la carroza. Presentaron la vestimenta típica de los romanos con una excelente combinación de tonalidades. La artillería hizo gala de su poder con un despliegue de voladores y morteros. Un mar de personas bailaron con La conga La Chancleta, el tren azul de arrolladora música.

Carroza de los ñañacos, Vueltas
Carroza de los Ñañacos de Vueltas. (Foto del autor)

Para que la tradición no muera

Hoy vuelve la calma, el pueblo regresa al trabajo y la parranda queda atrás. Sé que el tema de conversación en todas partes será quién ganó. ¿Jutíos o Ñañacos? ¿Quién tiró más fuego?

Las respuestas estarán marcadas por el fanatismo de cada cual por su barrio. Al final, sale ganando el pueblo voltense, que goza y disfruta de sus fiestas. Esas que son patrimonio cultural de la nación y que hace que los días parezcan cortos. Felices somos todos aquellos que vivimos con prisa, pero la auténtica muestra de alegría nos detiene. En Vueltas, desde los niños hasta los ancianos comparten el ímpetu de crear, de soñar y de defender su tradición parrandera.

Video:

Se han publicado 7 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • El docente

    Visito, casi todos los años a Vueltas durante las fiestas parranderas. No he visto en ningún otro lugar tanto fervor, tanta pasión por estas fiestas tradicionales; pero además, tanta imaginación a favor de la manifestación cultural. Desde mi punto de vista, mucho mejor que en otras plazas parranderas del país. Gracias a los voltenses por el espectáculo que brindan para Cuba cada año.
    Nos entristece que la tradición mayor de muchos pueblos de las provincias centrales se esté esfumando, amén de que de forma oficial se diga otra cosa. El pueblo de Vueltas, sus dirigentes, sus decisiones, es otra cosa. Hay que seguir el ejemplo de ellos, indagar, especialmente aquellos que estamos muy rezagados, dentro de los que incluyo especialmente al municipio de ENCRUCIJADA.

  • Nelly

    Que Dios Bendiga sus palabras, docente, yo soy Voltenses, y asi mismo es tal y como usted lo describió, entiende lo que sentimos tal y como es, ¿acaso usted es nativo de aqui? para no serlo nos entiende bastante, solo me resta agradecerle por sus palabras.

  • Yordany Lugo

    Nelly muchas gracias, si soy nativo de Vueltas, hoy todavia me cuesta trabajo comprender esa pasión por eso solamente la vivo.Muchas gracias por sus palabras es un honor y motivo de entrega

  • Yordany Lugo

    el docente muchas gracias las fiestas, son del pueblo y si este no se apropia de ellas es complicado que sean motivo de orgullo

  • Oli@

    Gracias a los voltenses por mantener viva la tradición, eso tenemos que hacer todos los que vivimos en municipios parranderos, conservar nuestro patrimonio cultural con pasión y con fervor, por encima de todas las dificultades.

  • del Centro

    Cuando los "Pilongos" tendremos un carnaval o fiesta popular como estas. Tenemos las mejores tradiciones de Cuba, atesoradas en Remedios, Vueltas, Camajuani y algo también en Caibarien,,,,, pero Santa Clara es un desastre. Deberían las autoridades del gobierno de la capital aprender de estos lugares. Alegría, tradición, cultura, festejos, disfrute y un gancho para el turismo también.

  • Yordany Lugo López

    Muchas gracias por el comentario Oli@,las tradiciones hay que defenderlas porque son parte del patrimonio cultural nuestro y constituyen un elemento autóctono de nuestra idiosincrasia