Lara, el único con dos récords mundiales

Pablo Lara Rodríguez clasifica como el único deportista que ha implantado dos récords mundiales en la historia de los Juegos Centroamericanos y del Caribe.

Pablo Lara
(Foto: Tomada de Internet)
Visto: 335

El forzudo villaclareño Pablo Lara Rodríguez, quien cumplió 50 años el pasado miércoles, clasifica como el único deportista que ha implantado dos récords mundiales en la historia de los Juegos Centroamericanos y del Caribe.

La hazaña ocurrió en la versión de Ponce, Puerto Rico 1993. A partir de ese año la Federación Internacional de Halterofilia introdujo cambios en los límites mínimo y máximo de las divisiones, y al santaclareño le correspondió competir en los 76 kg.

Lara implantó dos primacías del planeta en la prueba de envión al levantar 203 kg y después 205, cifra con la cual se llevó la medalla de oro y completó la tripleta dorada, pues había dominado el arranque con 160, para un total de 365 kilos.

Cinco años más tarde, Lara volvería a entrar en acción en una cita regional en Maracaibo, Venezuela 1998, donde barrió con todas las preseas áureas, con 160, 190 y 350.

En total, en Juegos Centroamericanos y del Caribe se han establecido cuatro récords mundiales, todos en halterofilia y por atletas cubanos, pues además de Lara, también rubricaron la proeza Daniel Núñez y William Vargas.

El santiaguero Núñez fue el primero en registrar en los libros una marca universal absoluta en la prueba de arranque en la categoría de los 60 kg, en los Juegos celebrados en nuestro país en agosto de 1982.

En el caso de William Vargas logró su primacía planetaria en la misma confrontación que Pablo Lara, al alzar 123 kg en la modalidad de arranque en los 54 kilos. Por tanto, hace un cuarto de siglo que ningún deportista ha podido establecer récords del mundo en estas justas.

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.