Cuando segundas partes son mejores

Después de casi tres años alejada como atleta, Mary Adny Morffi regresó a la gimnasia y obtuvo oro por equipos en los Juegos de Barranquilla.

Equipo de gimnasia, Cuba
Equipo femenino de gimnasia artística de Cuba, campeón centroamericano en Barranquilla 2018. Mary Adny Morffi, cuarta de izquierda a derecha. (Foto: Roberto Morejón/JIT)
Visto: 464

Hace un año Mary Adny Morffi Arteaga (29-10-1997) no se imaginaba encaramada  en lo más alto del podio de premiaciones en los Juegos Centroamericanos de Barranquilla.

Ella había decidido abandonar la gimnasia artística después de los Juegos de Toronto, 2015, cuando apenas contaba 17 años de edad. Estuvo durante un tiempo en Santa Clara como entrenadora y en septiembre de 2017 marchó hacia la capital para continuar su labor en esa función.

«El equipo estaba incompleto y es por eso que se maneja la idea de que me incorpore como la quinta integrante. Oí decir en varias ocasiones que yo había entrado al lesionarse Yesenia Ferrera y eso no es así. Cuando eso ocurrió ya yo formaba parte de la selección desde febrero», explica esta tímida muchacha que me pide dialogar en un lugar de la casa, donde la familia y las demás personas que se hallaban en el hogar no escucharan la conversación.

«Al principio –agrega— comencé a trabajar en dos aparatos, pero al lesionarse Yesenia tuve que prepararme en los demás».

En los Juegos Centroamericanos, Mary Adny se convierte en la segunda figura de las criollas, después de la multimedallista Marcia Vidiaux (3-2-0). Fue una de las baluartes de la obtención del título en la pugna colectiva, algo que no se lograba hacía un cuarto de siglo.

Mary Adny feliz en su hogar con su presea dorada por equipos. (Foto: Maritza Prado Gallardo)

«Yo había obtenido plata en Veracruz hace cuatro años, pero sin dudas esta fue la competencia de mi vida, porque además del oro por equipos, ocupé el quinto lugar en la viga de equilibrio y el sexto en el concurso individual y barras asimétricas. Creo que con una mejor valoración de los jueces habría podido conquistar al menos dos medallas.

«Particularmente veo esta actuación como una segunda oportunidad, algo que una merece por el trabajo de estos años dedicado a la gimnasia y que, ahora, al fin se me da».

—¿Cuánto te ayudó el trabajo como entrenadora?

—Muchísimo, me dio herramientas para lograr mejor concentración, calma y ecuanimidad para enfrentar la competencia.

—¿Te mantendrás en activo en la gimnasia?

—Voy a continuar, aunque no tengo idea hasta cuando, de momento pienso llegar por lo menos hasta los Juegos Panamericanos de Lima el próximo año.

—¿Pero antes tendrán el certamen clasificatorio para esa cita?

—Eso será en septiembre. Debe resultar un torneo muy duro, para clasificar el equipo completo hay que terminar entre los siete primeros y ahí estarán Estados Unidos, Canadá, Brasil, México, Argentina, Colombia, entre otros.

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.