«Tenemos aspiraciones bien altas, pero podemos conseguirlas»

Conversación con la Comisionada Nacional de Baloncesto a propósito del inicio de la XIV Liga Superior de Baloncesto masculino.

Visto: 331
Dalia Henry, comisionada de baloncesto
Dalia Henry, Comisionada Nacional de baloncesto. (Foto: Gabriel López Santana)

La última vez que una mujer ocupó el puesto de Comisionada Nacional de baloncesto en Cuba, Dalia Henry (La Habana, 14 de junio de 1965) era apenas una joven promesa del baloncesto nacional. Como atleta fue partícipe de algunos de los más grandes hitos del deporte de las cestas en la isla: cuarto puesto en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, bronce en el Campeonato Mundial de Malasia 90, cuatro títulos Panamericanos y cinco Centroamericanos. Fue capitana del equipo nacional durante 15 años y una de sus mejores jugadores durante casi dos décadas.

El indestructible vínculo entre el atleta y el deporte en donde se consagra, la mantuvo bien cerca del ámbito del basquetbol desde su retiro hasta que, recientemente, le fue designada la más alta responsabilidad: hoy, como mismo Marcia Salas hace mucho tiempo, Henry es la titular del baloncesto en Cuba.

Alta, morena, siempre dispuesta, conversó con Vanguardia a propósito del comienzo de la XIV Liga Superior de Baloncesto masculino en la Sala Amistad de Santa Clara:  

«Estar presente en esta subserie era fundamental para mí como Comisionada, por ser Villa Clara el campeón. Hicimos la inauguración oficial aquí y esperamos que la Liga sea un espectáculo para nuestro país. Para ello el campeonato vuelve a su estructura clásica con partidos de ida y vuelta, una medida esta que nos permite enfocarnos sobre todo en el desarrollo de una cantera de atletas jóvenes con que contamos en la Liga».

—Sobresale el cambio de formato competitivo en esta edición…

—Realmente el calendario de las dos últimas Ligas consideramos que no era el idóneo, tuvimos que llevarlo a cabo por problemas de presupuesto. Ahora contamos con el apoyo total de nuestro organismo (Inder), que considera al baloncesto como un espectáculo necesario para el pueblo, aunque como deporte esté lejos de sus resultados históricos en el área internacional. A mejorar esos objetivos también están encaminados los esfuerzos de la Liga Superior.

—¿Qué le pareció este comienzo liguero?

—Es un buen comienzo. Los equipos ahora empiezan a ajustarse y hay que trabajar los sistemas con la reincorporación de los atletas de la selección nacional. Aun así, acá en Villa Clara tuvimos dos partidos bastante emotivos y en las otras sub-series también hubo división, partidos parejos todos. He revisado los resultados y todos los partidos fueron parejos y hubo divisiones en todas las sedes.

—¿Qué tan difícil es el puesto de Comisionada?

—Es bastante difícil, aunque tuve la posibilidad de estar casi 20 años en la selección nacional y haber dedicado gran parte de mi vida al baloncesto. Es un puesto de muchos retos y mucho compromiso, porque requiere de un gran sacrificio, no solo de mi parte y del resto de la comisión, sino de todos los que aman el baloncesto y lo siguen. Parte de mi trabajo es transmitir ese compromiso.

—¿Le ha afectado ser una mujer en un puesto históricamente dominado por hombres?

—No, no, creo que no. Lo que sí me ha afectado mucho es estar sentada en un banco (sonríe). A veces me digo: “debí haber seguido jugando”. También influye el hecho de que tengo un muy buen colectivo de trabajo. Hoy estoy dirigiendo a un grupo de entrenadores que muchos de ellos me vieron desde los inicios de mi carrera deportiva. Por lo tanto, la relación de trabajo que mantengo con ellos es magnífica. No se me dificulta dirigirlos.

—¿Qué objetivos fundamentales se traza como Comisionada?

—Me trazo varios. En el caso del masculino, insertarnos en el área de Centroamérica y lograr un espacio en el área Panamericana. Algo que hace muchísimos años no se logra. Estamos dando pasos positivos: con los Centroamericanos, con la Copa de las Américas, con el grupo de atletas que están contratados en varios países.

«En el caso del femenino, sí hemos reinado durante mucho tiempo en Centroamérica, pero perdimos en los Juegos. Tenemos el reto de volver a ser los dueños del área y miembros de la élite internacional. Es bien difícil, lo sé, pero creo que con el grupo de atletas jóvenes y entrenadores de experiencia con que contamos, es posible. Con trabajo y dedicación, podemos lograrlo. Llegamos a ser tercer lugar en un Mundial, participamos en Juegos Olímpicos. Esas son nuestras aspiraciones, son bien altas, pero poco a poco podemos alcanzarlas».

—¿Algo que decirle a los amantes del baloncesto en Cuba en este comienzo de la LSB?

—Simplemente decir que esperamos que la afición y todos los amantes del baloncesto sigan nuestra Liga. Es la intención de nuestra Comisión Nacional, de la Federación y del Inder que esta competencia sea un gran espectáculo. Y que el baloncesto, de manera general, siga siendo ese deporte que tanto ha gustado a lo largo de muchos años y todavía aún gusta a nuestro pueblo.

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.