Cuba prepara nuevas medidas en frontera para frenar la COVID-19

los casos diagnosticados en Cuba son extranjeros, personas que viajaron al exterior o que estuvieron muy cercanas a estas, lo que exige reforzar el control internacional en frontera y de los viajeros dentro de la Isla.

Conferencia de prensa sobre la COVID-19.
(Foto: Claudia González Corrales)
Visto: 1509

La Habana, 19 mar (ACN).— Cuba analiza la introducción de nuevas medidas de control para el arribo de personas provenientes de áreas de peligro en el mundo por las altas cifras de contagios de la COVID-19, informó hoy José Raúl de Armas Fernández, jefe del Departamento de Enfermedades Transmisibles del Ministerio de Salud Pública (Minsap).

En conferencia de prensa, en esta capital, explicó que todos los casos diagnosticados hasta ahora en el país son extranjeros, personas que viajaron al exterior o que estuvieron muy cercanas a estas, por lo que la primera tarea es reforzar el control internacional en frontera y de los viajeros una vez que están dentro de la Isla.

No dio detalles sobre las nuevas medidas, alegando que el diseño se encuentra en fase de aprobación por el grupo temporal de trabajo, pero aseguró que tan pronto se decida sobre estas, se harán públicas por los canales de comunicación pertinentes.

Indicó también que el gobierno de Cuba sobre la base de escenarios futuros han concebido nuevas medidas que se irán implementando poco a poco.

Al intercambiar con la prensa, hizo una actualización sobre las estadísticas de la mayor de las Antillas ante la COVID-19, y mencionó que se han identificado unos 11 casos contagiados, cinco ciudadanos extranjeros y seis cubanos que viajaron o se relacionaron de manera cercana con personas que viajaron.

De las cifras ofrecidas por la autoridad, destaca que hoy se encuentran ingresados en instituciones hospitalarias del país establecidas para el aislamiento unos 356 pacientes (33 menos que la cifra oficial de ayer), de ellos, 101 extranjeros detectados como sospechosos, todos estables, con buen estado de salud y sin peligro para la vida.

Ante la prensa también compareció el doctor Manuel Romero Placeres, director del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), quien explicó que el centro de referencia nacional e internacional especializado en el tratamiento de enfermedades infecciosas se ha dado a la tarea de enfrentar la gran epidemia, para lo cual cuenta con los recursos humanos y materiales necesarios.

Especificó que es responsabilidad del IPK ofrecer atención a todos los casos de extranjeros sospechosos de presentar la COVID-19, que en la actualidad hay unos 42 ingresos, de ellos 33 sospechosos y cinco confirmados, y ninguno en estado grave.

Señaló que los trabajadores del IPK han asumido la tarea con entrega y dinamismo, que se han preparado las ocho salas del hospital, que está perfectamente capacitado el personal médico y de laboratorio, y que los resultados de las pruebas para detectar la presencia del virus se entregan en 24 horas, en cumplimiento de todas las medidas de bioseguridad.

Indicó que han capacitado a los otros dos laboratorios, en Villa Clara y Santiago de Cuba, para que identifiquen los casos, y que se extreman las medidas de protección para el tratamiento de estos pacientes.

Romero Placeres indicó que el IPK cuenta con todos los recursos para tratar con los pacientes, y que todo el tiempo se capacitan y actualizan con los documentos y artículos científicos elaborados en el exterior.

Significó además que si bien en Cuba hay experiencia en el tratamiento de enfermedades respiratorias, y los organismos de la administración y el Minsap están bien preparados, urge trabajar fuertemente para incrementar en la población las medidas de autocuidado en aras de una prevención y control de la COVID-19. (Claudia González Corrales) 

Se han publicado 2 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Marcos

    Al fin, es hora de aprender de los errores, todos los gobiernos, TODOS, han reaccionado mal y tarde, todos van por detras del virus, esperemos que en Cuba lo hagan a tiempo.

  • Cuban

    La única medida efectiva, tomando en cuenta que los infectados asintomáticos pueden trasmitir la enfermedad, es imponer cuarentena obligatoria de 14 días a todos los viajeros que arriben al país.
    Si no se hace esto, los contactos directos que se infecten, irán esparciendo el virus estando también asintomáticos, y la transmisión será de manera exponencial.
    Por otro lado, recuerden que hay pacientes que no manifiestan síntomas en el transcurso de la enfermedad, y estos son los más peligrosos.
    De esta manera, no cierran fronteras, pero elevan las medidas preventivas a su máxima expresión.