Estados Unidos, campeón del IV Clásico Mundial, con un 8-0 a Puerto Rico

Los estadounidenses batearon 13 imparables, mientras que los puertorriqueños no pudieron descifrar el pitcheo del abridor Marcus Stroman, el MVP de la final.

Jugadores del equipo de Estados Unidos.
Estados Unidos, con buena ofensiva y excelente pitcheo, blanqueó a Puerto Rico. (Foto: WBCBaseball/ Twitter)
Visto: 690
Marcus Stroman, ganador de la final del IV Clásico Mundial de Béisbol.
Marcus Stroman fue el MVP de la final del IV Clásico Mundial de Béisbol. (Foto: WBCBaseball/ Twitter)

Nadie dijo que para coronarse había que terminar de manera invicta. Bastaba con ganar el juego bueno.

La selección de Estados Unidos se llevó por primera vez el Clásico Mundial de Béisbol, al derrotar en el partido final al hasta hoy invencible equipo de Puerto Rico con pizarra de 8-0.

A diferencia del partido en la segunda ronda en San Diego, cuando el derecho Marcus Stroman permitió seis hits seguidos antes de sacar el primer out, esta vez se presentó imbateable y silenció por seis entradas a la tanda más productiva a lo largo de todo el certamen.

El partido tenía su dosis de morbo, pues Stroman, hijo de puertorriqueña, podía haber lanzado por cualquiera de los dos equipos y recientemente se quejó del acoso sufrido por su madre en las redes sociales por su decisión de jugar con Estados Unidos.

El serpentinero de los Azulejos de Toronto realizó 73 pitcheos, propinó tres ponches y en los primeros seis capítulos enfrentó al mínimo posible de 18 bateadores.

Salió en el séptimo, cuando Ángel Pagán le abrió con doblete, primer hit de la noche de la escuadra boricua.

Ian Kinsler batea jonrón en final contra Puerto Rico, IV Clásico Mundial de Béisbol.
Ian Kinsler, el jonronero de la final contra Puerto Rico en el IV Clásico Mundial de Béisbol. (Foto: Foto: ESPN/Twitter)

Pagán se quedó a la espera del batazo remolcador, cuando Sam Dyson, primer relevista utilizado por el manager Jim Leyland, ponchó a Carlos Correa y a Carlos Beltrán. El juego fue una repetición del duelo entre Stroman y Seth Lugo, ganador del juego del viernes pasado.

Tras dos innings en blanco, Ian Kinsler le puso números a la pizarra, al sacar la pelota por el jardín central, batazo que encontró a Jonathan Lucroy en primera por imparable.

Seth Lugo, perdedor de la final del IV Clásico Mundial de Béisbol.
Esta vez Seth Lugo perdió el duelo con Stroman, y la final del  IV Clásico Mundial de Béisbol. (Foto: WBCBaseball/ Twitter)

Dos entradas más tarde, en el comienzo del quinto, los estadounidenses volvieron a la carga y anotaron dos más, remolcadas por imparables de Christian Yelich y Andrew McCutchen y enviar a las duchas a Lugo, quien se fue con cuatro limpias y cinco hits en cuatro episodios (no sacó outs en el quinto), a pesar de propinar siete abanicados.

Estados Unidos sentenció el choque en el séptimo, cuando después de dos outs el relevista José Berrios llenó las bases y cedió el montículo al veterano zurdo J.C. Romero. Brandon Crawford lo recibió con cepillazo al medio que trajo dos más al plato y después de otro cambio de pitchers, Giancarlo Stanton, quien llegó a eslabonar una cadena de cinco ponches en fila ante Japón y Puerto Rico, le sonó cañonazo al diestro Hiram Burgos, para la tercera del inning.

Y si no bastaba con esas, los nuevos campeones añadieron otra en el octavo, al combinar sencillos seguidos de Nolan Arenado, Eric Hosmer y McCutchen y error en tiro de Javier Báez.

David Robertson sacó los tres outs del noveno para desatar la celebración en un Dodger Stadium abarrotado por 51,565 fanáticos, la mayor asistencia para un partido en la historia de los Clásicos Mundiales. (Tomado de ESPN)

 Anotación por entradas:

DODGER STADIUM, Los Ángeles
(22 de marzo de 2017)
Equipos  1  2  3  4  5  6  7  8 9 C H E

Bandera de Estados Unidos.Estados Unidos
0 0 2 0 2 0 3 1 0 8 13 0

Bandera de Puerto Rico.Puerto Rico
0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 3 1
Ganó Marcus Stroman (1-0)
Perdió Seth Lugo (0-1)
Jonrón Ian Kinsler (USA)

Se han publicado 1 comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Pedro Nolasco

    La pelota es un deporte altamente impredescible. Puerto Rico fué el equipo de mas chispa, entusiasmo y mucho se habló del asunto del pelo teñido como factor aglutinante.
    Sin embargo, ayer se derrumbaron. En la medida en que se iban produciendo los escones, propinados por el equipo de USA, un equipo borícua, altamente profesional, maduro, de experiencia, se transmutó en un conglomerado de novatos............similar al equipo Cuba en su último enfrentamiento.
    Para nuestrosmuchachos, que comenzaron el año deportivo jugando al sol de la tarde y a estadio casi vacío, resulta mas perdonable este desastre que para los portorriqueños. Pero tanto para unos como para otros, se cumplió una de las leyes indescifrables de nuestro deporte nacional que en el acervo popular se resume a la criolla diciendo que ¨la bola es redonda y viene en caja cuadrada¨. Y entonces nos damos cuenta de que salvo algunos errores y deficiencias, Martí y sus huestes hicieron todo lo que pudieron o quizás más. Y que los problemas de nuestra pelota, cuando participa en un eve3nto como ese, no los resuelve un mánager o un grupo de peloteros mejor o peor seleccionados. El mal es mucho mas profundo y hay que ir a sus raices.