Jóvenes honrarán a los ocho estudiantes de Medicina

En todo el país la juventud rendirá homenaje a los ocho estudiantes de Medicina fusilados por el régimen español en Cuba hace 147 años.

Estudiantes de la Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara rinden tributo a los ocho estudiantes de Medicina fusilados por la colonia Española el 27 de noviembre de 1971.
Los estudiantes de la Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara protagonizarán el homenaje a los ocho jóvenes fusilados por la colonia española. (Foto: Ramón Barreras Valdés/Archivo de Vanguardia)
Visto: 1230

La Habana, 27 nov (ACN).― Convocadas por el sentimiento y la memoria, fieles a la tradición y a sus raíces, las nuevas generaciones de cubanos volverán esta tarde a las calles para rendir tributo a los mártires del 27 de noviembre, a 147 años del bárbaro crimen.

San Lázaro abajo caminará la muchachada desde la Colina Universitaria hasta la explanada de La Punta, donde un día como hoy, pero de 1871, fueron fusilados ocho estudiantes de Medicina casi adolescentes, víctimas del odio, la impotencia y el miedo del colonialismo español, que regía entonces los destinos de Cuba.

Este es uno de esos días para juntar las voces y las almas, para reafirmar nuestro invariable compromiso con la Patria y su historia, la Revolución y el futuro, declaró a la ACN Damalys Martínez, miembro del Secretariado Nacional de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU).

Pasadas las cuatro echará a andar la multitud en combativa marcha, que abrirán ocho banderas cubanas gigantes y en la cual los universitarios estarán acompañados por el estudiantado del nivel medio superior de enseñanza, jóvenes trabajadores y combatientes y cuantos quieran sumarse, explicó.

Añadió que, como siempre, el alumnado de Ciencias Médicas irá a la cabeza de la manifestación, que cerrarán 147 enseñas tricolor, una por cada año transcurrido desde la aciaga tarde en que fueron asesinados Anacleto Bermúdez, Carlos de la Torre, Alonso Álvarez, Ángel Laborde, José de Marcos Medina, Eladio González, Pascual Rodríguez y Carlos Verdugo.

Será nuestra acción un grito de repudio a aquel crimen atroz, y ocasión más que oportuna para respaldar la digna actitud y respuesta de Cuba, sus autoridades sanitarias y profesionales de la Salud incorporados al programa Más médicos para Brasil, ante las calumniosas, ofensivas y provocadoras declaraciones del presidente electo de ese país, Jair Bolsonaro, enfatizó.

Nadie mejor que quienes nos formamos en las universidades médicas cubanas para dar fe de la excelente preparación que recibimos y que es integral; ninguno de esos cuestionamientos tiene otro fundamento que no sea político y el más absoluto desprecio por la vida humana, recalcó Martínez, alumna de quinto año de la Facultad Manuel Fajardo, de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana.

Los principios no tienen precio; se defienden, no se negocian, y a Cuba hay que respetarla, destacó la joven, que atiende la esfera de organización en el Secretariado Nacional de la FEU y ponderó la calidad profesional y humana y el sobresaliente quehacer de los colaboradores cubanos de la Salud, no solo en el gigante sudamericano, sino en decenas de países de todo el mundo.

Significó que los 150 años recién cumplidos del inicio de las gestas independentistas del pueblo cubano, la inminente llegada de otro enero en Revolución y la celebración del cumpleaños 96 de la FEU, son poderosas razones, también, para reunirse hoy al pie de la escalinata de la Universidad de La Habana y andar en cuadro apretado rumbo a La Punta.

Guardias de honor se sucederán desde temprano en el monumento a los ocho estudiantes de Medicina, quienes igual serán honrados por los «pinos nuevos», en nombre de todo el pueblo de Cuba, en el mausoleo que guarda sus restos en la necrópolis Cristóbal Colón.

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.