Comisión Agroalimentaria

El informe de la comisión abordó las medidas para rebajar los niveles de importación y elevar los niveles productivos en el sector.

Comisión Agroalimentaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular.
Intervención de diputado durante la segunda jornada de debates de la Comisión Agroalimentaria. (Foto: Marcelino Vázquez Hernández/ACN)
Visto: 255

Consideran seguro el mercado tabacalero cubano

La Habana, 20 dic (ACN).― El mercado tabacalero en Cuba es seguro, está en constante crecimiento y no tiene fluctuaciones en los precios de venta, aseguró hoy Gustavo Rodríguez, ministro de la Agricultura, en la Comisión Agroalimentaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

En el encuentro, que precede al décimo periodo ordinario de sesiones de la VIII Legislatura, Rodríguez señaló que esa seguridad responde al programa de desarrollo que implementa el Grupo Empresarial de Tabaco de Cuba (Tabacuba).

Explicó a los legisladores la necesidad de crecer en el rendimiento agrícola, por lo cual llamó a buscar eficiencia en la tierra, la industria y la preindustria.

Hoy existen problemas con los rendimientos de la capa destinada a la exportación, unos asociados al tabaco agrícola y otros al beneficio, señaló Rodríguez.

Manifestó que se construyen almacenes para guardar la hoja aromática, al igual que se mejoran las infraestructuras de las fábricas de torcido nacional y de exportación, junto a la de cigarros.

El titular informó que el programa de desarrollo no solo comprende la parte agrícola, sino que abarca la cadena completa, como la preindustria (escogida y despalillo) y el comercio nacional y el exterior.

Justo Luis Fuentes, presidente de Tabacuba, comentó a los legisladores que el Grupo Empresarial pone en práctica un plan de desarrollo, en aras de recuperar la producción tabacalera que para el 2030 deberá llegar a las 52 mil toneladas (t) acopiadas en una campaña, con un rendimiento de 1.39 t por hectárea.

Puntualizó que el crecimiento previsto se sustenta en el mejoramiento de los suelos, la introducción de nuevas tecnologías y variedades superiores de tabaco (más resistentes a plagas, enfermedades y al cambio climático) y en la capacitación del sector cooperativo-campesino.

Con respecto a la presente campaña tabacalera, que concluirá el 31 de enero venidero, mencionó que se contrataron 29 654 ha con los productores para llegar al acopio de unas 33 000 t.

De acuerdo con Fuentes, los principales insumos para la campaña tabacalera están asegurados y se trabaja en la recuperación de las áreas afectadas por el huracán Irma.

Significó el alto compromiso que tienen con las exportaciones y los ingresos, por tal razón es vital crecer en calidad y cantidad, subrayó.

Mencionó que en la actualidad hay 18 600 productores y significó que en las últimas tres campañas se incorporaron 3600, incluyendo las familias de estos y otras fuerzas dedicadas a tales labores.

La diputada Anayansi Cuellar, directora del Instituto de Investigaciones del Tabaco, agregó que hoy en esa institución se han creado 17 variedades, y refirió que la composición varietal aprobada por Tabacuba en la presente campaña es de cinco tipos, adaptados a las condiciones climatológicas.

Asimismo, parlamentarios de las provincias de Pinar del Río, Las Tunas y Granma manifestaron el nivel de satisfacción de los productores, los cuales disponen de los principales recursos, imprescindibles para obtener mayores resultados. (Ana Leticia López Enamorado)

 

Primera jornada de debates (19 de diciembre)

Ejecución presupuestaria a debate en Comisión Agroalimentaria

El informe de la comisión abordó las medidas para rebajar los niveles de importación y elevar los niveles productivos en el sector.


Rebajar los niveles de importación, evitar pagos sin respaldo productivo y lograr una adecuada relación entre el sector estatal y el no estatal, son algunas de las acciones imprescindibles de cara al año que comienza.

 Comisión Agroalimentaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular.
(Foto: Marcelino Vázquez Hernández/ACN)

El Plan de Desarrollo Económico del país para el 2018, que estará encaminado a respaldar los niveles productivos, las inversiones asociadas a las exportaciones de bienes y servicios, los programas de desarrollo e infraestructuras y las demandas del turismo, fue presentado a los diputados de la Comisión Agroalimentaria por el viceministro de Economía y Planificación, Roberto Pérez Pérez.

Uno de los temas que más preocupa a las personas del sector agroalimentario, el de los envases y embalajes, prevé para el 2018 una producción de 50 millones de envases de holajata con destino a la industria alimentaria y agrícola, que representa 25 millones de unidades más que el estimado en el 2017.

A pesar de ello, aún no se satisface la demanda y el crecimiento que se necesita, razón por la cual los delegados sugirieron crear alternativas, en función de garantizar el procesamiento de la producción de frutales y vegetales.

Rebajar los niveles de importación, evitar pagos sin respaldo productivo y lograr una adecuada relación entre el sector estatal y el no estatal, son algunas de las acciones imprescindibles de cara al año que comienza.

Durante esta jornada Lourdes Rodríguez, directora general de atención institucional del Ministerio de Finanzas y Precios expuso la Ejecución estimada del Presupuesto del Estado en el 2017 y la proyección para el próximo año.

Parte de los costos en este periodo están relacionados, según explicó Lourdes Rodríguez, con las afectaciones provocadas por el huracán Irma ante la evacuación de la población, la recuperación de los daños, así como la bonificación de los precios de los materiales de la construcción y los bienes de consumo para los damnificados.

Aun cuando se plantea que el presupuesto dio respuesta a las demandas presentadas, los ingresos evidencian reservas en la planificación e indisciplina en el pago de tributos, manifestó. De igual manera persiste la falta de control y rigor en el uso de los recursos presupuestarios y se reduce el déficit corriente y fiscal como consecuencia de la deuda pública.

Sobre este tema se analizó la importancia de lograr ingresos razonables en función de una eficiencia en el sector empresarial, hacer corresponder el desarrollo de formas de gestión no estatal con los niveles de aporte al presupuesto y continuar implementando gradualmente la Ley Tributaria.