Evalúa el Parlamento marcha de la implementación de los Lineamientos

Marino Murillo Jorge, vicepresidente del Consejo de Ministros, informó a la Asamblea Nacional sobre el estado de la implementación de los Lineamientos.

Marino Murillo Jorge en sesión ordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular.
Marino Murillo Jorge informa a los diputados sobre la implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido. (Foto: José M. Correa)
Visto: 253

Una información sobre el estado de la implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido fue presentada a los diputados por Marino Murillo Jorge, vicepresidente del Consejo de Ministros y Jefe de la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo.

Desde la celebración del 7o. Congreso del Partido hasta la fecha se ha trabajado, fundamentalmente, según dijo, en la culminación de los cuatro documentos programáticos discutidos allí, cuya consulta abarcó a más de un millón de personas.

Señaló que en una de las reuniones de la Comisión del Buró Político para el control de la ejecución de la actualización del modelo económico, se analizaron críticamente las 100 políticas aprobadas, las cuales se dividieron en tres grupos: las que habían cumplido los objetivos planteados, las que lo hicieron parcialmente y las que mostraron mayores problemáticas y no habían alcanzado los propósitos.

Rememoró que durante la celebración el pasado miércoles del IV Pleno del Comité Central, fue indicado por el General de Ejército discutir, en el primer trimestre del 2018, en el Pleno del Comité Central, ese informe en profundidad, pues se trata de un balance, política a política, de los resultados.

De la discusión de ese informe se aprobaron ocho prioridades, apuntó. De ellas destacó: acabar de resolver el ordenamiento monetario, en el entendido de la unificación monetaria y cambiaria; terminar la elaboración del Plan de Desarrollo a largo plazo; garantizar el desarrollo de la empresa estatal socialista como forma primordial de la economía y lograr mayores incrementos de la inversión extranjera dentro del proceso de desarrollo del país.

Con relación a la dualidad monetaria y cambiaria, Marino Murillo explicó que se ha venido laborando intensamente. Se crearon 13 subgrupos de trabajo con más de 200 personas, quienes están laborando con toda intencionalidad en este tema.

Aseveró que «la dualidad monetaria y cambiaria tiene un efecto en toda la sociedad y la economía. Tiene que ver con la formación de precios, los ingresos de las personas, la capacidad de compra del salario…».

Puedo asegurar, acotó, que los estudios hechos en estos años nos han permitido tener bien definidas las premisas y los problemas a resolver y se trabaja intensamente.

No se logra un verdadero orden económico y monetario si el trabajo no se convierte en la primera fuente de ingresos de la población.

Respecto a la empresa estatal socialista, puntualizó que aún están en un entorno monetario que no las favorece. No obstante, se han tomado una serie de medidas como, por ejemplo: se cambiaron las relaciones de las empresas con el Presupuesto y se definió que el 50 % de las utilidades después de impuesto pueden retenerlo las entidades.

Murillo Jorge refirió que como se ha aumentado la autonomía y las facultades otorgadas, también se crearon las Juntas de Gobierno, las cuales son los representantes del Gobierno ante el sistema empresarial para maximizar los resultados.

Sus funciones, dijo, están orientadas a definir la proyección estratégica y la distribución de utilidades de las empresas, valorar la pertinencia del plan y analizar trimestralmente el cumplimiento de los indicadores directivos del plan.

Acotó que se han dado cursos de capacitación a los miembros de las Juntas, pero todavía falta mucho para que funcionen a plena capacidad.

De igual modo, recordó que recientemente fueron aprobadas cuatro normas, donde se define que el sistema empresarial cubano está formado por Organizaciones Superiores de Dirección Empresarial, empresas y Unidades Empresariales de Base. Tales disposiciones definen conceptos, facultades y atribuciones para cada una de estas estructuras.

Reiteró que en algunos lugares han existido problemas en el uso de las facultades y se han producido desviaciones, sobre todo en la aplicación de los sistemas de pago. En determinados lugares se fue muy restrictivo en los salarios y en otros se efectuaron pagos sin respaldo productivo, asunto que hay que evitar para mantener el equilibrio monetario interno.

En torno a las fórmulas no estatales, particularmente las cooperativas no agropecuarias (CNA) y los trabajadores por cuenta propia (TCP), dijo que hubo desviaciones de la idea inicial para lo que fueron diseñadas.

Por tal motivo, el Consejo de Ministros aprobó una nueva política para este sector, lo cual no quiere decir que se retrocede en el reconocimiento de estos actores de la economía, pero se han producido indisciplinas, corrupción y desviaciones, y la política tiene como objetivo rectificarlas, en función de la idea original.

Dijo que se está trabajando para que todo lo nuevo tenga expresión en normas jurídicas.

Respecto a las CNA, quedarán funcionando en el experimento 429; se cambia un principio del cooperativismo, actúan en el ámbito territorial en función del desarrollo territorial, o sea, tributan al desarrollo del país, pero desde el territorio, pues tendrán un alcance provincial. No podrán hacer actividades fuera de la provincia donde tengan el domicilio legal.

De igual manera, se regulan los límites de ingresos, aseveró. No se regulan los niveles de ingresos, no se limita la cantidad, sino que entre el socio que más gana y el que menos lo hace, puede existir solo una diferencia de tres veces.  También se regulan cuántos socios y cuántos trabajadores contratados es posible tener.

Con relación a los TCP, se podrá tener solo una autorización; se reduce la cantidad de autorizaciones, pues hay licencias que se integran; se redefinen los alcances de las actividades y las cargas tributarias. En la gastronomía se reconocen los bares, y se va a autorizar a los arrendadores a prestar servicios a las personas jurídicas.

Se trata, en sentido general, de poner orden, y no de limitar el papel del sector no estatal en la actualización del modelo, enfatizó.

Con relación a la política agropecuaria, se trabajó en la entrega de tierras en usufructo, ahora será por 20 años, y es prorrogable. También se han aprobado la política para la informatización de la sociedad y algunas asociadas a la dinámica demográfica.

En este periodo se ha trabajado en 80 políticas, 18 aprobadas, concluidas 15 y en diferentes fases de elaboración 47.

Todos los problemas que hemos enfrentado en la actualización del modelo han sido más complejos de lo que pensamos, reconoció.

Luego de la información ofrecida, la diputada Irma Shelton se interesó por la marcha de la construcción de los mercados mayoristas. Estamos sufriendo el acaparamiento, dijo, «porque no alcanza». La figura del cuentapropista puede abastecerse en los mercados minoristas afectando a la población, por eso sería necesario que en esta última sesión conozcamos la marcha de este proceso.

En ese sentido, Murillo expresó que en total son 429 cooperativas, que hoy funcionan con determinado nivel de abastecimiento mayorista, porque compran los productos con un descuento del 20 %. Asimismo, las cooperativas agropecuarias reciben aseguramientos del Ministerio de la Agricultura en materia de fertilizantes, combustibles, herramientas para trabajar.

A manera de ejemplo, Murillo dijo que los agentes de telecomunicaciones compran las tarjetas en Etecsa con un descuento de hasta un 10 %, y hasta el momento es una iniciativa que cuenta con aceptación por la población.

En La Habana, prosiguió, se va a hacer un experimento con el transporte público y esos transportistas tendrán acceso a precios de combustible de mercado mayorista, y piezas y partes de repuestos.

Por otra parte, con el Ministerio del Comercio «Interior se trabaja en la creación de un mercado mayorista para la actividad gastronómica para los insumos más masivos, llámese arroz, harina para masas de pizza…».