El buen trato y la calidad de los servicios resultan primordiales en las instituciones de Salud Pública

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros analizó de manera general la situación actual del sistema de salud cubano.

Díaz Canel se reúne con el Minsap
(Foto: Estudios Revolución)
Visto: 631

Es posible que en ocasiones resulten insuficientes los recursos financieros para llevar a cabo determinadas acciones, pero lo que no puede faltarnos es cultivar el detalle en el servicio que ofrecen nuestras instituciones de salud y cuidar que no se deterioren innecesariamente los equipos médicos ni las instalaciones.

Así lo valoró el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en un encuentro de trabajo desarrollado recientemente donde se analizó de manera general la situación actual del sistema de salud cubano, uno de los más importantes programas sociales desarrollados por la Revolución.

Al respecto, José Ángel Portal Miranda, ministro de Salud Pública, informó sobre el trabajo que se desarrolla para mejorar la atención en consultorios, policlínicos, hospitales e institutos, a la par que se ha ido consolidando un mayor avance científico, lo cual constituye también una garantía del desarrollo.

Se explicó que en la infraestructura del sistema de salud cubano se contabilizan, entre otras instituciones, más de 10  800 consultorios médicos de la familia, 450 policlínicos, 12 institutos, 29 bancos de sangre, 150 hogares de ancianos, 13 universidades y 25 facultades de ciencias médicas. En ellas se desempeñan más de 480 000 trabajadores de la salud, el 71 % de los cuales son mujeres.

El envejecimiento de la población, de la cual el 20,1 % tiene en la actualidad 60 años o más, unido a la disminución de la fecundidad y la natalidad, constituye uno de los principales retos para nuestro sistema de salud. Ante tal realidad, se han adoptado un conjunto de medidas dirigidas a incrementar los hogares de ancianos, los servicios de geriatría, los círculos y casas de abuelos, la atención a la pareja infértil, entre otras acciones asociadas al escenario demográfico del país.

Otros desafíos lo constituyen el incremento de enfermedades crónicas no transmisibles; el cambio climático y que las investigaciones e innovaciones tecnológicas respondan a los principales problemas de salud.

Respecto a los resultados más significativos producto a las transformaciones desarrolladas en el sistema de salud, Portal Miranda aseguró que desde el año 2010 al 2018 se adecuaron las plantillas a las necesidades de los servicios, lo que permitió una utilización más eficiente de los recursos humanos. También se incrementó el número de especialidades médicas que se ofrecen en los policlínicos para lograr una mayor resolutividad y calidad de los servicios que se prestan en este nivel de atención.

De la misma manera, en el 2017 se contabilizaron cifras superiores al año precedente en consultas de atención primaria y en cirugías; en esta última se han practicado más de un millón de intervenciones por sexto año consecutivo.

La tasa de mortalidad infantil, de 3,8 por cada mil nacidos vivos, ha permitido que por diez años dicha cifra se mantenga por debajo de cinco. Se destacó, además, que desde el 2015 Cuba se convirtió en el primer país del mundo en eliminar la transmisión de madre a hijo del VIH y la sífilis congénita.

La docencia médica fue reconocida como otra de las fortalezas, tanto en cursos de pregrado como de posgrado, la cual permite un desarrollo sostenido de profesionales con una capacitación cada vez superior.

Asimismo, se puntualizó sobre ciencia, innovación y calidad; los ensayos clínicos; el aumento de la producción local de fitofármacos y apifármacos; la incorporación de tecnologías médicas; los resultados en la economía y los servicios; la cooperación médica en el exterior; la exportación de servicios y la informatización del sistema nacional de salud.

Como prioridades de trabajo para el presente año, el Ministro de Salud Pública definió la necesidad de consolidar las transformaciones que permitan avanzar en el rescate de los conceptos fundacionales del Programa del Médico y la Enfermera de la Familia, así como en la solución de los problemas que aún inciden en la calidad de los servicios que se prestan en las instituciones de salud.

Igualmente comentó, entre otras, el fortalecimiento de la higiene, la epidemiología y la microbiología; perfeccionar el trabajo docente educativo de pre y posgrado; el desarrollo de la ciencia; mejorar la calidad de los servicios farmacéuticos; continuar incrementando la colaboración médica internacional y garantizar la eficiencia y el uso racional de los recursos en el sector.

Acerca del programa del médico y la enfermera de la familia, el vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Roberto Morales Ojeda, valoró que resulta clave para descargar de los hospitales la atención innecesaria de un grupo de pacientes cuyas dolencias pudieran ser tratadas con efectividad en los consultorios y contribuir con ello, además, al ahorro de recursos.

En tanto, el Presidente cubano insistió en prestar especial interés al buen trato del personal que labora en las diferentes instituciones de salud, desde un cuerpo de guardia hasta cualquier consulta especializada. Este es un sector donde hay mucho compromiso, experiencia y cultura, reconoció.

Se han publicado 2 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Aziel

    Muy bueno el análisis realizado por el Presidente Cubano "El Sistema de Salud Cubano", es cierto que nuestros profesionales poseen una alta calificación pero realmente tenemos unas cuantas lagunas que debemos de resolver para evitar sigan tan cargados de trabajo; el CMF que creo nuestro Comandante con un Médico y una Enfermera hoy hay muchos con un alto contenido de deterioro y otros que lo viven personas que no pertenecen al Sistema de Salud Cubano es digno mencionar que no fue este el principio para el cual fueron creados. Las condiciones actuales de los Hospitales dodnde laboran nuestro Galenos también dembemos de tenerlas en cuenta ya que estos profesionales deben sentirse a gusto y plasenteros en sus lugares de trabajo para poder desarrollar su trabajo. Quisiera aprovechar el espacio para destacar el Servicio de Hematología del Hospital Clinico Arnaldo Milián Castro que con miles de dificultades realizan un trabajo con amor y mucha consagración, la profesionalidad de sus especialistas, enfermeras, residentes y de todo el que labora allí, mis respetos para tan importante labor que realizan los mádicos de mi Isla.

  • Rodelsi Hernández

    Es necesario que se resuelva la situación de las jeringuillas en el municipio de Ranchuelo, Villa Clara, porque desde hace meses es crítica. En el día de hoy (2018/09/05) no hay existencias de jeringuillas desechables en el almacén del policlínico de Ranchuelo, según la almacenera, y en el Laboratorio pude ver que se utilizan jeringuillas de cristal.

    Sobre esta práctica con jeringuillas de cristal que se reutilizan muchos pacientes refieren que tienen que pincharlos varias veces porque las agujas no cumplen con los requerimientos de calidad y otros pacientes comentan que sienten temor de contraer alguna enfermedad que se propague por esa vía si el proceso de esterilización falla en alguna de sus etapas.

    Desde el lunes de la semana pasada la enfermera del Consultorio que me corresponde está haciendo solicitud de jeringuillas (de cualquier tipo) porque se incorpora un paciente con indicaciones de inyectar vitaminas y existe otra paciente que está acudiendo frecuentemente y requiere ser inyectada por la enfermedad que padece.

    Todos los trámites se realizan a través del Mensajero, pero a este no le dan las jeringuillas demandadas (desechables o de cristal, esterilizadas con su respectiva aguja) ni del Policlínico le solicitan al Consultorio las jeringuillas de cristal que tienen en su poder (sin agujas) para darle las agujas, esterilizar el conjunto de jeringuillas y agujas en ciclos que respondan a las demandas de los pacientes y de esa forma cumplir con la función social del Consultorio en la Comunidad con soluciones alternativas hasta recibir las jeringuillas desechables.

    Para averiguar sobre la situación real y ayudar a agilizar la aparición de las jeringuillas en el Consultorio decido presentarme en el almacén del Policlínico de Ranchuelo y la almacenera me explica que no tienen existencias de jeringuillas desechables pero que si tienen de cristal y que para estas últimas se debe solicitar la aguja en el Centro de Esterilización. Me presento en el Centro de Esterilización y la respuesta es que ellos no tienen agujas, que reciben los módulos del Laboratorio Clínico y del Cuerpo de Guardia de Enfermería y realizan su trabajo.

    Si no existen agujas en el almacén, los de esterilización no tienen y a los Consultorios Médicos de la Familia sólo les asignan la jeringuilla de Cristal ¿cómo pueden atender a los pacientes de su Área de Salud?, ¿qué mago suministra las agujas para las jeringuillas de cristal?, ¿dónde están las orientaciones precisas de la Directora del Policlínico y del Director de Salud en el municipio para este tipo de situaciones?, ¿existen jeringuillas desechables a nivel provincial y nacional?, ¿el municipio de Ranchuelo no realiza los pedidos de jeringuillas en cantidades, tiempo y forma correctos?, ¿los que dirigen la Salud Pública en Ranchuelo son de espíritu conformista y se contentan con que le hagan llegar lo que supuestamente les toca sin argumentar con las necesidades reales del municipio?.

    Que no me digan que el problema es de la enfermera del Consultorio, la Almacenera del Policlínico o el personal de la Central de Esterilización que no entienden las orientaciones de la Directora del Policlínico porque esa frase ya la han agotado otras veces buscando culpables donde no los hay.