Crece el PIB 1,6 %, a precios constantes

Informó Ricardo Cabrisas Ruiz, vicepresidente del Consejo de Ministros y titular de Economía y Planificación.

Ricardo Cabrisas, ministro de Economía y Planificación, en sesión ordinaria de la Asamblea Nacional.
Ricardo Cabrisas, ministro de Economía y Planificación. (Foto: José M. Correa)
Visto: 441

Ricardo Cabrisas Ruiz, vicepresidente del Consejo de Ministros y titular de Economía y Planificación, informó que durante el 2017 el Producto Interno Bruto, a precios constantes, creció 1,6 %, resultado que respondió, fundamentalmente, a las dinámicas de los sectores del turismo, el transporte y la agricultura.

Reiteró que el contexto internacional, una vez más, se ha caracterizado por la persistencia del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos. No obstante, Cuba batalla incansablemente por su avance, y si bien no se alcanzan todos los objetivos previstos, se muestran resultados favorables en varios sectores productivos y de servicios a la población.

Entre los principales factores que han incidido en el comportamiento de la economía en este 2017, señaló, los incumplimientos por exportaciones de bienes y servicios, la disponibilidad de combustible, así como la inejecución de programas inversionistas y las afectaciones derivadas de la aguda sequía y el huracán Irma.

Diputados en sesión ordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular.
(Foto: José M. Correa)

Según Ricardo Cabrisas, los daños provocados por Irma superaron los 13 000 millones de pesos, con énfasis en las afectaciones a la vivienda, las unidades de salud, educación, a la agricultura, la infraestructura hotelera, así como los viales. 

Asimismo, destacó la rápida y oportuna acción de pueblo y de todos los organismos involucrados que permitieron el restablecimiento ágil del suministro de agua y electricidad.

Ricardo Cabrisas destacó los esfuerzos en la recuperación del fondo habitacional, donde se mantiene un programa intenso de trabajo y cuya recuperación, ante los daños de Irma, se atenderá de manera priorizada.

Respecto al comercio exterior, refirió que se muestra un saldo positivo. Además, señaló el incumplimiento del pago de cartas de créditos vencidas, lo que ha afectado las importaciones y la utilización de los créditos.

Sobre la producción de petróleo equivalente se estima incumplir en 38 000 toneladas. Asimismo, la importación de combustible ha sido muy tensa y al cierre de noviembre las entregas se satisfacen en 431 000 toneladas.

Cabrisas apuntó que la generación de energía renovable se estima en 4,25 %, comparado con 4,65 % planificado, debido a los incumplimientos de la generación de Azcuba.

La industria alimentaria, dijo, prevé alcanzar los niveles productivos fundamentales, y los renglones agropecuarios principales reportan cifras favorables, entre ellos, el tabaco agrícola, hortalizas, frijoles, viandas, carne bovina y de cerdo; aunque decrecen las producciones de huevos y leche.

Informó, además, que el plan de inversiones debe cerrar en el orden del 90,8 %, debido a atrasos en las importaciones de insumos y recursos e irregularidades en los cronogramas de ejecución. En cuanto a la transportación de cargas, apuntó, se cumple al 94,6 % y la de pasajeros mejora discretamente.

En la actividad industrial, comentó, se ha priorizado el pago a productores que garantizan las principales producciones, pero no en todos los casos. Además, se reportan incumplimientos en las producciones de aseo e higiene y materiales de la construcción.

Diputados en sesión ordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular.
(Foto: José M. Correa)

El balance de envases no cubrió las demandas de la industria, por lo que se ha diseñado una estrategia para ampliar las capacidades productivas.

En torno al programa de medicamentos, las acciones han permitido la disminución gradual del déficit. La tasa de mortalidad infantil alcanza 4,2 por mil nacidos vivos, y la mortalidad materna  38,5 por cien mil nacidos vivos en la misma fecha.

De igual manera, Cabrisas Ruiz expresó que se estima alcanzar el 100 % del plan en el balance de agua, y la actividad turística estima un incremento del 11,9 %, con el arribo de 4 millones 700 000 visitantes.

La circulación minorista estima un sobrecumplimiento de un 14,6 %, aunque las ofertas no alcanzan a satisfacer la demanda.

«El 2017 se ha caracterizado por grandes retos en las actividades productivas y de servicios, dadas las tensiones financieras y materiales. No obstante, a partir de proteger las principales prioridades, ha sido posible garantizar la sostenibilidad de los servicios básicos a la población y los principales niveles de actividad contemplados en el plan, y se continúa trabajando con sistematicidad en las labores de recuperación ante los daños ocasionados por el huracán Irma».

Aseguró que lo hecho «no significa que podamos sentirnos satisfechos. Sin embargo, teniendo en cuenta la combinación de factores que han impactado en la economía, podemos concluir que se avanza aún con pasos discretos, pero se sostiene la tendencia gradual en la dinámica del desarrollo».

Propuesta de plan para el 2018

Al presentar las perspectivas del plan para el 2018, Cabrisas Ruiz reconoció que los resultados del 2017, unido a las tensiones financieras y los incumplimientos, inciden significativamente en los objetivos contemplados para el año venidero.

Ello exige, en su opinión, el máximo cumplimiento, en lo posible, de las prioridades, dentro de las prioridades. En ese sentido, aseguró que la recuperación ante los daños ocasionados por Irma continúa de manera priorizada.

Diputados en sesión ordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular.
(Foto: José M. Correa)

También se le prestará particular atención a la realización de inversiones asociadas al desarrollo de infraestructuras y la potenciación de ingresos de divisas, entre ellos, el turismo, las obras en la ZED Mariel, el transporte ferroviario, fuentes renovables, sostenimiento a la electricidad, ampliación de capacidades de almacenamiento.

Serán priorizadas también la producción de alimentos en pos de satisfacer la demanda nacional y para el turismo, así como la sostenibilidad de los sectores básicos al pueblo como salud educación, cultura, transporte de pasajeros, entre otros.

En las producciones industriales se respaldará, aseveró, el acero, cemento, productos de aseo e higiene, materiales de la construcción, piezas y equipos.

Según Cabrisas, la dinámica prevista en las actividades de la construcción,  turismo y comercio, fundamentalmente, permite estimar un crecimiento del PIB, a precios constantes, alrededor del 2 %.

Se deberá hacer hincapié en la atención a la inversión extranjera, para lograr que juegue un papel fundamental en el desarrollo del país.

Ratificó que Cuba continuará honrando las deudas contraídas y agradeció la comprensión de los acreedores.

Reiteró que se mantiene la tensa situación en el balance de divisas, por lo que es imprescindible garantizar las exportaciones de bienes y servicios, y los ingresos consignados en el plan, así como identificar la posibilidad real de importaciones en cualquier magnitud.

De acuerdo con Cabrisas, el programa de la vivienda prevé la terminación de 13 754 viviendas y el inicio y desarrollo de 7 146, con prioridad para los damnificados del huracán.

Sobre la generación de energía eléctrica, esta crece 6,1 %, y se planifica la participación de las fuentes renovables en 4,5 %. La transportación de pasajeros superará los 2 000 millones.

Asimismo, se respalda la demanda de medicamentos; el balance de envases considera la producción de 50 millones de envases de hojalata; el balance de agua cubre la demanda total al 98 % y se mantiene el programa de enfrentamiento a la sequía.

El turismo, acotó, aspira llegar a la cifra de 5 millones de visitantes. También se proyectan crecimientos en la circulación minorista, aunque hay que tomar en cuenta los inventarios operacionales para considerarlos como fuente de plan.

Dijo que se mantiene el equilibrio monetario interno, para lo que es necesario evitar pagos sin respaldo productivo, tanto por concepto de salario como por pagos al sector no estatal.

Los objetivos previstos, manifestó, serán alcanzables en la medida que seamos capaces de cumplir las indicaciones del General de Ejército, en el Consejo de Ministros, del pasado 25 de diciembre.

Allí se puntualizó la necesidad de lograr niveles sostenidos de ingresos; no asumir deudas que no podamos honrar en su vencimiento y prestar atención al reordenamiento de las deudas; no renunciar a los programas de desarrollo en marcha; efectuar los ajustes al plan de la economía con intencionalidad.

Además, se enfatizó en garantizar el cumplimiento de los ingresos previstos por exportaciones de bienes y servicios, y avanzar en el fomento de rubros exportables, independientemente de su escala productiva, avanzar en los programas inversionistas de desarrollo económico del país, así como suprimir gastos innecesarios en todas las actividades, sin descuidar el uso racional y el control de las divisas y los portadores energéticos.

No existe otra alternativa que trabajar con urgencia, seriedad y disciplina en la elaboración de un plan realista y su ejecución, concluyó.

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.