Díaz-Canel en La Lisa: Hay una capacidad incalculable en nosotros mismos (+Video)

Con la presencia del Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, sesionó este sábado la Asamblea de Balance partidista del municipio capitalino de La Lisa

Asamblea de Balance partidista del municipio capitalino de La Lisa Foto: Estudios Revolución
Asamblea de Balance partidista del municipio capitalino de La Lisa (Foto: Estudios Revolución)
Visto: 462

«El mejor trabajo que vamos a hacer es darle continuidad a esta asamblea», dijo en la tarde de este sábado el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en los momentos finales de la Asamblea de Balance partidista del municipio capitalino de La Lisa.

En el Complejo Científico Ortopédico Internacional «Frank País», que sirvió de sede a la reunión y que está enclavado en el territorio, el Jefe de Estado compartió esa expresión, de la que a todas luces se desprendía una valoración acerca de cómo transcurrió la Asamblea: fue un encuentro excelente, que hizo radiografía a un municipio del cual hay mucho que contar, y que gravita con mucha fuerza en los destinos de La Habana y hasta del país.

En la Asamblea que forma parte del proceso de balance del Partido Comunista de Cuba (PCC) a niveles distrital, municipal y provincial —proceso que busca pulsar cómo se van implementando las ideas, conceptos y directrices que emanaron del 8vo Congreso partidista—, Alain Delcourt López, primer secretario del Comité Municipal del PCC en La Lisa, habló a los presentes sobre una «manera crítica» para mirar lo que se va haciendo.

Hizo tal énfasis mientras exponía ideas esenciales del Informe Central en la reunión, a la cual solo faltó una militante de todos los que debían estar presentes, por encontrarse enferma de la COVID-19. Fue esa intervención el punto de partida para un fructífero encuentro que contó desde la presidencia con Roberto Morales Ojeda, Miembro del Buró Político y Secretario de Organización y Política de Cuadros del Comité Central del Partido Comunista; con Humberto Camilo Hernández Suárez, jefe del departamento de Organización y Política de Cuadros del Comité Central del PCC; con Luis Antonio Torres Iríbar, Primer Secretario del Partido en la capital; y con el Gobernador de La Habana, Reinaldo García Zapata, entre otras autoridades. 

Asamblea de Balance partidista del municipio capitalino de La Lisa Foto: Estudios Revolución
Asamblea de Balance partidista del municipio capitalino de La Lisa (Foto: Estudios Revolución)

Casi comenzando su intervención acerca de la organización política que en el municipio consta de 377 estructuras de base, Alain Delcourt López hizo una mención especial, de agradecimiento, «hacia todos los que combatieron en los diferentes frentes contra la pandemia: médicos, enfermeras, personal de salud, de manera particular científicos y trabajadores de los laboratorios de medicamentos, que sin descanso y con una confianza infinita en la victoria, sacaron adelante nuestras vacunas y la vida de los cubanos».

Después habló de la vida interna de la organización de vanguardia, de la batalla en los frentes de la economía y del trabajo ideológico, de tareas como la labor de transformación integral que se acomete en los seis barrios del municipio que presentan mayor complejidad, del escenario tan desafiante que vive Cuba, y de los retos por venir. Pero todos en la Asamblea entendieron hasta la última letra qué significa hablar, desde La Lisa, de haber sacado adelante la vida de los cubanos.

Quedó claro como el agua cuando Yadián Guillermo Pérez Betancourt, secretario del Comité del Partido en la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI), hizo uso de la palabra para recordar que con ese centro, idea de Fidel, podrá seguir contando la Revolución, como mismo pudo hacerlo en estos tiempos de COVID-19, cuando en sus recintos fueron atendidos decenas de miles de pacientes, algo que fue posible por la entrega de miles de universitarios, quienes donaron sangre y se fueron a jornadas productivas. Desde luego, como dijo Yadián, la urgencia de estos tiempos no ha desdibujado el compromiso de «aportar al desarrollo del país desde la informatización, de dar a la sociedad profesionales más comprometidos».

A partir de la intervención de Yadián, el Presidente Díaz-Canel subrayó que la UCI constituye una fortaleza para el país, para la provincia y para el municipio donde se encuentra; tiene —razonó— un papel muy importante en todo el proceso de informatización de Cuba, en la transformación digital de la que ya se habla.

El Primer Secretario del Comité Central del PCC pidió a quienes forman parte del universo de la UCI, donde por esencia la innovación es una premisa, «mayor presencia en el desarrollo territorial de La Lisa, en varias dimensiones», para así desarrollar el propósito de la autonomía municipal.

El municipio tiene un sector del conocimiento fuerte —expresó Díaz-Canel—; hay que establecer interconexiones entre ese ámbito y el sector productivo de bienes y servicios, y que todo apunte al desarrollo local. «Si ustedes son capaces de gestionar eso desde el Partido, la Lisa se puede convertir en un municipio de referencia, y vale la pena hacerlo».

A los militantes el mandatario les comentó: «Pensando un poco y soñando, propónganse convertirse en municipio inteligente, en ciudad inteligente, a partir del apoyo de la UCI».

Se sumaron otras intervenciones, como la de Antonio Vallín García, director general de Laboratorios AICA, entidad que ha garantizado productos como el Nasalferón (gotas nasales contra la COVID-19), o la vacuna Abadala; que ha logrado rescatar procesos productivos, y ha estabilizado con solidez su fuerza laboral.

Las conductas pueden ser modificadas, los pasados complejos puede ser superados cuando se ponen corazón y ganas al empeño, afirmó Vallín. Y en ese tono se expresaron quienes iban haciendo uso de la palabra y daban fe de cómo técnicos en refrigeración y calderas se pusieron en función de hospitales y de centros científicos, de cómo las soluciones iban de un lugar a otro, con encadenamientos del saber.

De la saga heroica del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK); del trabajo desplegado con los jóvenes en el Hospital Frank País –y de cómo ese trabajo no puede perderse porque es la continuidad—; del Centro de Estudios Avanzados de Cuba (CEA) —allí, en ese mundo de la nanotecnología, donde el 70 por ciento de los trabajadores son jóvenes—; del esfuerzo en las comunidades; de temas tan importantes se habló en la Asamblea. Y todo parecía llevar a conceptos como el expresado por el dirigente partidista Alain Delcourt López: «La Revolución es todos los días, todos los días hacemos cosas lindas en el territorio, lo que hay que hacer es ponerle intencionalidad».

Cuando se hizo referencia a la tarea vital de producir alimentos, Luis Antonio Torres Iríbar subrayó el valor de acrecentar el encadenamiento de los actores productivos. El país necesita como nunca, afirmó, que la militancia esté en la vanguardia, asumiendo cada proceso, haciendo viable cada idea, estremeciendo, por ejemplo, a la Empresa Estatal Socialista. «Este es el tiempo de los leales, es el tiempo en que tenemos que entregarnos en cuerpo y alma a lo que se dijo en II Pleno del Comité Central, y en el 8vo Congreso».

SUBTITULAR: Diálogo cristalino, y otras verdades necesarias

—Háblame de cómo está la batalla de los precios, de la insatisfacción que tiene nuestra población con los precios de los productos. ¿Cuál es tu criterio sobre eso? ¿Cuánto te cuesta producir el quintal de guayaba?, preguntó el Presidente a un productor agrícola. Y ese fue el comienzo de una interacción magnífica en la cual salieron a la luz verdades que tienen que ver con la tierra, con lo que ella da, y con la importancia de transformar realidades de la comercialización.

Alguien pidió un fuerte aplauso para los campesinos de La Lisa, quienes se preguntaron en un momento muy crítico cómo producir para los más golpeados por la COVID-19. Y dio gusto el intercambio de Fernando, un consagrado productor, con el Presidente Díaz-Canel: «Pueden ir a mi finca que siempre me verán trabajando —dijo el primero—. Cada vez que yo produzco un mango me siento feliz aunque lo regale. Hay que pensar en el pueblo, en cuánto le va a costar ese mango al pueblo».

«En todas las intervenciones hay una claridad de lo que acordó el Congreso», valoró hacia el final de la Asamblea Roberto Morales Ojeda, quien hizo hincapié en que las principales misiones del Partido son la batalla económica, la lucha por la paz, y la misión ideológica. «Existe una capacidad incalculable en la generación de soluciones», dijo. Y destacó ideas como la importancia de la vida interna de la organización, que el Partido único sea cada día más democrático y más participativo, que el trabajo político ideológico genere sentimientos, emociones, y compromiso.

La Asamblea de Balance no concluye, apuntó Ojeda, pues vendrán días de seguir implementando lo acordado en el 8vo Congreso del PCC, y de encuentros de la máxima dirección del Partido con la militancia del país, para abarcar a todos los sectores de la sociedad.

La de este sábado fue una asamblea que deja ganas de seguir trabajando, y de hacerlo martianamente, como expresó Alain Delcourt López —quien fue ratificado por unanimidad como primer secretario del PCC en La Lisa—: cada cual haga bien lo que le toca, y así la obra será invencible.

Se han publicado 1 comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Jaime

    Y que se dijo en el dialogo cristalino sobre los precios? y cuales fueron las verdades necesarias si no se publican para que lo mencionan, entonces es esteril la comunicación que se pretende establecer