Parásitos, de cara a los Oscar

En la carrera final por los codiciados y polémicos Premios Oscar, destaca el filme surcoreano Parásitos, una interesante propuesta audiovisual que Vanguardia te propone.

Parásitos
(Foto: Tomada de Internet)
Visto: 589

El mundo está lleno de buen cine y malos cinéfilos, de buena música y terribles oyentes, de increíbles libros y pésimos lectores; en fin, de grandes artistas y una audiencia incapaz de seguirles el ritmo.

Hay quienes hablan de una decadencia en las producciones artísticas y de comercialización y ventas en detrimento de los valores. Pero sin lugar a dudas, también existe un público que no sabe dónde buscar y se «desordena» con lo primero que le cae en las manos.

Para ellos nace Horas libres, un espacio desde Vanguardia para sugerirte excelentes propuestas para esos días, en que la televisión cubana amenaza con matarte del aburrimiento y no sabes qué buscar entre los gigas y gigas del paquete semanal.

Pero no sigamos dilatando el asunto y mejor vamos al tema de esta semana: «Parásitos», una película con una valoración de 99 % de aceptación en Rotten Tomatoes (esa página de Internet que lleva a la «tabla» a cuanta película o serie alguna vez haya existido),  ganadora del Globo de Oro, hace menos de una semana, a mejor película de habla no inglesa y la primera película surcoreana en obtener una nominación a los Oscar.

«Parásitos» es una sátira social nada más y nada menos que surcoreana —sí, del mismo país donde salen tantos doramas sosos— y desde su lanzamiento se convirtió en un éxito para la crítica especializada y la taquilla.

¿Por qué verla? He aquí nuestras tres razones.

Primero: no te vas a aburrir. Durante 132 minutos, el director y guionista Bong Joon-ho, entreteje una historia cargada de un humor negro y refinado, en la que la familia protagonista vive situaciones hilarantes, pero que al fin y al cabo te hacen reflexionar sobre la disparidad social.

Segundo: personajes simpáticos y empáticos. Quizás no se hubiese logrado tan buena película si sus protagonistas le hubiesen fallado al guion. Los Ki y los Park logran ganarse al público, unos por vivos y otros por ¿bobos?, pero todos juntos completan un elenco que atrapa al público y crea simpatías y rencores.

Tercero: el ritmo. Otro ejemplo de por qué no te aburrirás. Parásitos no se detiene, suma una situación a otra, no hay cabida para el tedio ni para largas escenas, y mucho menos monólogos exhaustivos. De hecho, la profundidad de sus diálogos radica en su propia sencillez («Ellos son amables porque son ricos», plantea una alcoholizada Chung-sook, y así resume magistralmente la película y la sociedad actual).

Así arrancamos en este nuevo año y, por supuesto, esperamos tus opiniones y sugerencias. Escríbenos a lseco@vanguardia.cu, y comparte con el resto de los lectores buenas opciones para disfrutar en sus horas libres. Vanguardia espera por ti.

Se han publicado 1 comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • gretter

    Parasite : el cine como herramienta política
    Luego de una traumática experiencia en el 2017 cuando su cinta Okja de Netflix no pudiera competir en el Festival de Cannes, Bong Joon-ho gana la flamante Palma de Oro con Parasite este 2019
    Tanto Gi Taek como su familia están sin trabajo. Cuando su hijo mayor, Gi Woo , empieza a recibir clases particulares en casa de Park , las dos familias, que tienen mucho en común pese a pertenecer a dos mundos totalmente distintos, comienzan una interrelación de resultados impresivibles.
    Desde el inicio la película se presenta como una historia apegada a la comedia negra con esa escena de los personajes tratando de conectarse a una wifi gratis, una metáfora que prepara al espectador para lo que seguirá
    Como ya es costumbre en el cine coreano y específicamente en el de Bong Joon-ho el discurso en tono de parodia será una constante a lo largo de sus casi 3 horas de metraje, algo que insólitamente no es molesto
    Parasite es una cinta interesante a nivel argumental , el director mezcla varios géneros , desde el drama , el surrealismo, uncluso el terror
    La composición de planos , el uso de la música, la fotografía , dan la visualidad necesaria para adentrarnos en el mundo de estas dos familias totalmente opuestas provocando que el espectador sea un personaje más
    Bong Joon-ho hace de su obra una herramienta política , una crítica social al sistema en el que vive y vuelve a sus raíces como lo hizo en la fantástica The host , retoma la tensión de Snowpiercer y mantiene el humor de Okja, creo que Parasite es su trabajo más sólido
    El inexplicable giro de guión da la estocada final a una película que nunca deja de sorprender y que crece hasta llegar a un desenlace violento y onírico
    Inmensos Song Kang-ho, Lee Seon-gyun, Jang Hye-jin, Cho Yeo-jeong, Choi Woo-sik y Park So-dam , todos representan sus roles con emotividad , impresionantes
    No sé si Parasite fuera la mejor película en Cannes , lo que me queda claro es que no hubo otra como ella