Benny Moré «cantó» en el teatro La Caridad (+Fotos)

Un concierto homenaje por el centenario de Benny Moré constituyó el colofón de la XXVIII Feria Internacional del Libro y la Literatura de Villa Clara.

Bobby Carcassés, Tony Guzmán y Rafael Díaz. (Foto: Ramón Barreras Valdés)
Visto: 1754

El Benny cantó en el teatro La Caridad de Santa Clara; se sentía y se palpaba en el aire su voz inigualable, su música eterna. Allí estaba, desde el momento en que la recién armada big band del cantante y director de orquesta Antonio (Tony) Guzmán sonó los primeros acordes en la mágica noche de este domingo 7 de abril, en la clausura de la XVIII edición de la Feria Internacional del Libro y la Literatura villaclareña.

Toda Cuba celebra el centenario del Bárbaro del Ritmo, y Santa Clara no podía quedar detrás. Fue un concierto para él, con toda la seriedad y respeto que merece el más ilustre de los hijos de Santa Isabel de las Lajas, pero con la cubanía y sabrosura inherente de su obra.

Tony Guzmán
(Foto: Ramón Barreras Valdés)

Cada nota, cada compás y cada ritmo era Benny; cada melodía, melisma o tono, sonaba a Benny. El público lo sintió, lo disfrutó, lo bailó, lo vivió de principio a fin. Tony Guzmán sacó su corazón del pecho y se lo entregó a Benny. El hijo de Rancho Veloz se agigantó en el centro de la isla.

Rafael Díaz
Rafael Díaz Contreras (La Voz del Diablo), uno de los últimos integrantes de la jazz band de Benny Moré. (Foto: Ramón Barreras Valdés)

Para tal «atrevimiento» se rodeó de grandes amigos de la música. Además de los muchachos de su orquesta Sabor Latino, Tony se apoyó en la maestría del showman Bobby Carcassés, en el virtuosismo del trompetista cienfueguero Eduardo Reyes, y en la sabiduría del veterano saxofonista ranchuelero José Díaz (Pepe el Manco), quien tuvo la dicha de tocar junto al Bárbaro.

Mas, la magia inundó la gran sala teatral cuando tomó el micrófono Rafael Díaz Contreras, uno de los últimos integrantes de la jazz band de Benny Moré, quien apodó a su amigo santaclareño La Voz del Diablo, y que a sus 85 años canta como «Dios manda».

Nadie quedó impasible en el asiento, ni en la calle (se colocó una pantalla gigante fuera del teatro para transmitir en vivo el concierto) con la música que legó para la historia el gran Benny.

Cienfuegos, Elige tú, Y hoy como ayer, Soy campesino, Rumberos de ayer, Perdón (que hicieron a dúo Guzmán y Carcassés), Yiriyiribón, Mi amor fugaz, Tú me sabes comprender, Preferí perderte, Trátame como soy, Bonito y sabroso, ¡Qué pena me da!, Mata siguaraya y ¡Qué bueno baila usted! estremecieron hasta el alma.

Santa Clara rindió homenaje a Benny Moré, y no dudemos que el Bárbaro, desde el más allá, con su bastón y sombrero, sonríe a plenitud y nos bendice.

Bobby Carcassés
Tony Guzmán se apoyó en la maestría del showman Bobby Carcassés. (Foto: Ramón Barreras Valdés)
Danzantes que acompañaron las canciones del Benny Moré. (Foto: Ramón Barreras Valdés)
José Díaz
El veterano saxofonista ranchuelero José Díaz (Pepe el Manco), quien tuvo la dicha de tocar junto al Bárbaro del Ritmo(Foto: Ramón Barreras Valdés)
Tony Guzmán y Rafael Díaz
(Foto: Ramón Barreras Valdés)
Bobby Carcassés, Tony Guzmán y Rafael Díaz.
Tony Guzmán, Bobby Carcassés y Rafael Díaz. (Foto: Ramón Barreras Valdés)
Bobby Carcassés, Tony Guzmán y Rafael Díaz.
(Foto: Ramón Barreras Valdés)
Reconocimiento para Bobby Carcasés y Rafael Díaz
(Foto: Ramón Barreras Valdés)
Reconocimiento para Tony Guzmán y Rafael Díaz
(Foto: Ramón Barreras Valdés)

Se han publicado 5 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Anselmo

    Merecido homenaje al Bárbaro del Ritmo, Benny Moré, en su centenario.
    Cabe señalar que el cantante , compositor, director e ingeniero, Antonio (Tony) Guzmán Rodríguez, una de las voces más completas del panorama musical cubano (sonero, bolerista y baladista), merece una mejor promoción a nivel nacional e internacional, pues en varias ocasiones no es programado en los grandes eventos musicales del país, ni incluido en los emblemáticos proyectos, que giran por el mundo.
    Inexplicablemente, no aparece en la nómina del Club de los Soneros Dorados.

    • Francisnet Díaz

      ¡Muchas gracias por su comentario, Anselmo! Y lo respaldo en cuanto a darle más promoción al maestro Tony Guzmán, un verdadero y auténtico artista, defensor de lo mejor de la música cubana. Al parecer, ha sido víctima de aquello de la «fatalidad geográfica» y no es conocido en todo el país como debería serlo, porque Guzmán es tan, y más, grande que muchos nombres que hay por ahí. Saludos, y gracias una vez más.

  • TaniaMtzas

    Coincido con Anselmo, merecido homenaje al Benny.
    Y también con lo que dice al respecto de Tony Guzmán, tiene un camino recorrido en la música, defendiendo la auténtica música cubana y no se promociona y programa como es debido, pero sigue ahí trabajando incansablemente desde hace muchísimos años, en lo personal me dio mucha alegría hoy en la mañana cuando dieron la noticia en TV en las culturales y te vi junto a otros grandes, porque tu también eres grande, FELICIDADES TONY, también a tu Poder Latino que lleva años poniendo en alto la música cubana.

    • Francisnet Díaz

      Gracias, Tania, por su comentario. También muy verdaderas sus palabras.

  • Antonio Guzmán Rodriguez

    Gracias mis amigos ,creo que lo que he hecho es defender a capa y espada lo que es nuestro y lo que me enseñaron a hacer.
    Aprendí con los grandes,trabaje con mucha gente muy profesional y de mucha cubanos y eso jamás se separará de mi arte.Esa palabra la llevo como bandera y donde quiera que estoy soy eso un CUBANO .
    No importa que jamás haya pensado en emigrar a otras latitudes y mucho menos establecerse en la capital de todos los cubanos.Ni siquiera vivo en Santa Clara .Soy feliz en mi pueblito natal,si,a mucha honra ,Soy de Rancho Veloz ,municipio de Corralillo y también de mi Santa Clara donde llevo más de 40 años ,siempre como visitante y trabajador. Gracias por esas inmerecida palabras.