Valió la pena el camino de rebeldía, aseguró Nicolás Maduro

El presidente venezolano intervino en la celebración del aniversario 13 de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, efectuada en La Habana.

El ALBA-TCP continuará comprometida con sus principios y valores

Nicolás Maduro, Raúl Castro y otros miembros de la presidencia en celebración del aniversario 13 del Alba.
La celebración por el aniversario 13 del Alba fue encabezada por los presidentes de Cuba y Venezuela, Raúl Castro Ruz y Nicolás Maduro. (Foto: Marcelino Vázquez Hernández/ACN)
Visto: 492

La Habana, 14 dic (ACN).― El presidente venezolano, Nicolás Maduro Moros, ratificó hoy en esta capital que valió la pena recorrer el camino de rebeldía emprendido por los comandantes Fidel Castro y Hugo Chávez con la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (Alba-TCP).

En el Palacio de Convenciones de La Habana, en presencia del General de Ejército Raúl Castro Ruz, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, se conmemoró el aniversario 13 de la creación de la Alianza, un sueño que al decir de Maduro Moros se convirtió en un amor de pueblos, y en la unidad de latinoamericanos y caribeños.

Con el Alba-TCP logramos que por primera vez se conformara un organismo de integración y cooperación que tuviera como centro a los humildes y se buscara la redención de los pueblos del continente, sentenció. 

Nicolás Maduro interviene en celebración del aniversario 13 del Alba, La Habana, 14 de diciembre de 2017.
Nicolás Maduro durante su intervención. (Foto: Marceliino Vázquez Hernández/ACN)

El mandatario venezolano, quien llegó en la tarde de hoy a La Habana tras 16 horas de vuelo desde Estambul, Turquía, a donde acudió para repudiar la intención de Estados Unidos de reconocer a Jerusalén como capital de Israel, recordó el abrazo de dos gigantes, como denominó el primer encuentro del Comandante en Jefe Fidel Castro y Hugo Chávez hace 23 años.

Fidel y Chávez amasaron sus sueños, rompieron barreras, paradigmas y crearon nuevos caminos que condujeron a la región al ideal de una Patria Grande unida, con cooperación y hermanada, aseveró.

Aseguró que ellos legaron el antimperialismo del siglo XXI que hoy tiene tanta vigencia ante los atropellos del imperialismo estadounidense que pretende doblegar a los gobiernos progresistas de la región.

Maduro Moros hizo un repaso del contexto regional que propició la creación del ALBA-TCP, impulsada por los líderes de Cuba y Venezuela.

Recordó el impacto del mecanismo de cooperación que ha devenido alianza moral, espiritual, política, social, económica, una esperanza realizada y en constante transformación.

Sin la Alianza no hubiese sido posible llegar a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), porque antes todos andaban en sus procesos, sin mirar al país vecino como un hermano regional, agregó.

El liderazgo de Cuba y de Venezuela fueron fundamentales para crear el clima de confianza que propició la unidad en la diversidad, primero con el Alba-TCP y luego en la Celac, que está llamada a marcar el desarrollo de la región.

No obstante, en el acto que devino tribuna solidaria con Venezuela, reconoció que falta mucha conciencia para consolidar los procesos políticos, económicos y sociales en el continente, y ameritan un gran esfuerzo, dedicación, sabiduría, tenacidad y perseverancia porque «nada nos ha caído del cielo».

Dijo que todo lo que suceda en Nuestra América dependerá de la capacidad de todos para mantener la conciencia despierta y seguir construyendo una identidad latinoamericana y caribeña, basada en la cultura y la práctica común en el que hay que confiar.

Sobre las agresiones a Venezuela, el bloqueo y la persecución obsesiva contra los bolivarianos, apuntó que buscan asfixiar económica y financieramente a la Revolución.

El imperialismo no podrá asfixiar a la Revolución bolivariana, subrayó el presidente.

Maduro Moros aseguró que la violencia opositora en las calles fue derrotada en su país con el resultado de las elecciones para elegir a los miembros de la Asamblea Nacional Constituyente en julio pasado y desde entonces el chavismo se alzó, primero con 19 de las 23 gobernaciones del país, y luego con 305 de las 335 alcaldías de la nación.

Raúl Castro y Nicolás Maduro en celebración del aniversario 13 del Alba.
(Foto: Marcelino Vázquez Hernández/ACN)

Los votos de los venezolanos derrotaron la violencia y el odio, apuntó el mandatario que significó la presencia de nuevos liderazgos políticos dentro de la Revolución, con una presencia creciente de los jóvenes que Hugo Chávez formó.

Frente a la arremetida del gobierno estadounidense que manipula a la derecha en Venezuela, la Revolución ha dado en 140 días una respuesta decisiva con participación, millones de votos y con democracia, al vencer en las tres elecciones convocadas, refirió el primer presidente bolivariano y chavista de ese país.

Resaltó que a través de la cooperación entre Cuba y Venezuela más de 40 000 venezolanos se han graduado de la carrera de medicina integral comunitaria para servir a ese pueblo, codo a codo, con los miles de galenos de la Isla que prestan asistencia en la Misión Barrio Adentro. (Jorge Legañoa Alonso)