Buenas señales en la Guiteras

Luego de aproximadamente 15 días de intensas jornadas, obreros y directivos procedían a efectuar los últimos preparativos para arrancar la Central Termoeléctrica (CTE) Antonio Guiteras.

Central Termoeléctrica (CTE) Antonio Guiteras, en Matanzas
(Foto: Ventura de Jesús)
Visto: 318

MATANZAS.— Durante las últimas horas de este lunes, y luego de aproximadamente 15 días de intensas jornadas, lo que se dice todo un vendaval recuperativo, obreros y directivos procedían a efectuar los últimos preparativos para arrancar la Central Termoeléctrica (CTE) Antonio Guiteras y sincronizarla al sistema electroenergético nacional.

Rubén Campos Olmo, director de la unidad, señaló sin embargo que la puesta en marcha es siempre un proceso complejo y se ajusta a la regla según la cual todo debe responder conforme a lo planeado y al alistamiento de cada uno de los equipos.  

Adelantó que si finalmente podían concluir los trabajos de colocación del filtro o malla rotatoria ubicada delante de la bomba, ultimarían detalles para echar a andar la línea número dos, con lo cual  garantizan la generación de algo más de 200 megawatt- hora y marcan el final de la primera etapa de la recuperación.

El directivo elogió el de­sempeño del equipo multidisciplinario de especialistas y de los cientos de operarios que han laborado de forma ininterrumpida en la restitución de la CTE, azotada con saña por el huracán Irma.

De manera muy especial mencionó las acciones de limpieza de los conductos de la llamada piscina de «tranquilización», tarea muy compleja en la que un grupo de buzos libera los escombros con el auxilio de equipos.

Alcides Meana, constructor–fundador de la planta, comentó que con anterioridad a esta fecha se probaron y calentaron los sistemas internos, algo así como una especie de mantenimiento para concederle vida útil a todo el equipamiento y evitar cualquier reparo a la hora de la partida.    

Precisó que en la ruta crítica, la línea dos, se montó la bomba, el eje que la une al reductor, así como el propio reductor y el motor. Además, colocaron todos los cables y el control automático como garantes del funcionamiento de la bomba.  

Especialistas insisten en que en una segunda etapa darán vitalidad a la otra bomba y se construirá una caseta provisional para proteger esos equipos, en tanto levanten el edificio definitivo de la casa de bombas, lo cual no debe interferir en el funcionamiento de la planta y cuyo diseño tendrá en cuenta lo sucedido ante los embates del fenómeno meteorológico.

Como se conoce, el huracán Irma provocó daños serios a la casa de circulación de agua de mar, vital para el sistema de enfriamiento de la central térmica.

Con una sola máquina, la Guiteras es capaz de generar gran potencia eléctrica con un bajo consumo de combustible, y por su ubicación geográfica es de suma importancia para la estabilidad del sistema electroenergético nacional.

Se comprenderá entonces la razón por la cual muchos han seguido con atención el progreso de los trabajos de reparación de la CTE matancera y abrigaron la esperanza de que entrara en funcionamiento lo más rápido posible. (Ventura de Jesús)