Juana Bacallao, la cubana de las mil anécdotas

La reconocida show woman cumple 95 años de vida este 26 de mayo, todo un ícono de la cultura popular en la Mayor de las Antillas.

Juana Bacallao
Juana ha sido admirada y querida por varias generaciones de cubanos. (Foto: Tomada de Internet)
Visto: 2104

Juana Bacallao arribó este martes 26 de mayo a sus 95 años, y decenas de anécdotas rondan la existencia de la gran show woman de Cuba. De ellas las hay ciertas y con testimoniantes; otras, quizás surgidas del imaginario popular  —como siempre ocurre con las figuras de su estatura—, pero todas muy ajustadas a su personalidad.

Juana Bacallao
Juana vista por el caricaturista Ramón Díaz Yanes (Mongo), del suplemento humorístico Melaíto, de Villa Clara.

Para contarlas cualquier lugar viene bien; más aún si la conversación surge de manera espontánea, entre amigos o desconocidos, todos prestos a disfrutar las variadas historias sobre la popular artista, querida por varias generaciones.

Aquí comparto algunas con los lectores, escuchadas, leídas y coleccionadas a lo largo de los años.

¡Con tapa!

Cuentan que Juana integró un variado elenco de artistas cubanos para una gira en el exterior. En uno de los ensayos generales la show woman tuvo un desmayo y todos acudieron a socorrerla. La Reina del Cabaret no volvía en sí y alguien pidió un vaso con agua. Pero, otra persona sugirió darle mejor una lata de Coca Cola, pues el gas podía ser más efectivo para reanimarla.

De pronto, Juana abrió un ojo y con total determinación, advirtió: «Sí, pero me la traen con tapa, ¡con tapa!, que cualquiera me echa un “daño” y me jode». Y acto seguido volvió a su anterior estado de «desmayada».

Las figuras viajamos de incógnitas

Esta viene de la mano del escritor y poeta villaclareño Arístides Vega Chapú, quien la incluyó en su novela Lluvia colorada. La reproduzco tal como la relató el autor.

«Hace algo más de veinte años estaba El Escritor en una parada, en la Habana, con el poeta y periodista Bladimir Zamora, esperando un ómnibus para ir a la sede del Caimán Barbudo. En una parada que está en el mismo centro de la Habana Vieja se detuvo uno, que no era precisamente el que les servía para su destino. Bladimir se percató que entre sus pasajeros estaba Juana Bacallao. Llevaba una blusa de lentejuelas, una peluca rosada, protegida por un sombrerito de tejido amarillo y unos espejuelos de armadura roja.

«No eran aún las nueve de la mañana y él que, precisaba darle un recado, se acercó a la ventanilla más próxima a la que ella viajaba: “Juana, Juana, no dejes de pasar por la Egrem”, le dijo. Y ella, con una mirada, que si hubiese sido un dardo lo hubiera atravesado, le dijo: “Niño, aprende a ser discreto que las figuras viajamos de incógnitas”.  

«Junto a la risa de todos los viajeros, Juana Bacallao recibió una ovación que desde su asiento, puesta de pie y reverenciando a sus admiradores, agradeció».

El signo de Juana

Ya es conocida la difícil vida de Juana Bacallao antes del triunfo de la Revolución, etapa en la que no tuvo oportunidad de estudiar y formarse académicamente. Aunque resulte contradictorio, ese desconocimiento ha incidido de cierta forma en su personalidad y gracia natural, sobre todo a la hora de responder o hacer disertaciones.

Juana Bacallao
Durante su fecunda carrera, Juana ha sido agasajada en disímiles escenarios de varios países. (Foto: Tomada de internet) 

En una ocasión en que la entrevistaron, indagaron por su signo zodiacal. «¿Mi qué?», espetó ella al no deducir bien el «extraño» vocablo. El interlocutor trató de aclararle: «Su signo zodiacal, o sea, del horóscopo».

Al entender la pregunta, Juana, ni corta ni perezosa, asumió una pose de superioridad y respondió: «Ah, sí, ¡ostión!».

Después quieren viajar

Un aspecto de Juana Bacallao ignorado por muchas personas es su seriedad y exigencia al preparar un show. No solo su talento y sentido del humor han formado su personalidad, también una férrea disciplina consigo misma y con quienes trabajan a su lado. De ahí el éxito.

En un ensayo con su conocido grupo acompañante, Tiembla Tierra, los músicos no daban pie con bola con lo que les pedía la show woman. Una y otra vez Juana les hizo repetir una parte de la pieza musical, pero no se sentía satisfecha.

Ya un poco molesta, luego de lanzar una breve «descarga», les recriminó: «¡Y después quieren viajar!».

El perfume de Paco y de Nat King Kong

Estas dos historias se conocieron gracias al inolvidable escritor y humorista Enrique Núñez Rodríguez, quien las incluyó en su libro Gente que yo quise. Uno de los capítulos el autor lo dedicó a Juana, con quien sostuvo una estrecha amistad.

Cuenta el Hijo ilustre de Quemado de Güines que el famoso actor Francisco (Paco) Rabal visitó Cuba, y estuvo en el edificio del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT). Coincidentemente, la Bacallao también se encontraba allí, y un acompañante del invitado quiso presentárselo. «Mira, Juana, él es Paco Rabal».

La artista, quien sentía una gran admiración por el personaje, le extendió la mano y expresó: «Oh, qué honor, ¡me encantan sus perfumes!». Evidentemente, la diva cubana lo había confundido con el gran diseñador de modas, también español, Paco Rabanne.

Y si algo ha caracterizado a Juana Bacallao a lo largo de su vida ha sido su afilada lengua y agudeza para fulminar a cualquiera que intentara hacerse el gracioso con su persona.

Como sucedió con el cantante cubano de origen jamaiquino, Harry Lewis, quien no perdía oportunidad para meterse con ella. En una ocasión ambos se cruzaron, y Lewis atacó sin piedad: «¡Y qué, Rita Montaner!», a lo que Juana respondió como un rayo: «Aquí, ¡Nat King Kong».

La gente de la mafia

Juana Bacallao
Juana Bacallao ha sido considerada la show woman mayor de Cuba y Reina del Cabaret, por su gran carisma e histrionismo. (Foto: Tomada de Internet)

Cuentan que una importante delegación de políticos italianos se encontraba en Cuba invitada por el Gobierno cubano. Como parte de las atenciones hacia los invitados, fueron llevados a un show del icónico cabaré Tropicana.

En el elenco de aquella noche se encontraba Juana y, sabiendo las características de la estrella, el director artístico le advirtió con cierto nerviosismo: «Juana, allá afuera hay unos italianos invitados por el Gobierno de Cuba. Tú mira a ver lo que haces, que si no salimos por el techo».

Aturdida por la cháchara, le respondió: «¡Ay, chico, ya, deja la muela y déjame tranquila!». Al ser presentada con bombos y platillos, salió al escenario acompañada por una ovación. Juana, emocionada, comenzó a saludar al público de acuerdo con sus países de origen:

«¡Y qué dice la gente de México!», y los mexicanos respondían eufóricos. «¡Dónde está la gente de España!» y estos correspondían igualmente. De pronto, Juana se dirigió a la respetable delegación italiana y, saludando con una mano, soltó: 

«¡Y qué dice la gente de la mafiaaa!».

Están buenísimos y que se ponga pa’ las cosas

Juana fue una de las artistas invitadas en el inolvidable concierto efectuado en la Tribuna Antimperialista, el 12 de septiembre de 2013, donde el pueblo exigió la total liberación de los Héroes Cubanos, presos injustamente en cárceles estadounidenses.

Al concluir, la show woman vitoreó a los heroicos compatriotas, con su manera muy peculiar, que hizo sonar una masiva carcajada:

«¡Qué vivan los Cinco, y los suelten ya, que están buenísimos!».

Juana Bacallao
En la Tribuna Antimperialista, el 12 de septiembre de 2013, donde el pueblo exigió la total liberación de los Cinco Héroes Cubanos. (Foto: Tomada del periódico Trabajadores)

Concluyo este anecdotario con un relato contado por un amigo. Cierta vez, cuando ya el Comandante en Jefe se encontraba retirado de la vida pública, Juana se presentaba en un centro nocturno de La Habana. Entre los presentes se hallaba un hijo de Fidel, a quien la artista reconoció, y en medio de la actuación se le acercó y le dijo:

«Y qué, ¿cómo está el viejo? Dile que se cuide y se ponga pa’ las cosas».

Era la manera sencilla y natural con la cual Juana Bacallao mostraba su preocupación y cariño por el líder de la Revolución.

Se han publicado 9 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • luismo

    Neris Amelia Martínez Salazar es el nombre verdadero de esa "joya de la cultura cubana" que nació y pasó su infancia en la barriada de Cayo Hueso, en La Habana. Dicen que el descubridor musical fue Obdulio Morales, el compositor, quien, además la bautizó como Juana Bacallao, toda una leyenda artística de los cubanos y el mundo.

  • Caridad Miranda Martínez

    Me ha encantado este trabajo. Felicitaciones al autor. Lo primero que he leído hoy jueves, y créame que me anima el día. Gracias

    • Francisnet Díaz Rondón

      ¡Muchas gracias, Caridad! Me algero que lo haya disfrutado. Saludos y siga visitando nuestra página.

  • Luis aguila

    Un amigo de Villa Clara cuando entró en su grupo como cantante llegó con la ropa estrujada y Juana le dijo."casado o soltero y este le dijo.soltero ,entonces Juana dijo"pues búscate una mujer para q te planche la ropa q estás en Candela.

    • Francisnet Díaz

      Gracias por su anécdota. Otra más para la colección . Saludos.

  • jorge

    una de las grandes de Cuba, felicidades y muchos años de vida para ella

  • Linux

    Excelente trabajo sobre Juana bacallao una de las mas grandes de cuba dejándo a su paso millones de alegrías Ojalá publicarán mas trabajos sobres muestras estrellas cubanas que triunfaron en todo el mundo .como Consuelo Vidal que nunca será olvidara por su talento único y aquél formidable anunció como solo ella sabia hacer del jabón RINA y que hablar de Rosita fornes la mas grande vedette que a dando todo este continente americano y aunque muchos comparan a la cubana Niurka Marcos con ella con respeto Niurka no es ni medianamente su sombra .cuba siempre a dado grandes extrellas sin duda como nuestra CELIA guarrachera mas grande no a existido brillado en todo el planeta y llegando como ninguna otra s hecho cada lugar que se presentaba no el balde toda america llorro y se puso de luto al conocer su lamentable perdida nunca se habia visto tan grande funeral lleno de dolor sincero en cada persona que la escuchó cantar .milies son nuestras extrellas como Marta del rio o Nilda collado o el mis misimo unico irrepetible leopordo Fernández tres patines lastima que esas series no se pongan en televisión porque llenarian el espacio humorístico que hoy solo puede disfrutarse con el gran elenco de vivir del cuento bueno excelente trabajo periodistico este ojala se repita y pudieran escribir algo sobre cabesita de algodón Pedro Nikgth y su vida que es muy interesante que tiempos aquéllos de los 50,60 y 70 que ojala regresara ese talento a nuestras pantallas

  • Yanet

    Que artículo más ameno, refrescante y genial. Me encanta. El personaje de Juana en sí, trae consigo todas estas cosas, sin embargo recoger estás anécdotas que muestran distintas aristas ha quedado espectacular, logrando cautivar la atención del lector. Gracias

    • Francisnet Díaz

      ¡Muchas gracias, Yanet!