Alánimo, sin perder el ánimo

Los integrantes del conocido grupo teatral villaclareño se han mantenido trabajando y creando durante esta etapa de aislamiento social.

Carmen Margolles con los nuevos títeres
Carmen Margolles con los nuevos títeres, el doctor Durán y la enfermera Georgina, confeccionados para el proyecto Para una sonrisa, del hospital pediátrico José Luis Miranda, en Villa Clara. (Foto: Cortesía de Carmen Margolles)
Visto: 1524

Ninguno de los momentos más difíciles en la historia de la humanidad ha podido menguar el espíritu creativo de la gente. Mucho menos, cuando se trata de integrantes de un activo grupo teatral infantil como el caso del santaclareño Alánimo.

Según su directora, Carmen Margolles, el colectivo —compuesto por nueve artistas y un productor— se encuentra bien de salud y creando desde su casa.

«Cuando comenzó la etapa de aislamiento social teníamos en proceso dos montajes que queríamos estrenar el próximo 1º de junio, fecha en que celebraremos el cumpleaños 17 del grupo y que coincide con el Día Internacional de la Infancia.

Los actores del grupo teatral Alánimo no han dejado de crear y ensayar en esta etapa de aislamiento social. (Foto: Cortesía de Alánimo)

«Debimos detener el trabajo colectivo de ensayos y talleres, pero nos repartimos las tareas de producción artística de las obras previstas. Una titulada No todo lo que croa es rana —espectáculo titiritero para tres actores— y el unipersonal Paco, títeres de trapo, del actor Oslén Miranda, quien escribió el guión», explica Carmen.

El títere del doctor Durán recreado por el grupo teatral infantil Alánimo, de Villa Clara. (Foto: Cortesía de Carmen Margolles)

Argumenta la titiritera cómo en los últimos meses han adelantado la confección de títeres y escenografía, el unipersonal casi se encuentra concluido y las bandas sonoras de ambos montajes van bastante adelantadas.

En este tiempo, los miembros de Alánimo han tenido otras iniciativas, como la creación de títeres para las peñas y espacios habituales del grupo, que son del agrado de las familias. Entre las nuevas creaciones ha gustado mucho la personificación del doctor Durán y la enfermera Georgina, destinados para el proyecto Para una sonrisa, del hospital pediátrico José Luis Miranda, en Villa Clara.

«Alánimo no se detiene. Hemos aprovechado el tiempo para retornar con nuevos bríos a nuestra labor artística, estrenando obras y adaptándonos a las condiciones de higiene que se requieran, hasta cuando el país vuelva a la normalidad después de ganar esta dura batalla», concluye Carmen.

Se han publicado 1 comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Guajiro

    FELICIDADES