Talentos de verdad

La agrupación musical Son de Verdad, del municipio Camajuaní, en Villa Clara, desde hace cinco años cosecha éxitos dentro del movimiento de artistas aficionados de la provincia.

Visto: 1112

Apenas comienzan a interpretar la primera canción el público queda hechizado por el talento y la calidad del grupo infantil Son de Verdad, que desde hace cinco años regalan su música en disímiles escenarios de la provincia y del país.

Creado y dirigido por el músico Antonio Sequeda Toledo, quien durante diez años ejerció como instructor de arte, Son de Verdad, del municipio Camajuaní, se ha convertido en una revelación dentro de la joven cantera de artistas del movimiento aficionado, aunque pudieran llegar a mucho más.

son-de-verdad

Desde su inicio en la escuela primaria Roberto Rodríguez hasta la actualidad, la labor de la novel agrupación ha llamado la atención de figuras de la talla Pancho Amat, Lidis Lamorú, Buena Fe y Jesús (Aguaje) Ramos, director del Buena Vista Social Club.

«La maestra de quinto grado hizo un matutino en el que mi hijo tocaba el bongó junto a sus compañeritos de aula, y noté que tenían talento. Desde entonces decidí armar un grupo con ellos y me tracé una línea de trabajo», cuenta el maestro Sequeda Toledo.

«Busqué un repertorio de acuerdo a sus capacidades, pues todos son empíricos, sin estudios musicales. Comenzamos las clases con ayuda de músicos de la Banda Municipal de Concierto de Camajuaní, y así fuimos avanzando».

antonio-sequedaAntonio Sequeda Toledo. (Fotos: Carolina Vilches Monzón)Según Sequeda, en el municipio los han apoyado muchas personas e instituciones como el Gobierno, el Partido, Cultura, entre otras, sin los cuales hubiese sido más difícil el camino.

«Los padres han apoyado también. Fuimos creciendo a base de mucho ensayo y disciplina desde que cursaban la primaria. Ahora están en la escuela de economía de Hotelería y Turismo, excepto el trompetista que está en 8vo grado. No ha sido fácil lidiar con los problemas propios de la adolescencia. Ya pasé las etapas de los novios y novias (ríe)».

El director, también integrante del reconocido grupo villaclareño Quinteto Criollo, no considera
a la agrupación una defensora del son cubano, sino representante del género, porque ya al interpretar los propios temas soneros lo defienden.

El duro trabajo, los ensayos constantes en la casa de cultura del municipio, la perseverancia y el amor por la música cubana, ha conllevado a que Son de Verdad alcance logros como el Gran Premio en el llamado Festival de Valores «Cuba, qué linda es Cuba».

Pancho Amat los invitó a su peña del Cabildo del Son, y fueron convidados a participar en el Festival Matamoros Son, en Santiago de Cuba.

Son de Verdad es un ejemplo de que los jóvenes sí gustan de la buena música. Ellos alegran a miles de personas con nuestros géneros, que cuando se hace con el corazón, cautivan y enamoran.

Integrantes de Son de Verdad:

Alejandro Sequeda González (bajo), Otoniel González Ramos (voz), Yolanda Camacho Mena (voz), Ana Esther Hernández Gómez (voz), Juan José Cubillas González (voz), César Damián Prieto Monroy (bongó), Marco Antonio Rojas Márquez (güiro), Yodiel García Montero (trompeta), Samuel Díaz Gómez (tres), Víctor Antonio Hernández Hurtado (maracas) y Pablo Verdecia Martínez (guitarra).