Lara levantó el primer oro olímpico individual villaclareño (+Video)

Hace veinte años, en Atlanta, 1996, el pesista santaclareño Pablo Lara le regaló a nuestra provincia el primer título individual en la historia del olimpismo.

Pesista cubano Pablo Lara.
Pablo Lara, primer campeón olímpico de Villa Clara. (Foto: Tomada de Internet)
Visto: 3205

Tuvo que transcurrir un siglo para que los villaclareños pudieran disfrutar de una medalla de oro individual en las Olimpiadas de la era moderna.

Fue el 24 de julio de 1996, hace hoy veinte años, cuando en Atlanta, escenario de los llamados Juegos del Centenario, el pesista santaclareño Pablo Lara Rodríguez concretó la hazaña que tanto había esperado la afición de la provincia central.

El forzudo del barrio Los Sirios concluyó segundo en el arranque, con 162.5 kilos, tras fallar con 167.5, tratando de rebasar al armenio Khachatur Kiapanaksian, puntero de la prueba, al levantar 165.

Luego, en el envión, su modalidad favorita, Lara se convirtió en el amo y señor de la competencia. Cuando más de la mitad de los contendientes habían finalizado su tercer intento en el movimiento, el criollo pidió 200 kilogramos.

En la segunda salida a la plataforma alzó 205, a tres kilos de su primacía mundial de 208. Sabiéndose ya monarca de los 76 kilogramos, pidió que le colocaran 210 en la palanqueta, en un intento por batir su propio récord del orbe.

Las más de 5 000 personas que abarrotaron la instalación hicieron silencio. Pero era demasiada la tensión y el deportista villaclareño más laureado de todos los tiempos no pudo completar el ejercicio después de realizar un perfecto «clean».

Mas, el nativo de la ciudad de Marta Abreu y el Che ya había besado la gloria olímpica con un biatlón de 367.5 kilos, regalándole a la provincia su primer metal dorado individual en la historia del olimpismo, adornado con marcas en envión y total para citas bajo los cinco aros.

Materializó el sueño que cuatro años atrás, en Barcelona, se le había hecho trizas al perder la presea más codiciada por mayor peso corporal que el entonces campeón Fedor Kassapu, del Equipo Unificado.

En Atlanta, Pablo Lara le sacó 7.5 kilos de diferencia al búlgaro Yoto Yotov (360) y diez al coreano Jon Chol-Ho (357.5), para hacer valer un pronóstico bien fundamentado.

Sin embargo, pese a esa gran ventaja, el camino a lo más alto del podio no fue fácil. Tal vez muchos desconozcan que desde el primer arranque se le reventó una ampolla, comenzó a sangrar y el médico lo tuvo que vendar. Así siguió compitiendo y, aunque le dolía un poco, su esfuerzo se vio coronado con el oro.

Hasta ese momento, solo tres deportistas de este territorio habían subido al sitio más elevado del podio, pero en deportes colectivos: la voleibolista Raisa O’Farril Bolaños y los peloteros Víctor Mesa Martínez y Rolando Arrojo Ávila, todos en Barcelona, 1992, donde Lara tuvo que conformarse con la medalla de plata en la categoría de 75 kilogramos. 

Se han publicado 1 comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • José Carlos Vidal

    Pablo Lara por sus logros siempre será recordado como el mejor levantador de pesas del continente americano y uno de los mejores del mundo, un orgullo para nosotros en el continente de América Central e Sudamérica por habernos representado en el levantamiento de pesas a un nivel fantástico tanto en el mundo como en los Juegos Olímpicos. Felicidades campeón eterno.