Responde la Empresa Eléctrica a caso de cortocircuito en Encrucijada

Una reclamación por «Daños a la propiedad» y la respuesta de la UNE en Villa Clara.

Visto: 185

En la segunda edición de noviembre publicamos el mensaje de Yasmany Jiménez Morales, quien narraba que, al llegar a su casa en Nazábal en horas de la tarde noche del 3 de septiembre, supo de un cortocircuito en el poste del bajante que alimenta su vivienda y la de otros vecinos y que, al comprobar, su refrigerador ya no funcionaba. Sin embargo, una vez reportada la rotura, el dictamen conclusivo que emitió la Comisión de Daños a la Propiedad de la UEB Encrucijada fue que su reclamación NO procedía. El «doliente» continuó apelando hasta llegar a la UNE provincial, pero lamentaba que el plazo de 60 días para que su trámite fuese válido ya expiraría en breve y los especialistas comprometidos con la investigación aún no lo visitaban.

Para dar respuesta a la demanda de Yasmany, recibimos esta semana una exhaustiva carta remitida por Maritza Tomás Hernández, funcionaria del Centro Integral de Atención al Cliente (CIAC) de la Empresa Eléctrica de Villa Clara, y firmada además por los directivos generales de dicha UEB y de la UNE en el territorio. En la misiva relata que « (Yasmany) hizo la reclamación por Daños a la Propiedad el 9 de septiembre. Dentro de los datos solicitados por la funcionaria Aylin Luna Vilches, quien realizó la entrevista y llenó el expediente, se enfatizó en el teléfono para localizarlo, solo refirió su celular y, ante la pregunta de que si tenía algún otro número, aseguró que podían llamarlo al móvil, que él respondería.

«En esta misma columna, el cliente solicitaba una respuesta digna y sincera, y eso es lo que estamos haciendo con la siguiente explicación. El 19 de septiembre viajamos a Encrucijada y nos dirigimos a la dirección que nos dio—calle Línea, en Nazábal—. Sin embargo, allí nadie conocía al reclamante ni tampoco existía una tienda Panamericana, sino una perteneciente a la Cadena de Tiendas Caribe. Sería inadmisible recorrer varios kilómetros para no cumplir nuestro cometido, razón por la que consideramos que la valoración realizada no es real ni justa. Además, quedan evidencias de las disímiles visitas realizadas ese día en el municipio Encrucijada, excepto a Yasmany, que en realidad no residía en Nazábal.  También llamamos varias veces a su teléfono celular y siempre dio apagado».

¡Que dilema! ¿Y dónde estaba Yasmany? «Ante la imposibilidad de localizarlo y las incongruencia presentadas con su dirección, contactamos con Yaremys Díaz, de Atención a la Población en la UEB Encrucijada, quien averiguó el número telefónico de su centro laboral (42892363), no mencionado en el momento de la entrevista, y por esta vía pudimos comunicarnos con él.  Fue entonces que precisó su dirección exacta y se le informó qué día nos presentaríamos en su vivienda.

«Tras la reprogramación, visitamos a Yasmany el pasado 8 de noviembre, con constancia de citación para que asistiera el día 22 a la Oficina del CIAC, donde se le ofreció respuesta sobre las conclusiones del proceso investigativo: la Comisión provincial dictaminó que la reclamación no procede para subsanar el equipo dañado, al no existir avería reportada, diagnosticada o reparada por los operarios en la dirección real del demandante».

Cuentas claras e investigaciones a fondo: así deberían proceder todas las entidades interpeladas en este espacio. La única manera de rebatir imputaciones es develar la verdad con evidencias tangibles, no con respuestas de buró.

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.