Proyecto Millenium: El paraíso de los muebles

Un taller de artesanos en el municipio Placetas realiza interesantes e importantes trabajos con muebles.

Proyecto Millenium, Placetas, Villa Clara
La calidad en cada pieza distigue a Millenium. (Foto: Francisnet Díaz Rondón)
Visto: 1886

El aserrín, el polvo y el ruido revelan al visitante el intenso trabajo que se realiza en el taller del Proyecto Millenium, en Placetas, especializado en la confección y restauración de muebles de madera y perteneciente al Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC).

Con el transcurso de los años el grupo ha adquirido experiencia y prestigio por la calidad de sus productos. En el Salón Provincial de Artesanía Artística, organizado por la Asociación Cubana de Artesanos Artistas (ACAA) de Villa Clara en el 2017, obtuvieron premio con un juego de terraza, y en la pasada Feria Internacional de Artesanía Fiart 2018 alcanzaron mención.    

Bajo la guía del artesano José Eduardo González, «Milleniun» comenzó sus primero pasos en el año 1998, y en el 2006 se consolidó como proyecto. Desde entonces, realizan una labor encomiable en el trabajo de la mueblería, con un sello de calidad impregnado en cada una de las obras.

«Somos seis artesanos y 18 trabajadores contratados. Además, tres jóvenes que se sumaron mediante un contrato verbal como aprendices. Si logran trabajar con disposición y desean continuar con nosotros, los contratamos con toda la documentación legal.

«A "Millenium" lo distingue mucho lo contemporáneo, el estilo minimalista, y también la restauración de muebles, tanto antiguos como modernos. Es lo que más nos satisface», explica José Eduardo.

Proyecto Millenium, Placetas, Villa Clara
El tapizado, una de las especialidades dentro del taller. (Foto: Francisnet Díaz Rondón)

Cabe señalar que el proyecto hizo un gran aporte en la recuperación de los inmuebles de la cayería norte de la provincia, tras el paso del huracán Irma, específicamente en el hotel Ensenachos. Los artesanos fueron convocados por la dirección del Partido en Placetas, e inmediatamente acudieron a brindar su ayuda.

«Trabajamos en condiciones bien difíciles, pues escaseaba el agua y apenas había corriente, hasta que se normalizaron los servicios básicos. El hotel sufrió mucho, pues se dañaron parte de las estructuras del techo y de su mobiliario, el que logramos restaurar en muy corto tiempo», rememora.

Los integrantes de proyecto repararon, además, varias áreas de la edificación, como el lobby, el café, lobby-bar, buffet, oficinas y salones de reuniones, entre otros espacios.

«Fue una labor de mucho tiempo y esfuerzo, tanto físico como mental. Pero ya el primero de noviembre abrió el hotel, funcionando al 50 por ciento de las capacidades», manifiesta José Eduardo.

En el taller existe una gran organización y seguridad, las cuales se afianzan por la disciplina de todos los trabajadores. Cables eléctricos protegidos, el uso de medios de protección y cada herramienta resguardada en su sitio, demuestran el sentido de la responsabilidad imperante en el lugar.

«Millenium» no cesa de crear, y cada día se empeñan en aportar más a la sociedad bajo el signo de la belleza y la calidad.

Se han publicado 1 comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Ruffini

    Este tipo de proyecto merece más apoyo para sustituir importaciones.