Jonrones que decidieron campeonatos

Hoy  recordamos a cuatro peloteros que dispararon jonrones espectaculares en nuestras series nacionales de béisbol y que todavía los aficionados recuerdan.

Agustín Marquetti, pelotero cubano.
El toletero de Alquízar con su bambinazo terminó con la sequía de títulos de Industriales, que se extendió a 13 años sin ganar. (Foto: Tomada de Internet)
Visto: 1703

Hay jonrones y jonrones. Unos caen en el olvido, como aquel de Orlando Bravo que en 1989 le dio el primer título a Santiago de Cuba o el que disparó Alexander Malleta frente a la aplanadora santiaguera en año 2006, pero están los que convirtieron los estadios en un manicomio, esos que perduran en el tiempo y se transmiten de generación en generación como si hubieran ocurrido ayer mismo.

Unos de esos fue el jonronazo de Ariel Pestano con que Ariel Pestano selló la victoria anaranjada que le dio el quinto título a Villa Clara en series nacionales, hace ocho años, el 18 de junio de 2013.

Con las bases llenas, en el sexto inning frente al relevista Maykel Martínez, hizo viajar la pelota más allá de los límites de la cerca por el jardín izquierdo, para poner el choque frente a Matanzas con marcador lapidario de 7 a 2. El enmascarado villaclareño, desechado de la selección nacional que intervino en el III Clásico Mundial, demostró estar hecho para los grandes momentos y disparó uno de los batazos más espectaculares en la historia del principal torneo beisbolero de Cuba.

Qué industrialista no recuerda aquel vuelacercas de Agustín Marquetti frente a Rogelio García, el 19 de enero de 1986, en el estadio Latinoamericano, que le dio el sexto trofeo a los azules de la capital.

El juego estaba empatado a cinco carreras al cierre de la duodécima entrada. El Ciclón de Ovas silenció por la vía de los strikes a Lázaro Vargas, permitió hit de Javier Méndez al bosque derecho y ponchó al peligroso Pedro Medina, para poner el inning en dos outs.

Entonces se apareció el toletero de Alquízar con un estacazo que sobrepasó las vallas del jardín derecho, para dejar al campo a Vegueros, 7 a 5, y terminar una sequía de gallardetes de los giraldillos que se prolongó durante 13 años.

Cuánta emoción sintieron los santiagueros aquel 20 de mayo de 2001 en el estadio Guillermón Moncada cuando en el octavo capítulo Antonio Pacheco le desapareció la pelota a Pedro Luis Lazo, para ofrecerle a los montañeses la tercera corona consecutiva.

Antonio Pacheco, pelotero cubano.
Antonio Pacheco con su jonrón le dio el tercer título consecutivo a Santiago de Cuba (Foto: Tomada de Internet)

El desafío estaba empatado a tres carreras y en el octavo Orestes Kindelán disparó cañonazo a la pradera izquierda y después del out de Fausto Álvarez, el gigante Pedro Luis Lazo trabajó con tanto cuidado a Ariel Cutiño y Gabriel Pierre, que terminó transfiriéndolos para llenar las bases.

Le tocaba empuñar a Eddy Cajigal, pero el difunto Higinio Vélez sin pensarlo dos veces sacó a batear de emergente a Antonio Pacheco, quien había estado lesionado durante gran parte de la temporada.

En conteo de dos bolas y un strike, el estelar camarero le cazó un lanzamiento ligeramente afuera a Pedro Luis Lazo y conectó un descomunal batazo con la casa llena que puso el choque, 7 a 3, cuando a Pinar del Río le quedaba un chance a la ofensiva. En definitiva los vueltabajeros fabricaron dos en el noveno y se quedaron cortos. Santiago de Cuba volvía a ser campeón.

No podía olvidar en el recuento de estas memorables conexiones a Pedro José Rodríguez con aquel estacazo que hace casi 43 años, el jueves 25 de mayo de 1978, puso colofón a la 4.a Serie Selectiva.

Las Villas y Pinar del Río concluyeron la temporada regular abrazados en la cima con 35 victorias y 25 derrotas, lo cual obligó a la realización de una serie extra que tuvo decisión en el quinto y último desafío, celebrado en el Coloso del Cerro, con la presencia del líder de la Revolución, Fidel Castro Ruz.

Con el juego empatado a dos y un out en la pizarra por elevado de Antonio Muñoz al infield, en el principio del noveno inning vino a consumir su turno Pedro José Rodríguez, Cheíto, quien en la serie regular había disparado 28 jonrones, para romper la marca de 22 palos de vuelta completa establecida por Armando Capiró en 1973.

Cheíto no había sacado la bola del cuadro en sus tres turnos anteriores contra Rogelio García, y al primer envío del supersónico serpentinero pinareño, sobre lo alto, metió la esférica en las gradas, conexión que finalmente le dio a Las Villas el primero de sus cuatro cetros en las desaparecidas selectivas.

La anécdota la he contado en otras ocasiones, pero vale la pena recordarla. En el año 2003 el recio bateador cienfueguero me comentó: «Esos son momentos que marcan a uno para toda la vida. Imagínate, el Latino repleto y tener frente a mí a un gran lanzador como Rogelio García».

Pedro José Rodríguez, Cheíto, pelotero cubano.
Pedro José Rodríguez, decidió la selectiva de 1978. (Foto: Tomada de Internet)

Luego el sobresaliente jonronero, fallecido el pasado 13 de febrero, argumentó: «Quiero ser justo. Rogelio tuvo la mala suerte de que Agustín Marquetti y yo le conectáramos jonrones para decidir campeonatos, pero, ¿alguien ha sacado la cuenta de los ponches que me propinó?».

Al principio mencioné que hay peloteros que han conectado jonrones importantes en nuestro béisbol y han caído en el olvido, pero los cuatro que les mencioné han sido los más mediáticos, los que casi todos los aficionados recuerdan.

No quise abordar los que se refieren a eventos internacionales, como el de Marquetti  en Nicaragua, el de Antonio Muñoz en Japón y el de Lourdes Gourriel en Parma, Italia. Toda polémica que genere este trabajo debe referirse únicamente a nuestros certámenes nacionales, pues los torneos internacionales son, como diría Pánfilo: otra historia, otra historia y a esa volveremos. 

Se han publicado 11 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Orlando Álvarez Nuñez

    Estimado Osvaldo, nuestros saludos y consideraciones, excelente recuento de inolvidables jonrones en nuestras series de béisbol, pero existe uno, también excepcional, descomunal, indispensable e inolvidable, q siempre queda fuera de todos los recuentos e historias contadas, q por demás ambos autores sí lo recuerdan, el q lo recibió y el q lo dio, me refiero a la final de la serie selectiva del año 1989, cuando Muñoz le desapareció la esférica al supersonico Valle en el abarrotado Latinoamericano, para q Las Villas empatara y trajera la serie al Genaro Melero de Jatibonico y vencieramos en el último juego a los capitalinos, quedando campeones, creo q este tremendo jonron merece recordarse también.

    • Osvaldo Rojas Garay

      Saludos Orlando, ese jonrón lo recuerdo como algo especial, me precio de ser amigo de Antonio Muñoz, incluso escribí un libro sobre él. También soy amigo de Lázaro Valle, una persona excelente. Cuando Muñoz le disparó el jonrón a Valle, le dije al Gigante, oye todavía estás entero y con su extraordinaria modestia me contestó: Mira Rojas a los 40 años no es fácil conectarle a un lanzador tan rápido como Valle. Te diría que le adiviné el lanzamiento, a mi edad, no es fácil conectarle a un pitcher tan veloz como Valle.

  • Marcos

    Osvaldo gracias por al artículo, todos esos jonrones fueron muy emocionantes, el de Cheito lo recuerdo como si hubiese sido ayer a pesar de ser un niño cuando lo conectó, el de Pestano fue más emocionante por la polémica generada en torno a los personajes involucrados, Víctor Mesa no lo llevó al clásico, y todo lo que se generó en torno a estos dos personajes, además del tiempo que llevaba VC sin ganar un campeonato, pero para ser justo aunque al final terminaron siendo útiles las carreras, VC tenía ventaja en ese momento, no es lo mismo, venir de abajo, romper un empate o dejar al campo decidiendo un campeonato, que consolidar una ventaja. saludos

    • karlos

      Marcos coincido con Ud. El de Cheito en el 9 no de un juego- serie- reñidisima y frente a Rogelio en su juventud. !!. El de Pestano es mas venganza en buen sentido que decisivo.

  • Carlos Anibal

    B.N. Recuerdo 3 de los 4, pero realmente el que mas disfrute fue el de Cheito. Rodeado de pinareños, aquel batazo me lleno de alegria. El de Marquetis, no lo disfrute porque hubiese preferido el triunfo de Pinar y sobre el de Pestano me alegro, pues fue la respuesta de decoro de un grande que injustamente VM por problemas personales, no lo levo al clasico. Y ya en el clasico se noto su ausencia cuando le robaron bases inpunemente a Eriel y a FCM. Y el Jonronazo fue lo que faltaba.
    Pacheco era un pelotero fuera de serie, era oportuno, de tacto y de poder sin ser un slugger. Y en la defensa era bueno. No recuerdo ese jonron pero fue muy comentado.
    En eventos el de Chaves en los panamericanos de saopablo, ese que menciona osvaldo dgurriel ( nosotros criticamos a nuestros manager porque dejan al lanzador hasta el reviente y abbot cuantos inning habia lanzado cuando el homerum?) y Pestano tambien tiene historia en un clasico. Claro no fue discusion de titulo, sino clasificacion.
    Y de nuevo la pregunta ¿ cuando un modesto rincon de historia de nuestros peloteros?

    • Alejandro libertad

      ????pestano dio algún homerun importante en clásicos mundiales ,,,no lo recuerdo ,algún hr para empatar o decidir me puedo equivocar pero no creó

    • Carlos Anibal

      BT. Alejandro tu problema es de memoria. Ni te acuedas como robaban bases, ni que clasificamos a ronda final entre otras cosas por jonrones.... y yo me quejo de mi memoria. Todos los jonrones del clasico fueron muy importantes : si gurriel no da los dos frente a panama no pasamos, a la segunda vuelta. Y pestano jonroneo en un juego que nos permitio seguir en competencia. Ya le explique que no soy estadistico.

  • Carlos Anibal

    BT Alejandro para no abusar de la memoria, primer clasico, segunda Ronda, juego dificil vs Venezuela que abrio Colon, 6to Inning jonron de pestano nos psrmitio la victoria. Y en el otro juego entre gurriel y el lograron el famoso aut en jon de ivan. A udle parece que digo mentira? Es segunda vez que me cuestiona.

    • Osvaldo Rojas Garay

      Carlos Aníbal, no pensaba contestarle a Alejandro Libertad, pero sus palabras me impulsaron a responderle, Parece que el desmemoriado lector no leyó mi trabajo hasta el final, porque terminé diciendo:
      “Al principio mencioné que hay peloteros que han conectado jonrones importantes en nuestro béisbol y han caído en el olvido, pero los otros que les mencioné han sido los más mediáticos, los que casi todos los aficionados recuerdan.
      No quise abordar los que se refieren a eventos internacionales, como el de Marquetti en Nicaragua, el de Antonio Muñoz en Japón y el de Lourdes Gourriel en Parma, Italia. Toda polémica que genere este trabajo debe referirse únicamente a nuestros certámenes nacionales, pues los torneos internacionales son, como diría Pánfilo: otra historia, otra historia y a esa volveremos”.
      Le voy a refrescar la memoria a Alejandro Libertad. Pestano viene decidiendo juegos desde pequeño, cuando estaba en las categoría infantil, vaya a la prensa del año 1986 y allí encontrará unas palabras como estas: Los criollitos no se amilanaron y en la apertura del quinto facturaron cuatro carreras debido a un pelotazo, cuatro imparables –incluyendo un doble de Juan Carlos Cobas- y un oportuno cañonazo de Pestano que trajo hacia la goma a Cobas con la anotación que decidió el choque, ocho a siete.
      Le vuelvo a explicar que le dedicaré un trabajo a los jonroneros en eventos internacionales, le digo que Ariel Pestano disparó dos cuadrangulares en clásicos mundiales.
      Ahora bien, si Alejandro quiere algún jonrón decisivo en justas foráneas le digo que el 12 de agosto de 2003, Norge Luis Vera desde el montículo y Ariel Pestano bate en manos se emergieron en los grandes héroes del triunfo de Cuba sobre Estados Unidos, tres carreras por una, que le dio a los criollos el título en los Juegos Panamericanos de Santo Domingo y su noveno cetro consecutivo en estas lides desde Cali, Colombia, en 1971.
      Cuba ganó aquel juego, Yulieski Gourriel empató con jonrón, pero Pestano no solo empujó la decisiva sino que amplió la ventaja con un jonrón. Bateó de 4-3, incluyendo un doble y el mencionado jonrón.
      De su defensa no creo que existan muchas dudas. José Ariel Contreras en enero de 2002, me dijo que en su opinión Pestano era el mejor receptor de Cuba, “y eso que en Pinar del Río los hay muy buenos”, añadió.


    • Alejandro libertad

      Carlos ,hombre relajate con esto de la covid no se puede cojer tanta lucha no era mi intensión cuestión arte y ojo nunca te llame mentiroso ,simplemente no recordaba esos datos era un adolescente en el 2006 y aunque me gusta el béisbol mi deporte favorito es el futbol,del partido q dices si recuerdo a bartolo colon q creo salio por una ampolla pero cosas de la memoria no recuerdo el hr de pestano ....

  • Carlos Anibal

    Bd. A Osvaldo agradecer una vez mas su gentilesa y atencion al forum, demostrando profesionalidad. Me recordo el panamericano de SD, y por cierto NL Vera tenia tremenda estima por el oficio de pestano. De nuevo, gracias Osvaldo.
    Alejandro, mire ud, a mi me gusta polemizar, y no me disgusta que me cuestionen punto de vistas, criterios. Ademas, 70 años no son buenos para la memoria. Y como yo no dispongo de bancos estadisticos, es frecuente que me equivoque. No se preocupe, toda duda honesta que ud tenga y yo pueda esclarecer srra un placer. Y como Nolasco, le felicito por la criatura que viene..