El primer título beisbolero de los villaclareños

Este viernes 12 de febrero se cumplen 38 años del día en que el seleccionado anaranjado aseguró el primero de sus cinco títulos beisboleros.

Albertico Martínez, una muralla tras el plato. (Foto: Archivo del autor).
Albertico Martínez, una muralla tras el plato. (Foto: Archivo del autor).
Visto: 1761

Treinta y ocho años se cumplen este viernes 12 de febrero del día en que el equipo de Villa Clara aseguró el primero de sus cinco títulos en las series nacionales de béisbol.

Faltando pocos encuentros para concluir el calendario oficial, los anaranjados regresaron a su cuartel general después de darles el tiro de gracia a los Vegueros, con una inimaginable barrida, y luego de imponerse en las subseries con la entonces Provincia Habana y Sancti Spíritus. 

La selección villaclareña tuvo posibilidades de conquistar la corona el miércoles 9 de febrero, pero Alberto Cabrejas amarró cortico a la novena de casa y al siguiente día llovió en Santa Clara y no pudo celebrarse el desafío que cerraba la subserie contra Holguín.

El próximo rival de Villa Clara sería Ciego de Ávila, el sábado 12 de febrero en el estadio Mártires de Quemado. En aquel momento surgió el dilema si efectuar el juego que podía coronar a los anaranjados en el «Sandino» o mantenerlo en el lugar donde estaba programado en el calendario oficial de la XXII Serie Nacional de Béisbol. Se decidió esto último y así a los habitantes de Quemado de Güines les tocó el privilegio de ver a los discípulos de Eduardo Martín asegurar el título por primera ocasión en nuestros certámenes beisboleros.

La noche antes, el viernes, llovió fuerte en ese territorio, cuna de dos peloteros del equipo: el toletero Alejo O'Reilly Morejón y el lanzador Rafael Berrio, quien falleció posteriormente en 2014.

Algunos pensaron que otra vez habría suspensión. Sin embargo, como para ratificar aquello de que no hay sábado sin sol, amaneció con buen sol y el terreno drenó rápido.

Eduardo Martín, el manager que guió a los anaranjados  a la conquista de su primer gallardete. (Foto: Archivo del autor).
Eduardo Martín, el manager que guió a los anaranjados a la conquista de su primer gallardete. (Foto: Archivo del autor).

En 2 horas y 24 minutos, con su estelar Mario Véliz en la lomita, los anaranjados se transformaron en campeones, al apabullar a los avileños, 10 carreras a 1. Concluido el encuentro, aquello fue la gran locura. El bombardeo de voladores resultó intenso, el pueblo se lanzó a las calles. Quemado de Güines se convirtió en la capital de la victoria.

Al regreso, en cada uno de los pueblos encontrados, entre ellos Sagua la Grande, hubo expresiones de júbilo. Cuando arribaron a Santa Clara fueron paseados por importantes arterias de la principal urbe de la provincia. Al llegar la guagua al estadio Sandino alrededor de las 6:00 de la tarde, los jugadores bajaron y en medio de la música que se escuchaba, entraron al lugar donde se les dio el recibimiento oficial, presidido por Raúl Rodríguez López, entonces primer secretario del Partido en Villa Clara.

Faltaban cinco días para que culminara la serie cuando la selección anaranjada aseguró el gallardete; pero aún restaban otras metas por alcanzar, la principal, batir el récord de 39 triunfos establecido por Sancti Spíritus al comandar la versión de 1978-1979.

El martes 15, el ranchuelero Pablo Ubeín Sánchez venció, 2 a 1, en cerrado duelo a Félix Núñez e igualó la marca. Al día siguiente, Mario Véliz dominó fácilmente al equipo tunero, 9 a 2 en el estadio Julio Antonio Mella y Villa Clara se convertía en el único plantel en ganar 40 veces en contiendas de 51 juegos.

No conforme, el jueves 17 de febrero de 1983,  la representación de Villa Clara se despedía de la XXII Serie aumentando a 41 su récord de sonrisas, al doblegar a los tuneros, 8 a 0, con buena faena monticular de Guillermo Martín. Al culminar el desafío, el miembro del Comité Central del Partido y primer secretario en Las Tunas, Luis Alfonso Zayas Ochoa, entregó el trofeo de campeón a Eduardo Martín Saura, mentor del elenco, cuyos integrantes recibieron sus correspondientes medallas de oro.

El balance de 41 y 8 sirvió para establecer una marca de 837 de average de ganados y perdidos, que aún perdura, y, además, los villaclareños lograron otro récord impresionante al triunfar en 18 juegos consecutivos al comenzar aquel certamen.

Colectivamente, el equipo lideró la ofensiva con 287 de promedio, al disparar 483 inatrapables en 1685 veces al bate. El picheo estuvo inmenso, resultó por mucho el mejor del torneo con 1.46 promedio de carreras limpias, debido a 72 carreras limpias permitidas en 445 entradas de actuación y 16 lechadas propinadas.

El zurdo José Riveira, acaparó los departamentos de mejor promedio de ganados y perdidos, 6 y 0 para 1000 y el de promedio de carreras limpias por segunda vez en series nacionales con 0.63 (4 limpias en 57 innings), récord aún vigente para los serpentineros de la provincia.

Otros tres tiradores se ubicaron entre los primeros cinco. Mario Véliz (9 y 3), tercero en efectividad con 1.22 PCL; José Ramón Riscart (8 y 2), cuarto con 1.25, y Pablo Ubeín Sánchez (4 y 2), quinto con 1.35. Destacado fue también el aporte de Guillermo Martín, con 4 y 0, y el relevista Isidro Pérez, muy efectivo en su función con balance de 5 y 0, y siete juegos salvados, líder en este acápite.

Víctor Mesa, el jugador más valioso del campeonato. (Foto: Internet).
Víctor Mesa, el jugador más valioso del campeonato. (Foto: Tomada de Internet).

En el ataque, Alejo O'Reilly encabezó varios casilleros, el de dobletes con 15; impulsadas, 38 –igual cantidad que Lázaro Junco (Citricultores), pero con mejor frecuencia que el matancero – y boletos, 34, la misma cantidad que Luis Giraldo Casanova (Vegueros). Además, terminó segundo en la lista de los primeros bateadores con 358 (63 jits en 176 veces al bate), detrás de Juan Hernández (Forestales), quien finalizó con 367, y como quiera que su hermano Fernando Hernández había sido líder en la contienda precedente, se convirtieron en la primera pareja de jimaguas en conquistar la corona de bateo.

El explosivo Víctor Mesa fue otro de los baluartes con 303 de average, aparte de culminar al frente de las anotadas, 39, y bases robadas, 21. Igualmente sobresalieron Amado Zamora, con 332 de promedio, y Rafael Fito Rodríguez, quien compiló 323.

En el orden defensivo Albertico Martínez resultó una muralla detrás del plato, con su elegante mascoteo y excelente conducción de los lanzadores. Apenas pifió dos veces, no cometió passed balls y capturó a 11 de los 13 corredores que intentaron robarle.  

Los flamantes campeones nacionales incluyeron en el Todos Estrellas de la XXII Serie al inicialista Alejo O'Reilly Morejón, el guardabosque central Víctor Mesa Martínez, y a los lanzadores Mario Véliz Acevedo y José Riveira Rodríguez, mejores monticulistas derecho y zurdo, respectivamente. Además, Víctor Mesa obtuvo el voto unánime como Jugador más Útil.

Con la temporada de 1982-1983 se cerró el ciclo de seis series nacionales con 51 juegos para cada equipo, que comenzó en la versión de 1977-1978.

 

Se han publicado 7 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Carlos Anibal

    Buenas noches. Ha pasado el tiempo y aquella serie se va recordando menos, sobre todo por que aun no se realizaban play off que da espectacularidad al campeonato. Magnificos peloteros tenia VC. Lanzadores de primera. Ademas de los integrantes de aquel equipo que Osvaldo ha resaltado por sus destaques, teniamos otras figuras como Carbonell, Luis jova quien luego fue coach y director, Ramon More el director que gano el ultimo campeonato, acebey, lazaro lopez quien estuvo tambien como coach y juan mesa. Citricultores y Camaguey quedaron a 7 juegos de diferencia!!. Y vegueros con sus tremendos lanzadores quedo segundo en pitcheo con 2.35 lo que hace el 1.47 de VC algo fuera de serie. Gracias Osvaldo.

  • Pavel

    Que tiempos aquellos,que quisas no volveran a retornar para nuestro amado Equipo Naranja.

    • Antolin Mendieta

      Pável, se que es difícil volver a lograr semejante hazaña, pero creo que no es imposible. Quien piense que nunca llegará a la meta, esta poniendo en dudas llegar siquiera a la mitad. Claro que hay que cambiar mucho en este deporte en la provincia, incluyendo en esos cambios a los compañeros del partido y el gobierno para que apoyen. Lo demás es entrenar y entrenar, mantener la disciplina, que todos sabemos que en el equipo naranja es pésima y se cometen indisciplinas a los ojos de todo el mundo. Además, debe haber una mejor atención a los atletas. Por otra parte, creo que no debemos seguir importando directores para el equipo, en esta provincia los hay, lo que se debe hablar con ellos, motivarlos y dejarlos dirigir. Cuando un director, con razones suficientes, saque del equipo a un jugador por importante que sea, hay que respetar su decisión. Hablando de los lanzadores, en varios comentarios que he hecho por varios medios, siempre he planteado que para tener control lo único que hay que hacer es tirar pelota y para tirar duro, lo fundamental es los ejercicios físicos adecuados. Un pitcher que tenga control y velocidad, tiene grandes posibilidades de dominar que si después se le adicionan varios tipos de lanzamientos y estudio de los bateadores, se convierte en un lanzador invencible. Propongo que se cree una pagina o sitio o como quiera que se llame donde podamos seguir hablando de este tema, incluso con mas profundidad y detalles. Que se unan los periodistas en este intercambio y que todo el pueblo de villa clara opine. También pudiéramos crear algún tipo de reunión, lo mismo en el sandino que en medio del parque, donde sea, el lugar no le va a restar calidad a la reunión. Por último, propongo llamarle a este intercambio, "EL RESCATE NARANJA"

    • Antolin Mendieta

      En el comentario anterior me faltó proponer que todo lo que escribamos y opinemos, se haga con respeto y sin utilizar lenguaje agresivo. A los colegas que tienen como función publicar o no los comentarios, les pido que revicen mas en detalle, pues a veces se publican comentarios difamatorios, burlescos y que no aportan nada al enriquecimiento del tema en cuestión.

  • Javier 100fuegos

    Se Ban a demorar unos cuantos años más ser a de 38

    • Andres

      El que se va a demorar 40 años más en aprender a escribir es usted. Jjjj Villa Clara campeón y por mucho el equipo más combativo de Cuba

  • Edgardo Martinez Garcia

    El campeonato nacional que conquistamos se disfrutó en toda la provincia en escuelas barrios campos y ciudades ,porque el béisbol forma parte de la cultura del cubano ,igual que el fútbol lo es ahora ,pero me pregunto porqué no hacer un programa especial para el desarrollo de ambos ,nunca volverán los triunfos sin programas de desarrollo serios ,que incluye desde la selección de talentos hasta el jugador de primera categoría ,fundamentado el desarrollo en una serie provincial no avanzaremos, se presisa del deporte en todas las escuelas y allí ya no se practica .esperó reflexionen por el bien del béisbol.