Seily: oro contra mano dura

La cubana revalidó el título en la espada y aportó el primer oro a la esgrima de la Mayor de las Antillas en Barranquilla.

Seily Mendoza y Caitlin Nicole Chang, combate final de la espada individual, XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe.
Seily Mendoza Venzant (a la izquierda) y la jamaicana Caitlin Nicole Chang combaten en la final de la espada individual, XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe. (Foto: Marcelino Vázquez Hernández/ACN)
Visto: 215

La Habana.― La cubana Seily Mendoza reeditó hoy su título centrocaribeño de la espada individual, al vencer 15 toques por diez a la jamaicana Caitlin Nicole Chang, una zurda incómoda de mano dura, como la calificara ante los micrófonos de JIT.

La reina de la modalidad en Veracruz 2014 llegó con el calificativo de favorita al Centro de Eventos Puerta de Oro, de esta ciudad, y tras superar el escollo de los grupos se desempeñó a gran altura en los cruces de cuartos de final, semifinal y final.

En el primero venció 15-14 a la colombiana Natalia Lozano, muy a pesar del apoyo que la local recibió del público. Luego remontó una desventaja inicial y aventajó a la dominicana Violeta Doralys Ramírez (15-14); y finalmente superó por 15-10 a la jamaicana, en el pleito más holgado de todos, pero no por eso más fácil. 

Cubana Seyli Mendoza Venzant, campeona centroamericana de espada.
Seyli Mendoza Venzant repitió la alegría de Veracruz 2014, donde también alzó su espada. (Foto: Marcelino Vázquez Hernández/ACN)

«Me siento muy bien, siempre pensé en revalidar la corona. No subí confiada a la pista, pero sí optimista», fueron sus primeras palabras. 

«El problema con esa jamaicana es que tiene la mano muy dura y es zurda, lo cual la hace bastante incómoda, pero trabajando lo que tantas veces hemos entrenado pudimos obtener la victoria», comentó con la bandera nacional en sus manos poco antes de recibir su presea.

«El combate más difícil fue la final, a pesar de tener la ventaja casi todo el tiempo, ya que me sentía mucho más cansada. La estrategia fue trabajar sobre sus errores y si me salía hacia arriba yo haría lo mismo», reconoció con una sonrisa de temor y duda en los labios.

Luego profundizó: «Ella no se mueve mucho, y eso me beneficiaba, porque soy más rápida y la sacaba de paso, la descontrolada, y ahí entonces aprovechaba sus errores».

Interrogada sobre el significado de este primer oro para la esgrima cubana, Mendoza aseguró que «mi medalla es inspiración para las venideras y para las demás compañeras».

Y respecto al futuro dentro del ciclo olímpico se refirió al compromiso más cercano: «Esto es paso a paso, ahora comienza un nuevo periodo de preparación hacia los Juegos Panamericanos de Lima y ya veremos.

En la despedida auguró el máximo premio en la lid por conjuntos: «Confío en mis compañeras, trabajando en equipo vamos a ganar esa medalla de oro también. Y no va a ser la última».

Su compañera Yamirka Rodríguez entró a la ronda de 16, pero allí cedió 8-7 ante la venezolana María Gabriela Martínez.

En la propia jornada, dos especialistas de la Isla llegaron hasta la ronda de ocho en el sable individual, a decir Harold Rodríguez y Ricardo Prado. (Rudens Tembrás Arcia, enviado especial) 

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.