Cuba mantiene eliminada transmisión materno-infantil de VIH y sífilis congénita

«Cuba lleva manteniendo la eliminación de la transmisión materno-infantil de la infección por el VIH y la sífilis desde 2015, lo que constituye un logro impresionante en materia de salud pública», señala el comunicado enviado por la OMS al Ministerio de Salud Pública.

Maternidad
(Foto: Tomada de la edición digital del periódico Granma)
Visto: 1037

«Hoy se conoció oficialmente que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ratificó que Cuba mantiene la certificación de la eliminación de la transmisión materno-infantil de la infección por el VIH y la sífilis como un problema de salud», anunció este sábado en su cuenta de Twitter el ministro de Salud Pública, doctor José Ángel Portal Miranda. Ese logro lo ha mantenido por cuatro años consecutivos.

La Mayor de las Antillas fue el primer país del mundo en alcanzar esta condición en el año 2015, luego de una revisión rigurosa liderada por el Comité Regional de Validación, junto a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y el Programa Conjunto de las Naciones Unidas para el VIH (ONU/sida); el cual abarcó aspectos fundamentales desde la atención médica hasta los derechos humanos.

«Cuba lleva manteniendo la eliminación de la transmisión materno-infantil de la infección por el VIH y la sífilis desde 2015, lo que constituye un logro impresionante en materia de salud pública», señala el comunicado enviado por la OMS al Ministerio de Salud Pública.

De acuerdo con el texto, en junio de 2019, la Isla presentó un informe sobre el sostenimiento de estos indicadores a la secretaría mundial de la OMS, que atiende estos temas.

El Comité Mundial de Asesoramiento sobre la Validación (GVAC) quedó impresionado por los  indicadores nacionales en este ámbito durante el periodo 2017- 2018. «Los indicadores de proceso sobre las pruebas de detección de la infección por el VIH y la sífilis siguen siendo muy altos», sostiene el comunicado.

El informe que avalaba la certificación de esta meta en el año 2015, explicaba que nuestro país había logrado una tasa de transmisión materno-infantil del VIH del 1,85 %, por debajo del promedio regional, y por debajo de la meta del 2 % acordada por los países; logro que ha sido posible gracias a los esfuerzos del Estado cubano en diferentes tipos de intervención, como garantizar la atención prenatal, con un promedio de diez controles por embarazada, el parto institucional, con personal calificado, la prueba serológica y de detección del VIH durante el embarazo, con vigilancia activa de las embarazadas con serología positiva para el VIH o la sífilis, y el acceso al tratamiento antirretroviral, según lo establecido por los organismos internacionales.

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.