Ante Japón, Cuba no entiende esa Yamada

Tetsuto Yamada dio la clarinada en el primer y último inning para Japón. Los locales ganan 8-5, y Cuba contra la pared sin victorias.

Tetsuto Yamada, dos jonrones contra Cuba.
Tetsuto Yamada hizo la advertencia con su primer jonrón en el inicio de juego. (Foto: Ricardo López Hevia/Enviado especial de Granma)
Visto: 909

Cuba hizo lo que no había hecho ante su victimario del primer choque en el Clásico Mundial de 2017, se mantuvo cerca, incluso dominó por momentos a la ofensiva nipona y el score del Tokio Dome. Japón hizo lo que mejor sabe, tener paciencia y aprovechar las grietas del pitcheo o la defensa criolla. Japón sabía que alguna brecha se abriría y ellos esperarían.

Bladimir Baños, abridor de Cuba contra Japón.
Sugano, pitcher abridor de Japón contra Cuba.
Baños y Sugano, los abridores por Cuba y Japón, respectivamente. (Foto: Ricardo López Hevia/Enviado especial de Granma)

Sugano, el as de la rotación japonesa, no había lucido hermético ante Australia y tampoco lo haría ante Cuba. Baños sí había lucido amplio ante la batería de bajo calibre china, pero ante la nipona sufriría desde los primeros envíos. El hombre proa, Tetsuto Yamada, le rompería la cadena de ceros colgados, apenas en el ¡Play Ball! Yamada avisaba, aunque no lo entendieran.

Cuba, como la vez anterior, le bateó a sus anchas al staff nipón. Bambinazo de Gracial un inning después, con Despaigne en base, pondría a los cubanos a soñar. Tres veces sucedería esto. Japón empataba, Cuba se separaba. En el cuarto, con la casa llena, y abrazo a dos carreras, el Benjamín del mítico Víctor Mesa, se anotaba dos empujadas. En el sexto con igualada a cuatro, Yurisbel Gracial, volvía a darles ventaja a los caribeños. Tres veces «cantó el gallo» en el Tokio Dome, y Cuba renegó de la victoria.

Yurisbel Gracial batea jonrón contra Japón.
Gracial impulsó dos con jonrón en el cuarto. (Foto: Ricardo López Hevia/Enviado especial de Granma)

Mientras el primer bate —el menos primer bate de la historia de Japón— Yamada, se echaba el equipo al hombro. Participó en todas. Jonroneó en la primera, disparó doblete en el tercero e impulsó, recibió boleto en el quinto y anotó, y en el octavo apuntaló la barca, con la que intentan mandar a los cubanos a su Isla. Un segundo antes al bambinazo de Yamada al relevista Lahera, Saavedra había pestañeado en la primera almohadilla. El seguro inicialista, dejaba caer una bola que le había dado en el centro de su mascota. Era la grieta que los nipones habían estado esperando, la aprovecharon. El cerrador Makita terminaba de hacer el trabajo, con par de «congas» al máscara Alarcón y a Mesa. Jr.

Vista para sentencia, el andar cubano por la versión clásica del 2017, queda la sensación de que los cambios en la alineación debieron probarse ante Israel. Ahora solo restan rejuegos de fieles, que argumentan se le puede ganar a Holanda. Otra vez, y sin presumirlo, los tulipanes están listos para darle a los cubanos el tiro de gracia. Esto ya viene siendo «asesinato con alevosía». 

Anotación por entradas:

ESTADIO TOKYO DOME, Japón
(14 de marzo de 2017)
Equipos  1  2  3  4  5  6  7  8 9 C H E

Bandera de Cuba.Cuba
 0  2  0  0 5  10  0

Bandera de Japón.Japón
 1  0  1  0  2  1  0 3   8  9  0
Ganó Ryo Akiyoshi (1-0)
Perdió Miguel Lahera (0-1)
Salvado Kazuhisa Makita
Jonrón Tetsuto Yamada (2), Yurisbel Gracial

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.