Un patio para todos

El proyecto sociocultural El patio de todos, en la ciudad de Remedios, se ha convertido en un espacio donde los vecinos de la comunidad e invitados disfrutan del buen arte.

Joel Pérez Soto (derecha), promotor cultural y artífice de la peña El patio de todos, en Remedios. (Foto: Francisnet Díaz Rondón)
Visto: 1294

Gracias a mi buen amigo, el escritor y editor Alejandro Batista, tuve la oportunidad de visitar, en la pintoresca ciudad de Remedios, un espacio sociocultural donde la única intención es ¡pasarla bien!, según palabras de su creador, el promotor cultural Joel Pérez Soto.  

Se trata de La peña El patio de todos, fundada hace cuatro años y con sede en la propia vivienda del artífice de la iniciativa. Asisten artistas, vecinos, niños e invitados, que comparten como familia y disfrutan, en un ambiente agradable, música, poesía y lecturas de libros.

Rememora Joel que la peña surgió por la necesidad de un espacio de esparcimiento sano con ofertas culturales. Gracias al apoyo y coordinación de la Dirección Municipal de Cultura, el proyecto salió adelante y la gente lo agradece y disfruta.

Personas de todas las edades disfrutan de las diversas propuestas de la peña. (Foto: Francisnet Díaz Rondón)

Explica que al principio iban pocas personas, pero ahora casi no alcanzan las sillas. «El patio de todos» comienza con una sección dedicada a los niños y niñas, con rifas y juegos, organizada por su pequeño hijo, Diego Pérez García. Acto seguido dan paso a las actividades para los adultos.

En cada encuentro la música corre a cargo de cantantes y agrupaciones, como el intérprete Carlos Jiménez y el conjunto aficionado Los Tradicionales. También invitan a un artista de la plástica, quien participa durante la actividad en la exposición de sus obras —en el cuarto aniversario, la peña homenajeó al remediano Alexei Gómez—.

Lo más característico de esta peña es la diversidad de las propuestas. Hay para todos los gustos. No sobreponen o discriminan una manifestación en detrimento de otra, sino que las hacen convergir de manera orgánica.

El grupo aficionado Los Tradicionales, uno de los habituales en El patio de todos. (Foto: Francisnet Díaz Rondón)

En la oportunidad que estuve allí se realizaron presentaciones de libros y revistas, y también lecturas de textos, los cuales el público asumió con atención.

Gran interés suscitó la novela Carro fúnebre, del escritor camajuanense Joel Sequeda, así como la revista A las raíces, puesta a disposición de los presentes por el investigador Rafael Lara —metodólogo nacional de Cultura Popular Tradicional y vicepresidente de la Comisión Nacional de Salvaguarda de Patrimonio Cultural Inmaterial del Ministerio de Cultura—, o las lecturas del escritor Jesús Díaz Rojas, entre otros.

Espacios como El patio de todos constituyen una señal de que la cultura y el buen gusto no se han extinguido del alma del pueblo, y menos aún mientras existan personas como Joel Pérez Soto, un ser que contribuye al bienestar de los demás impulsado por el amor a sus semejantes.

Se han publicado 2 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Julito

    EL PATIO DE JOEL, ES EL PATIO DE TODOS, MÚSICA, POESÍA, LA DÉCIMA PICARESCA Y TRADICIONAL, SUS LIBROS SOBRE PERSONAJES POPULARES DE LA VILLA Y EL LANZAMIENTOS DE OTROS CON VALORES CULTURALES DE DIVERSA TEMÁTICA, HACEN DE LAS NOCHES DE ESOS SÁBADOS, DÍAS PARA REPETIR. LASTIMA QUE YA NO DEJEN EDITAR EL BOLETÍN CULTURAL "EL REMEDIANO" CARGADO DE HISTORIA, LEYENDAS Y CULTURA IMPERECEDERA DE LA AÑEJA VILLA, DOCUMENTO QUE APOYABA EL ESTUDIO DE LA HISTORIA LOCAL DE UNA CIUDAD QUE EL PRÓXIMO 24 DE JUNIO CUMPLE YA 505 AÑOS DE FUNDADA, REMEDIOS, ESE DIAMANTE EMPOLVADO QUE NO HA ENCONTRADO QUIEN LO PULA, "LA BELLA", COMO LA CALIFICARA EUSEBIO LEAL.

  • Yaumara

    Tuve la oportunidad de disfrutar de junto a mi familia en el patio de todos. Espero repetir en otra ocasión, la pasamos muy bien junto al anfitrión, su familia y sus vecinos. Joel nos vemos....