Lo que esconde la familia

Cada personaje se desenvuelve en hogares tipo diferentes, que destapan realidades vividas entre cuatro paredes y condicionan sus comportamientos y motivaciones.

Visto: 2670

Adolescentes, como cualquiera de los nuestros. Romances sanos y de mariposas en el estómago. Amistades fuertes, de esas que se admiran toda la vida. No son adultos, pero sí jóvenes conscientes de que en El rostro de los días revelan parte del universo de los adolescentes cubanos.

Aunque Lía encontró un espacio fraterno en su grupo de adolescentes, en quienes deposita sus más íntimos secretos, estas relaciones nunca suplantan el valor de la comunicación con una madre. (Foto: Tomada de Internet)

Si bien el guionista eligió el tópico de la maternidad como hilo central, los televidentes cubanos giraron de manera repentina el foco de atención hacia subtramas cuyo centro son cuatro jóvenes personajes: Lía (Liliana Sosa), Sheila (Karla Domínguez), Saúl (Rodrigo Gil) y Marcos (Eddy Briggs).

Lía y Saúl están aprendiendo lo que es tener una relación de pareja, una relación «inocente»; lo que es cuidarse uno al otro, apoyarse y confiar. (Foto: Tomada de Internet)

«Ellos muestran excelentemente un buen grupo de adolescentes cubanos, sus conflictos, situaciones familiares, y la importancia de las relaciones de amistad y de pareja en esta etapa», explica Beatriz Estupiñán, profesora del Departamento de Psicología de la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas.

Cada personaje se desenvuelve en hogares tipo diferentes, que destapan realidades vividas entre cuatro paredes y condicionan sus comportamientos y motivaciones a:

Una Cuba donde muchas familias de profesionales viven en condiciones desfavorecidas económicamente.

Una Cuba donde aquellos que reciben remesas del extranjero logran evadir preocupaciones y responsabilidades. Una Cuba donde no todos los jóvenes quieren estudiar, y muchos de ellos imponen retos a su reloj biológico con la pretensión de crecer, ayudar en casa y ver a la familia feliz.

No es secreto para Cuba entera que la violación de Lía por René, su padrastro, convirtió a la muchacha en el personaje más atractivo de la telenovela en el horario estelar. Lía es un arquetipo de joven; representa la más desenfadada alegría de la edad, la estudiante correcta, la joven enamorada, la hija cariñosa, que llega a perder toda la confianza en su madre, cegada por el amor de pareja. (Foto: Tomada de Internet)

Una Cuba donde las madres de las muchachas «ahorran» por encima de sus posibilidades para celebrar las tradicionales fiestas de 15.

Una Cuba que se ve sesgada por la emigración, los divorcios y las rupturas familiares en diversos órdenes.

Además, la propuesta televisiva ofrece una mirada de género muy interesante. Y si bien es cierto que, en este sentido, Lía carga en su espalda la mayor fuerza dramática, solo analizando el conjunto de personajes que la complementan podemos valorar sus emociones.

El mensaje de bien público es una verdad de Perogrullo, un secreto a voces: las niñas, las adolescentes y las jóvenes son vulnerables sexualmente, hasta en el propio hogar. Pero hay más: a veces, los padres desoyen a los hijos, y desde su incapacidad de escuchar acaban hiriendo a quienes más aman.

La confianza y el apoyo que se espera en estos casos son sustituidos por el escepticismo, y la víctima termina actuando desde el miedo. Entre toda esta turbulencia, y a pesar de las debilidades económicas, Marcos y Sheila parecen estar en un oasis de estabilidad familiar: ellos logran acaparar la atención de los televidentes.

«Marcos y Sheila viven en una familia estable y funcional, con su madre, su padre y su nuevo hermano. Marcos refleja a un gran número de adolescentes que prefieren crear su propio negocio antes que estudiar. Sin embargo, sus padres exigen esa continuidad de estudio», expresa la psicóloga Beatriz Estupiñán. (Foto: Tomada de Internet)

«Así es, recuerdo mi niñez cuando éramos muy humildes, pero más felices que ahora, sin juzgar a nadie por cómo viste o lo que tiene», comenta un internauta en el grupo de fans de la novela en Facebook.

Aunque conocemos que no es superobjetivo de El rostro…, «quedan fuera adolescentes cubanos con grandes crisis de rebeldía, que tienen problemas escolares, relaciones de pareja inestables y relaciones sexuales desde edades tempranas de la vida», puntualiza la psicóloga Beatriz Estupiñán.

Saúl mantiene una comunicación envidiable con su abuelo, sobre la base del respeto y el entendimiento. Entre ellos todo fluye. (Foto: Tomada de Internet)
El apoyo de Aurora, la tía adoptiva de Lía, es crucial. Esas escenas, llenas de comprensión hacia la muchacha, hacen pensar en la necesidad de la mano amiga en la sexualidad de las adolescentes. (Foto: Tomada de Internet)

Aun así, en materia de reflexión, la telenovela ha sido un éxito: ha logrado revelar el telón de fondo de muchas familias y reivindicar problemáticas poco antes abordadas por los medios masivos y la televisión nacional.

Se han publicado 8 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Salvador toscano López

    Así mismo es compañerita periodista está es la Cuba expresada en un reducido grupo de familias,de ellas acaudalada ,menos , pero falta expresar o ejemplificar en este tipo de novelas las familias que faltan , que por ejemplo ,la mía o quizás la de muchos que leen su crónica y debate de este espacio , familias trabajadoras ,de bajos ingresos económicos, que el padre de familia sea un obrero de 500 $ de salario con hijos ,mujer y hijos en edad escolar o universitaria,este tipo de familia cuesta mucho ejemplificar en una novela,que dirá el escritor,el guionista,el productor o el director televisivo,que casa busco de locación , que muebles escenifico,que ropa le pongo a estos personajes,que comida le pongo a esta familia para realizar una toma,y etc,etc,etc, creo que está dura la pelea , además el día a día de los cubanos o de los que pertenecemos a este grupo social deseamos un día una mejor v

  • Salvador toscano López,,

    Gracias periodista por redactar está crónica de Cuba actual y de sus familias ,clases sociales y realidades cubanas , realicé un comentario anterior a este que quizás no sea publicado,asi es nuestra Cuba llena de estos flagelos personajes despreciables y personas muy correctas aunque pertenezcan a diferentes clases sociales , gracias,

  • susy

    Situaciones como la de Lía la vemos en cualquier lugar , así que se agracede la novela por la enseñanza que encierra para los padres tanto de niñas como de niños.

  • Dayanis de la Sota Delgado


    Es cierto, me gustó mucho este reportaje cuando lo leí, realmente en nuestra sociedad suceden tramas como las reflejadas en la telenovela. Especialmente lo sucedido a Lía, la violación a adolescentes es un fenómeno social, en el cual puede estar implicada cualquier familia. Esta novela nos ayuda a reflexionar, fundamentalmente a las madres acerca de la educación a nuestras hijas e hijos para nunca descuidar la confianza q ellos nos tienen.

  • Ernesto Manuel

    Es duro de verdad,pero lamentablente existen cosas como esas , incluso peores todavía ,pero en estás historias se aprende de los errores que se cometen por parte de algunos padres a la hora de comprender mejor a sus hijos .
    Por otra parte quiero agradecer a este diario digital porque es el único en el que se puede tener acceso sin necesidad obligatoria de internet con solamente la bolsa de correos
    Yo no soy de la provincia de Villa Clara ,pero soy cubano y las noticias que publican es para toda cu a también,gracias y ojalá los otros sitios nacionales tomén su ejemplo.

    • Rodolfo

      La novela refleja una realidad cotidiana y las familias deben de verse reflejadas en varios de los conflictos aquí tratados especialmente en el de Lía
      Los adultos cuando decidimos rehacer nuestra vida conyugal con otra persona debemos saber escoger y estar siempre pendientes a nuestros hijos y sus necesidades e inquietudes

    • Rodolfo

      Bien para este sitio que aunque es provincial lo puede leer toda Cuba y sería bueno que otras publicaciones tomen su iniciativa y no gratis pero si con un costo mínimo pongan a disposición del gran público sitios como este que da información rápida y veraz y que viene bien en estos tiempos de recogimiento obligatorio por el mal que nos afecta
      Algo así como por la bolsa correo o una aplicación que no tenga el cubano promedio que poner cinco cuc para navegar en internet donde abundan las noticias falsas y otras cosas que no tienen nada que ver con los cubanos

  • Frank

    Realmente esta novela ha cautivado la atención de todos en casa, por la historia real q narra y por el excelente elenco de artistas q presenta. Pero lo más importante es el diálogo directo de temas importantes y necesarios en la Cuba de hoy. Y si, la televisión cubana debe de apostar y hacer más por representar a los verdaderos cubanos en estos espacios televisivos, esos q también cuentan una historia, y estoy seguro q el público será mayor. No queremos más esas escenas o espacios q ilustren a un supuesto cubano viviendo una vida económica superior y muy lejana a la q vivimos la mayoría y a los problemas reales q enfrentamos. Así que queda camino por delante. Gracias