Bajo la lupa de la Fiscalía

Darío Delgado Cura, fiscal general de la República de Cuba, presentó el informe de rendición de cuenta de la institución ante la Asamblea Nacional.

Darío Delgado Cura, Fiscal General de la República de Cuba.
Darío Delgado Cura, Fiscal General de la República de Cuba. (Foto: José M. Correa)
Visto: 484

El trabajo de la Fiscalía General de la República –desde el año 2011 hasta la fecha– fue presentado este martes durante el décimo periodo ordinario de sesiones de la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP).

Darío Delgado Cura, fiscal general de la República de Cuba, presentó el informe de rendición de cuenta de la institución a la ANPP, y aseveró que se han puesto en práctica sistemas de trabajo para la implementación y seguimiento de recomendaciones realizadas por el Parlamento en el año 2011.

En esta etapa se mantuvo el intercambio activo con diputados, quienes aportaron útiles preocupaciones, señalamientos y recomendaciones, sostuvo.

Afirmó que la preparación de la rendición se convirtió en un proceso superior, que devino en un proceso político con la participación de todos los trabajadores, estudiantes de las áreas de derecho, jubilados, entre otras autoridades y profesionales.

En el empeño de afrontar sus retos y acompañar el proceso de actualización del modelo económico y social cubano, fue necesario adecuar conceptos, métodos de trabajo y acometer el perfeccionamiento de estructuras y su composición.

Se crearon estructuras especializadas en apoyo a la gestión fiscal acercando la innovación, interacción con otras ciencias y aplicación de las TIC a la actividad fiscal, señaló.

Delgado Cura se refirió al incremento del número de fiscales dedicados a los procesos penales, verificaciones e investigaciones fiscales, atención a los ciudadanos y la familia, se priorizó el completamiento de la plantilla de cargos, su estabilidad y permanencia.

La plantilla se mantuvo por encima del 92 %, agregó, y las bajas se dieron en las renuncias, en su mayoría al arribo del cumplimiento del servicio social.

El fiscal general destacó el número de jóvenes que integran la fuerza fiscal y continúan siendo las mujeres las principales protagonistas, representadas en el 80 % de los fiscales, y el 75 % de los ocupan cargos de dirección.

Dijo, asimismo, que aunque en general la actuación de los fiscales se caracterizó por la ética y el apego a la Ley, se recibieron inconformidades que fueron investigadas y en el 20 % de los casos le asistió la razón a los promoventes.

Además, ponderó el desarrollo de acciones de superación, el perfeccionamiento de la formación posgraduada, la continuidad de convenios de colaboración, funcionamiento de más de 200 círculos de interés Pequeños Fiscales, al tiempo que se ampliaron los convenios de colaboración, y se trabaja para crear la Escuela Nacional de la Fiscalía General de la República, para continuar la preparación especializada de los trabajadores.

Sin embargo, todavía se requiere mayor sistematicidad en la autopreparación, añadió.

Otras de las medidas de avance son la diversificación de las relaciones internacionales y los acuerdos con fiscalías de 15 países, a través de intercambios profesionales, participación en cursos e inserción en los organismos multilaterales y regionales, en los que la Fiscalía fue electa vicepresidenta de la Asociación Iberoamericana de Ministerios Públicos.

El fiscal general comentó que en Cuba existe un clima de seguridad ciudadana y como tendencia decreció el número de procesos penales, al tiempo que se reforzó el enfrentamiento a las drogas, el proxenetismo y otras conductas vinculadas a la prostitución; los delitos económicos asociados a la corrupción, el comercio exterior y la inversión extranjera; sustracción de cables y componentes de las redes eléctricas; de combustible; acaparamiento y venta especulativa de bienes de primera necesidad.

De igual forma, señaló que fueron actualizadas las normas internas sobre la actuación del fiscal, lo que permitió enfrentar manifestaciones de lavado de activos, evasión fiscal, tráfico de influencias y enriquecimiento ilícito

Agregó que fue reforzada la celeridad en la tramitación de los procesos. Al final del 2016 el 93 % se concluyó en el término de 60 días, a lo que contribuyó la implementación de sistemas permanentes de trabajo para el control de los términos.

El fiscal destacó el incremento de la participación de fiscales en los juicios orales, así como el incremento de la supervisión y la intensidad de las verificaciones fiscales a las ramas de mayor interés económico.

El informe presentado expresa, además, que la atención a los ciudadanos alcanzó la cifra de 483 969 personas, lo que evidencia un incremento con respecto al anterior quinquenio, en lo que influyeron medidas adoptadas para especializar fiscales y otros profesionales –psicólogos y comunicadores– dedicados a esta tarea, unido a la incorporación de otras vías de comunicación, para facilitar el acceso, entre ellas la línea permanente durante 24 horas, buzones colocados en el interior de los locales, correo postal, electrónico y el portal web con una sección llamada El Ciudadano.

Del total de reclamaciones, en el 24 % les asistió razón a los ciudadanos, cita el documento; sin embargo en el 6 % las personas estuvieron en desacuerdo con las respuestas recibidas, lo que obliga a trabajar en la multilateralidad de la atención, tramitación y solución oportuna de las reclamaciones. La mayoría de los asuntos se relacionaron con inconformidades sobre procesos penales, laborales y violaciones de los términos en los trámites de vivienda.

Otras prioridades de la institución fueron el fortalecimiento, a partir del año 2012, de la intervención en la protección jurídica de los menores de edad, y se dio prioridad al seguimiento y protección a aquellos que resultaron víctimas de delitos, violencia psíquica, sexual y otras formas de maltrato. Asimismo, se incrementó la preparación de los fiscales en la intervención de asuntos sobre guarda y cuidado, régimen de comunicación entre padres e hijos, alimentos y divorcios.

Resultados en materia tecnológica fueron la adquisición de medios y equipos informáticos, la instalación del Centro de Procesamiento de Datos y el fortalecimiento de la dirección de Informática y Comunicaciones.

El fiscal calificó de intenso y con elevada consagración y sacrificio el trabajo realizado desde la rendición de cuenta del 2011, y concluyó con el compromiso de mejorar la calidad en los servicios a la población. 

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.