Riveira, el zurdo más ganador del béisbol villaclareño

Vanguardia recuerda al zurdo más exitoso del béisbol villaclareño desde que los pentacampeones debutaron en series nacionales en 1977-1978.

Nito Riveira pudo haber sido el primer lanzador villaclareño en llegar al centenar de victorias. Foto: Internet.
Nito Riveira pudo haber sido el primer lanzador villaclareño en llegar al centenar de victorias. (Foto:Tomada de Internet).
Visto: 2048

Seguí atentamente la cantidad de lanzadores zurdos que nuestros lectores mencionaron en sus mensajes y, aprovechando la estancia en casa de muchos aficionados por la situación actual que vive el mundo, continuamos recordando a figuras del béisbol villaclareño.

Hoy les propongo recordar a José Riveira Rodríguez, el zurdo más ganador de la pelota en nuestra provincia desde que los pentacampeones debutaron en series nacionales en la campaña de 1977-1978.

Nacido en Santa Clara el 18 de marzo de 1958, Riveira vistió por última vez el traje anaranjado en la temporada de 1987-88, cuando había transitado por 11 campañas y solo tenía 30 años.

Entonces acumulaba 81 salidas triunfales ante 47 fracasos, cifra que lo sitúa en la actualidad como el tirador villaclareño de mejor promedio en ganados y perdidos, además de ser el sexto serpentinero en la lista absoluta de los monticulistas más exitosos del territorio, solo aventajado por José Ramón Riscart, quien terminó su carrera con  Rolando Arrojo, Eliecer Montes de Oca, Freddy Asiel Álvarez y Luis Borroto.

Novato del año en la contienda de 1977-78, Riveira y el Meteoro de La Maya, Braudilio Vinent, son los únicos tiradores que en su temporada de estreno han logrado liderar el promedio de carreras limpias (0.82), sin contar la primera serie, en la que, por supuesto, todos los jugadores eran debutantes.

En la primera mitad de los 80 integró, junto a Mario Véliz, José Ramón Riscart y el apagafuegos Isidro Pérez, un formidable cuarteto de lanzadores que mucho contribuyó a la conquista del primer título villaclareño en la campaña de 1982-83, certamen en el cual se convirtió en el único pícher anaranjado con dos lideratos de promedio de carreras limpias, tras computar 0.63; además de encabezar el casillero de ganados y perdidos (6 y 0), y ser proclamado el zurdo del Todos Estrellas.

Entre sus grandes proezas se recuerda también el haber doblegado a Orientales, 7-2, en el estadio Calixto García, en el desafío que le proporcionó a Las Villas la corona de la X Selectiva (1985), lid en la que terminó de puntero en ponches, con 63 bateadores retirados por la vía de los strikes.

Riveira tuvo dos temporadas con más de diez éxitos. La primera, en 1983-84, en una serie de 75 partidos para cada equipo, en la cual exhibió balance de 12 y 3. Luego, en una de 48 desafíos, la de 1985-86, computó 11 y 2, para compartir con el santiaguero Luis Tissert la condición de máximo triunfador en la zona oriental.

Nunca hizo la principal escuadra nacional, aunque coqueteó con ella. Estuvo en preselecciones nacionales, copas José Antonio Huelga, el Campeonato Centroamericano Universitario de 1983 y varios topes internacionales; pero hay que tener en cuenta que aquella era una época de grandes lanzadores y casi siempre llevaban al equipo Cuba a uno o dos zurdos, no más. Esas plazas estuvieron destinadas en los 80 para hombres como José Modesto Darcourt, Jorge Luis Valdés, Omar Ajete y Pablo Miguel Abreu, por solo nombrar cuatro estrellas del mal llamado brazo equivocado. 

 

Se han publicado 13 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Samuel

    Tremendo trabajo investigativo el de Osvaldo Rojas Garay, me encantan sus relatos interesantes. Los seguimos también desde la página de Facebook creada para seguir su trabajo en las redes sociales, la página se llama Casos y Cosas de la Pelota en honor a su libro de igual nombre.

  • carlos anibal

    Un saludo en aislamiento. Gracias Osvaldo por recotdar a Riveira. Han pasado los años y muchas cosas se olvidan y confunde. Recuerdo que Riveira era ganador, ponchador y su arma era el control y la curva. En la distancia me parece que no era rañido, al contrario, pero tiene numeros de sorpresa. Debe haber t3nido lesiones porque estan9 en forma duro poco. VC tenia magnificos peloteros- como Cuba- en esa epoca, victor, isidro, jova, albertico, orelly, y un interminable listado

  • yoel

    Me gustaría saber de todo que se hable que eslo que están haciendo en la actualidad por supuesto si esta vivo

  • PEDRO LUIS BOFILL PÉREZ

    Buenos días a todos, otro magnífico trabajo de Osvaldo, recuerdo perfectamente a Riveira, uno de los que no creían en el aluminio ni en el bateador designado, ciertamente se retiró jóven, pero comenzó solo con 19 abriles, algo que no era común cuando aquello, aparentemente duró poco, pero 11 Series nacionales en una década donde primaba la calidad y había que prepararse bien para obtener resultados, es bastante para un lanzador, lo que si es lamentable es que halla fallecido relativamente jóven, quizás víctima del no desentrenamiento característico de su época, igualmente es increíble que no halla aparecido otro zurdo capáz de igualarlo, Carrillo y Siverio son lo mejor que hemos visto en las últimas décadas pero ni siquiera le hacen sombra,ojalá más temprano que tarde cambie esta realidad. Saludos.

  • Luis

    Hola amigos, mientras dura la cuarentena, que les parece si hablamos un poco de las Series Selectivas, creo que junto a esas primeras series nacionales, donde se concentraba lo mejor del beisbol, fueron las series que de verdad le dieron colorido a nuestro deporte nacional, aunque al final de tanto meter la mano sa la cargaron también. Aqui les va un resúmen sacado de Ecu red.

    Las series selectivas de Béisbol en Cuba llegaron con ese nombre en 1975. En la primera participaron siete equipos, pues a los seis que disputaron el torneo de los diez millones se sumó Industriales.

    Pero los azules cayeron al fondo de la tabla con apenas 17 victorias y 37 derrotas. Esta vez el campeón fue Oriente (33-21), escoltado por Camagüey y Habana (32-22). Detrás se ubicaron Pinar del Río (30-24), Las Villas (26-28) y Matanzas (19-35).

    Habana ganó en la segunda temporada e Industriales nuevamente fue el sotanero. Luego, Camagüeyanos renació en la tercera y se llevó la corona. En 1978 desapareció Industriales y Oriente reencarnó en Orientales. Aquella campaña terminó con empate entre Las Villas y Pinar, ambos con 35 triunfos y 25 reveses.

    Para definir se disputó un play off entre los dos y la tropa del centro ganó en cinco juegos. Pinar del Río se desquitó al año siguiente y desde entonces fue el equipo más grande de estos clásicos. Los verdes alcanzaron seis títulos hasta 1991.

    El otro gran animador fue Serranos, que ganó en 1986, cuando cambió la estructura y el torneo reunió a ocho conjuntos. Ahí aparecieron también Ciudad de La Habana, Agropecuarios y Mineros. Serranos repitió en 1987 y 1992.

    Luego vinieron las llamadas súper Selectivas de cuatro equipos: Habana, Occidentales, Orientales y Centrales. Estos torneos duraron solo tres años, hasta 1995, y Orientales ganó dos veces (1993 y 1995). Por tanto, de una u otra forma, los equipos orientales sumaron siete cetros, Pinar seis y Las Villas cinco.

    En contraste, los habaneros solo ganaron dos, bien espaciados en el tiempo. Recordemos que hubo solamente dos Copas Revolución, en 1996 y 1997. Ambas las ganó Santiago de Cuba, tras vencer a Pinar del Río en la final.

    Eran liguillas de ocho equipos, repartidos a partes iguales entre Occidente y Oriente por su actuación en la Serie Nacional. Las Súper Ligas llegaron en el año 2002, con un formato similar al de aquellas súper Selectivas de cuatro equipos. Inicialmente, el conjunto capitalino se llamó Habaneros y salió campeón en la primera edición. Centrales ganó la segunda versión y Orientales la tercera. En esa ocasión Habaneros cedió su puesto a Industriales.

    Finalmente, Occidentales se impuso en el 2005. Ese año, en lugar de Industriales compitieron La Habana y Santiago de Cuba, los finalistas de la Serie Nacional.
    Saludos

  • carlos anibal

    Buenas noches. Luis, de acuerdo que las selectivas fueron un espectaculo de la calidad concentrada, y como torneo fuerte compensabá la masivaserie nacional. Desaparecio quizas por razones economicas y ahora es Azufre hasta recordarlas. Yo sueño con algun dia ver de nuevo un equipo azucarero o las villas integrado por lo mejor de cada provincia del ccentro. Uds se imaginan el equipo de la selectiva del ultimo año que VC fue campeon. Hubiera sido un tren! Cuidense todos que ya queda menos para la normalidad

  • Luis

    La IV Serie Selectiva el equipo Las Villas se tituló por primera Vez, tenia una gran plantilla Sobre todo ofensivamente,, con varios liderazgos individuales, Pedro Jova fué líder de los bateadores con promedio de 372 y hits con 92, Cheito Rodriguez lidero Jonrones con 28 (Muños conecto 20 y Olivera 11) tambien Cheito fué líder en Impulsadas con 75, Sixto Hernandez BR 13 y Muñoz BB 49. No contaba con un gran pitcheo, en una época en que los buenos pitcher abundaban en el país, pero así todo terminaron empatados con Pinar del Rio con 35 ganados y 25 perdidos y luego ganaron el play off 3 juegos a 2 con aquel jonrón que le conectó Cheito a Rogelio Garcia en la entrada del noveno ining, el juego lo abrió Leonel Garcia, luego relevó Servando Medina (ganador) y lo salvó Roberto Ramos. Tambien jonronearon en ese juego Sixto Hernandez y Hector Olivera por LV y Lázaro Cabrera por Pinar.

    Aqui les dejo el equipo Las Villas de 1978.
    Receptores:
    Lázaro Pérez, Alberto Martínez, Víctor Muñoz
    Jugadores de cuadro:
    Antonio Muñoz, Héctor Olivera, Rigoberto Rodríguez, Pedro José Rodríguez, Pedro Jova,
    Osvaldo Oliva, Alfonso Borrell, José Pérez
    Jardineros:
    Lourdes Gourriell, Valentín León, Sixto Hernández, Víctor Mesa, Luis Jova y Amado Zamora.
    Lanzadores:
    Aniceto Montes de Oca, Servando Medina, José Ramón Sastre, Roberto Ramos, José Riveira, Eleuterio Molina
    Leonel García, Isidro Pérez, Nivaldo Pérez, Alberto Peña, Roberto Almarales,, Ramón Castellanos

    Director: Eduardo Martín Saura

    • carlos

      Luis, dices que no tenia un buen pitcheo LV, ok si comparamos...con PR, pero Nivaldo, Aniceto, Sartre, Riveira, Leonel e Isidro de Vc, es una buena nomina, sumale al espirituanoRamos, ganador, y alos cienfuegueros Armarales y Castellano. No me parece mala, de acuerdo que otras eran mejores.

    • Azucarero

      Creo que se llamaba Adolfo Borrell

    • Luis

      Si Azucareros, gracias, no se por qué puse Alfonso, supongo que haya sido el teléfono que lo "arreglo" por su cuenta, fíjate que hasta hoy no me di cuenta de lo que querías decir, pensé que era la continuación de algo que habías escrito anteriormente, o que querías recordar el jonron que le dio Adolfo Borrell a Rogelio, por cierto recuerdan que campos cortos tan buenos a la defensa tenían los equipos del centro en aquella época, algunos de poca ofensiva, estaban Adolfo Burrell, Rigoberto Rodriguez, Roberto Rodriguez y más reciente Aldo Suárez del Villar, este último era un buen bateador de líneas cortas. Saludos

  • Luis

    Carlos, la nómina no era mala, muestra es que en esa serie rindieron, pero para ser una Selectiva, donde el bateo estaba concentrado, y viendo los nombres de los otros equipos, realmente de no ser excepcional el bateo, no creo que pudiesen ganar, no se si recuerdas aquellas series en que Las Villas bateaban de una forma descomunal y les costaba mucho ganar, el equipo Cuba estaba cuajados de jugadores de Las Villas y no incluian ningún lanzador, hasta Roberto Ramos que era el caballo de batalla del equipo no era incluido, pues la calidad era optima, a continuación te voy a nombrar los nombres de los pitcher que lanzaban por otras provincias en aquel año y la calidad era tanta que no estoy seguro que todos fuesen incluidos en los equipos de la Selectivas:
    PINAR DEL RIO: Juan Carlos Oliva, Julio Romero, Rogelio Garcia, Jesús Guerra, Maximiliano Gutierrez, Felix Pino, Reinaldo Costa y Lazaro Borroto. HABANA: Santiago Changa Mederos, Jose Modesto Darcourt, Walfrido Ruiz, Bernardo Navaja Gonzalez, Eladio Iglesias, Jose M Pedroso; MATANZAS: Jorge Luis Valdez, Rafael Rodriguez (El resto no creo que fueran mejores que los de Las Villas); CAMAGUEYANOS: Oscar Romero, Gaspar Legón, Omar Carrero, Lazaro Santana, Alfredo Roque, Julio Mantilla; ORIENTALES: Braudilio Vinent, Jose Luis Aleman, Rafael Castillo, Luis Tissert, Felix Nuñez, Alfonso Ilivanes, Orlando Figueredo, Gregorio Perez, Alberto Cabrejas, Mario Fernandez. Como puedes ver algunos de los nombrados son de calida similar o menor (los menos) a los villareños, pero quitando al equipo de Matanzas, los demás integralmente y teniendo en cuenta los nombres eran superiores.

  • carlos

    Luis, si comparas los lanzadores de PR claro que los brazos villareños eran de menos nivel. No se si vistes una entrevista de Mantilla que confeso su alegria mayor como pitcher fue ponchar a Jova. Por si no es muy conocida, decia Mantilla que jova le esperaba dos sin tirarle y despues siempre le conectaba.

  • PEDRO LUIS BOFILL PÉREZ

    Amigo Luis ese Las Villas de la IV Selectiva era una verdadera trituradora, fijate q Zamora y Luis Jova no eran titulares, su punto débil era el pitcheo, aunque el staff no era malo, lo cual los caracterizó durante esa década hasta q llegaron Riscart, Reinaldo Santana, Guillermo Martín, Veliz y otros, pero a pesar de eso nunca estaban perdidos, recuerdo q el público se mantenía en el estadio aunque perdieran por 5 o 6 carreras porque, gracias a su ofensiva y a que los relevistas venían siempre con el rancho ardiendo, en el último tercio remontaban, que tiempos aquellos!.
    Les propongo hacer nuestro LAS VILLAS con la generación actual, animence pues!
    Saludos