«Mi casa es un colegio electoral»

El matrimonio santaclareño de Margarita y José Manuel brinda su casa y la convierten en colegio electoral.

Casa colegio en Villa Clara
Los jóvenes Betsy Sotolongo y Alejandro Moreno revisan la Lista de Electores antes de ir a ejercer su derecho al voto. (Foto: SMB)
Visto: 500

El carácter popular de las elecciones en Cuba lo prueba muchas cosas. Una de ellas, tal vez, única en el mundo, es que no pocas viviendas se convierten en colegios electorales.

Por eso, Margarita Pérez Hernández y su esposo José Manuel Silva Vázquez pueden decir con orgullo que la casa donde viven, en Avenida Caneyes no 7 entre 5ta y 6ta, del reparto Brisas del Oeste, Santa Clara, es uno de los 1548 colegios electorales de la provincia de Villa Clara.

«El colegio que existía con anterioridad no reunía las mejores condiciones, tanto por su ubicación, como por la falta de un teléfono para mantener el adecuado flujo de las comunicaciones. Por eso brindé mi casa y desde las elecciones parciales, desarrolladas en el mes de noviembre de 2017, aquí radica el colegio electoral 3 de la circunscripción 119».

Casa colegio en Villa Clara
Margarita, a la izquierda, y su hijo Ángel Manuel, en el extremo derecho, partes integrantes de la Mesa Electoral. (Foto: SMB)

Pero no solo la casa es colegio, sino que casi toda la familia ejerce como autoridad electoral o trabaja vinculada con la mesa electoral: Margarita, oficial del Registro Legal en la Prisión Provincial, funge como secretaria del colegio; su hijo, Ángel Manuel Pereira Pérez, de 27 años y trabajador de Equipos y Talleres en Varadero, es vocal. En tanto, su esposo, José Manuel Silva Vázquez, apoya las votaciones como integrante de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana.

Y para no ser menos, la pequeña de 10 años, Mariangel Silva Pérez, alumna de 5to grado de la escuela primaria Ernesto Che Guevara, custodia las urnas como pionera.

Realmente las condiciones de la casa son inmejorables y la dedicación que le pusieron para tenerla lista, este domingo 11 de marzo, se percibe apenas llegar a ella.

Casa colegio en Villa Clara
La pionera Mariangel Silva, hija del matrimonio, observa a la joven Betsy Sotolongo mientras ejercía su derecho al voto. (Foto: SMB)

Al arribar, dos jóvenes estudiantes de 21 años, ambos de la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas, se disponían a ejercer su derecho soberano al voto: Betsy Sotolongo Jacomino, alumna de Lengua Inglesa, 3er año, y su novio Alejandro Moreno González, del 4to año de Ingeniería Industrial.

Anisley Ramos Hernández, de 35 años, suplente de la Mesa Electoral, quien trabaja como metodóloga de Educación Preescolar, en Santa Clara, nos explicó que la familia de Margarita y José Manuel es muy entusiasta: «Con el apoyo de la comunidad ellos crearon las condiciones  para que el día fuera más ameno y los electores pudieran ejercer el voto en mejores condiciones».

Mientras hablábamos con la familia fueron llegando más personas y, al filo de las 1:35 de la tarde, había votado el 86% de los 436 electores inscriptos.

Como la casa de Margarita y José Manuel, en Villa Clara existen otras 101 viviendas convertidas en colegio electorales.  

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.