Fiel y con Sed de Belleza

A propósito de los premios Ser Fiel 2018 y Sed de Belleza, otorgados en la recién concluida Feria Internacional del Libro, Vanguardia conversó con los escritores Lorenzo Lunar y Yandrey Lay Fabregat .

Visto: 975

La 27 Feria Internacional del Libro en Villa Clara devino espacio idóneo para agasajar a quienes impulsan desde su quehacer creativo e investigativo el arte de las letras en el territorio.

Para satisfacer su Sed de Belleza, la editorial homónima villaclareña premió el ensayo Indagación de la sombra, proposiciones sobre la dinámica de los sistemas sociales, del joven periodista y escritor Yandrey Lay Fabregat.

A manos de Lorenzo Lunar Cardedo, una de las voces imprescindibles de la narrativa cubana contemporánea, fue a parar el Premio Ser Fiel 2018, dedicado a estimular a escritores, investigadores y artistas que sobresalen en líneas de creación y promoción vinculadas al legado del intelectual villaclareño Samuel Feijóo.

La luz de Yandrey

El escritor esperanceño Lay Fabregat apostó por un texto basado en la ciencia de la complejidad, que aborda dos principios fundamentales en la evolución y conservación de los sistemas sociales: el morfogenético y el morfo- estático.

Yandrey Lay Fabregat
Yandrey Lay Fabregat. (Foto: Francisnet Díaz Rondón)

«Trato la competitividad en la sociedad. Ese deseo humano de alcanzar posiciones de mayor energía en una estructura social determinada, lo cual propicia una distribución fractal, inexplicable por las teorías clásicas, que determina la existencia de una élite y una masa en pugna», explica.

También expone que si el ser humano no cambia su planteamiento existencial, podemos profetizar el fin de la historia. «Tenemos un mal de fondo que es nuestra organización espontánea, tal como animales en la naturaleza, que se equilibra a sí misma para conservar los ecosistemas. Pero el hombre ha logrado rebatir cualquier mecanismo de autocontrol, y ello provoca que la sociedad humana sea un sistema al borde de la crisis».

Acerca de la dualidad de conceptos en que se bifurcan sus reflexiones, con alto basamento teórico, expone que el principio morfo- genético es el que interviene en la evolución del sistema y se basa en un ciclo irracional de prueba y error.

Mientras que «el principio morfoestático es el conservativo y cuando el sistema entra en crisis propone tres estrategias básicas: transformar su organización; apostar por sociedades de pocos miembros, con necesidades reducidas y bajo nivel tecnológico, que proscriban las guerras y regulen la descendencia; y prescindir de una parte del sistema, la más radical de las soluciones de preservación».

Yandrey Lay
Idier García, director de la editorial Sed de Belleza, entrega el premio a Yandrey Lay. (Foto: Francisnet Díaz Rondón)

El volumen literario ganador del premio Sed de Belleza llega como un llamado a la autorreflexión, una oportunidad, para en la intimidad del contacto libro-lector desconectar de la enajenación, y valorar nuestras actitudes consumistas, dependientes y maniqueas.

«Estamos viviendo en un mundo caótico, oscuro e inestable, y el libro es la luz que yo encontré para refugiarme, y el hilo de Ariadna que les tiendo a los lectores. Si alguien puede sentirse cobijado por mi obra, arropado, consolado o incluido en sus reflexiones, para mí sería el premio mayor», confiesa Yandrey.

Diablito devoto

La admiración de Lorenzo Lunar hacia el más sensible Zarapico se construyó a partir de coincidencias que tejieron un camino cercano al folclor y lo popular. «Uno de los primeros libros que me leí con seriedad fue Vida y obra completa del poeta Wampampiro Timbereta, y a partir de ese momento el protagonista picaresco fue uno de mis héroes favoritos junto con los de Julio Verne y Emilio Salgari», recuerda.

Lorenzo Lunar
(Foto: Archivo)

Cuenta que la obra de Feijóo desde niño le resultaba extremadamente simpática y que comenzó su carrera de escritor acercándose a la revista Signos y a la Editorial Capiro, cuarteles insignes de la cultura feijoseana.

«Lo tengo como esencia e inspiración que guía mi literatura. No tuve la gracia de poder conocerlo personalmente, pero en cada institución cultural villaclareña se respira su presencia. Yo lo admiro y quisiera ser como él».

Sin duda, el premio le viene como anillo al dedo, pues busca «ser un intelectual popular para dirigir mi obra hacia la comunidad, hacia el pueblo y esa es también la esencia del proyecto cultural La Piedra Lunar».

Calificado por el escritor e investigador popular ya fallecido René Batista Moreno como el diablito más juguetón de la literatura villaclareña, Lunar asegura que «recibir este premio por preservar la imagen de Feijóo y continuar su legado cultural constituye la satisfacción más grande.

«Una aureola feijoseana nos rodea para no perder la memoria popular, para divulgar la cultura y reír, sabiéndonos útiles, apostando por lo variopinto y singular del sabor criollo».

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.