Cuba permanece en el sótano del Panamericano Sub-23

Dos bambinazos en el quinto episodio resultaron suficientes para que Panamá venciera a Cuba en la super ronda del panamericano Sub-23 de béisbol.

Guante y pelota
Visto: 844

Batazos de cuatro esquinas del inicialista Ibrahim Mackenzie y el torpedero Javier Guerra en el quinto inning rompieron el abrazo a cero carreras  y le dieron el triunfo a Panamá sobre el equipo de Cuba, 2 a 0, en la llamada super ronda del I Campeonato Panamericano de Béisbol Sub-23 que tiene lugar en casa de los victimarios de los criollos.

Las conexiones se produjeron frente a los envíos del  zurdo santiaguero Ulfrido García, quien había silenciado a siete bateadores por la vía de los strikes.

Los triunfadores contaron con  excelente labor del derecho Harold Osvaldo Arauz, que en seis capítulos toleró cinco inatrapables y no permitió  anotaciones.

El zurdo Jesús Benítez se hizo cargo de la lomita a partir del séptimo y logró propinar seis ponches para registrar su segundo juego salvado del torneo, en tanto Arauz sonreía por segunda vez.

La derrota mantuvo en el sótano a los dirigidos por Ariel Osvaldo Pestano  Valdés, único colectivo que no ha saboreado la victoria en este segmento. Hoy jueves chocarán contra República Dominicana. En los demás encuentros rivalizarán México-Venezuela y Puerto Rico-Panamá.

La tabla de posiciones está como sigue: Venezuela 3-0; Panamá, 2-1; México,  2-1; República Dominicana, 1-2; Puerto Rico, 1-2 y Cuba, 0-3.

Se han publicado 1 comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Kmelot

    Con la derrota del Equipo Cubano sub 23 ante Panamá 2-0 vio como su clasificación al Mundial de la categoría se esfumaba entre sus manos. Pero lejos de buscar responsables, integración del equipo, decisiones de manager y una que otra jugada que salió mal, esta selección muestra el nivel real de nuestro campeonato nacional y del beisbol que se juega en Cuba actualmente. Se puede decir que es un torneo fuerte, integrado por jugadores que se desempeñan con Clase A, AA o AAA, pero nuestros jugadores, si tuvieran la posibilidad, tienen condiciones para estar en esas ligas y con mejores resultados. Solo hay que ver los juegos para darse cuenta de que hasta los lanzadores de Argentina tiran 90 millas, me sobran los dedos de las manos para contar la cantidad de lanzadores en Cuba, sea cual sea su edad, que sostienen las 90 millas y muchos están propiamente en esa categoría sub23, por lo que los bateadores cubanos no se enfrentan a ese tipo de picheo en Cuba. Todos los jugadores de ese torneo, así tengan menos calidad que los nuestros (lo cual dudo) juegan en torneos donde la calidad es mayor a nuestra SNB (aunque alguien por ahí le cueste reconocerlo). Los lanzadores contrarios mejoran su pensamiento Técnico-Táctico y agregan lanzamientos y variantes a su repertorio que le permiten sacar out a sus contrarios, aquí un lanzador con una recta que rose las 90 millas y una curva o slider mata en nuestro campeonato. Sin contar la poca paciencia que tienen nuestros bateadores haciéndole swing a lanzamientos fuera de la zona de strike producto a que esos mismos lanzamientos se los cantan en Cuba. No podemos vivir de la gloria alcanzada cuando jugábamos con amateurs, si jugáramos con amateurs hoy en día también arrasaríamos, pero el mundo ha evolucionado y nosotros estamos parados donde mismo. Súmenle a esto nuestra falta de estrategia o aferramiento a estrategias pasadas. ¿Cómo es posible que se lleven solo 9 lanzadores a un torneo donde se juegan 8 partidos en días sucesivos sin descanso para asegurar una clasificación al Mundial? ¿Para qué 3 receptores? ¿Cómo es posible que no integre un equipo Leonel Segura quien bateó sobre .400 en el sub23 y sobre .300 en la SNB? ¿Cómo es posible que Lionel Moa asista por su rendimiento a un juego de las estrellas de mayores y 2 meses después quede fuera de un evento de su categoría? ¿Cómo es posible que Pestano en su año de debut dirija por encima de Rosales quien ostenta 2 títulos y un subtítulo en el campeonato sub 23? Lionar Kindelan fue el líder de jonrones e el campeonato sub23 y dio algunos en la SNB, pero las estadísticas no mienten, da un jonrón cada 17.9 veces al bate y se poncha cada 6.1. ¿Donde están los estadísticos, sabermétricos, jefes técnicos, preparadores…etc que no se dan cuenta de esas cosas? Los equipos no se pueden seguir haciendo por afinidad o compromiso con el atleta. No podemos seguir pensando que somos superiores, tenemos que bajar la cabeza y pedir ayuda, capacitarse en cómo se juega el beisbol actual, técnicas de entrenamiento, estímulo a los atletas. Hoy le ganamos fácil a argentina, apretado con Brasil y chiflamos con Colombia, pero si seguimos en las mismas mañana le vamos a ganar apretado a Argentina, Chiflar con Brasil y no podremos ni con Colombia, entonces si el fútbol acarará la atención de los seguidores del beisbol en cuba.