Cuba, otra confirmación de Israel

Los norteamericanos de origen judío, que representan a Israel, utilizaron a Cuba para confirmar que nada de lo ocurrido en la ronda previa fue casual.

Juego Cuba contra Israel, IV Clásico Mundial de Béisbol.
Israel dominó a Cuba y sigue invicto en el IV Clásico Mundial de Béisbol. (Foto: Ricardo López Hevia/Enviado especial de Granma)
Visto: 785

Israel no se dejó abrumar por el bambinazo en solitario de Alfredo Despaigne en el segundo capítulo frente a Jason Marquis, uno que bordea las cuatro décadas, pero que excepto esa, no permitió más libertades a la batería cubana. Marquis lanzó 5,1 entradas, ponchó a cuatro, y toleró cuatro imparables.

Alfredo Despaigne celebra jonrón contra Israel.
Despaigne anotó la única carrera por el equipo Cuba, gracias a un jonrón. (Foto: Ricardo López Hevia/Enviado especial de Granma)

La aparición de Thornton y Goldberg los terminó de noquear. Este partido también confirmó la «Despaigne dependencia» que tiene el team Cuba para fabricar anotaciones. La escasez de imparables es la décima señal de que los cambios en la alineación titular están más que indicados. La tozudez, a la larga, carga sus consecuencias.  

El pitcheo hizo lo que pudo. Entenza caminó cuatro entradas, permitió una carrera, un solo jit, pero regaló 3 boletos. Por mucho, el staff cubano es el que más bases regala en el torneo. El matancero Yoannis Yera no pudo completar las dos entradas, y el líder de salvados en Cuba, José Ángel García, solo sacó un out. Por Israel, Borenstein, Lavarnway y Gailen hicieron su trabajo con el madero, y fabricaron tres anotaciones entre el cuarto y sexto episodio.

Israel celebra victoria contra Cuba.
Israel celebra victoria contra Cuba, en el primer juego de la segunda ronda del IV Clásico Mundial de Béisbol. (Foto: Ricardo López Hevia/Enviado especial de Granma)

El octavo capítulo fue el ahora o nunca para Cuba, con bases llenas y empuñando William Saavedra, pero lastimosamente ante el cerrador Zeid, fue «el nunca». Mientras Israel sí usaba el «juego chiquito» y marcaba el puntillazo en la parte baja. Con esta derrota, ante esta especie de equipo USA D, Cuba está obligada a ganarle a sus dos «bestias negras» en los últimos años, Japón y Holanda. Encomiéndense.   

Anotación por entradas:

ESTADIO TOKYO DOME, Japón
(11 de marzo de 2017)
Equipos  1  2  3  4  5  6  7  8 9 C H E

Bandera de Cuba.Cuba
0 1 0 0 0 0 0 0 0 1 5 1

Bandera de Israel.Israel
0 0 0 1 0 2 0 1 0 4 5 0
Ganó Zack Thornton (1-0)
Perdió Yoennis Yera (0-2)
Salvado Josh Zeid (1)

Se han publicado 1 comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Pedro Nolasco

    Como casi todo en este mundo en que estamos entrando, las metas que te pongas, están condicionadas por el dinero que tengas. En Israel casi nadie sabe lo que es el béisbol, pero hay dinero.
    Hasta donde esos peloteros nacidos (todos menos uno) fuera de Israel, pueden sentir orgullo por su Patria no lo vamos a poder averiguar. Pero tienen suficiente calidad como atletas para darle un susto a cualquiera.

    Cuba tuvo una buena oportunidad en el segundo inning cuando Despaigne abrió con jon-ron y después se envasaron otros . Fue una oportunidad dorada de coger ventaja y explotar al abridor ………….pero por muchos deseos que tuvo Benítez, no pudo reeditar sus hazañas de la Final Nacional. Yo creo que había suficientes razones para que no estuviera Benítez al bate. Innegablemente para algunos de nuestros peloteros ha sido demasiado grande el salto . Empezar la Serie Nacional jugando al sol, a las 2 pm y a Estadio Vacío y estar ahora en el Domo, bajo techo, con frío y cincuenta mil aficionados en contra, ha sido una carga demasiado pesada para muchos. Para casi todos excepto Roel y alguno más. Ya Despaigne pertenece a otro estadío.

    Cuando tengamos muchos peloteros jugando en ligas fuertes, aprendiendo lo que acá nos falta y (por que no?) consolidando su economía personal y familiar, tendremos muchos Despaignes y podremos aspirar a que no nos pasen éstas cosas. Mientras tanto nos quedan dos opciones: o no asistimos al Clásico o nos resignamos al papel de Cenicienta. Y de esas dos opciones yo voto por la primera.