¿Y dónde están tus manos?

Hay personas que viven la vida desde la acera de enfrente. Solo se enfocan en lo suyo, y aquello que quede fuera de su círculo de prioridades no existe.

Visto: 1067
mosquitos
(Ilustración: Linares)

Hay personas que viven la vida desde la acera de enfrente. Solo se enfocan en lo suyo, y aquello que quede fuera de su círculo de prioridades no existe.

Mantienen su casa limpia y con eso les basta; aunque en el patio común del edificio habite el 90% de la población mundial de mosquitos.

Dentro de su apartamento colocan la basura en los lugares previstos, el piso brilla; pero cuando están en la calle, lanzan los desechos para cualquier parte por tal de no caminar hasta el cesto más próximo.

A sus hijos les enseñan las mismas actitudes. Así se normalizan posturas incorrectas y se multiplica la indisciplina social.

Recuerdo trabajos voluntarios para eliminar vectores en que nos encontrábamos con hombres y mujeres saludables, sentados en el portal de su casa, mientras otros dedicaban su tiempo libre a limpiar su entorno. A la viejita enferma y sola,  a la madre soltera con niños discapacitados, se les buscan manos, si es necesario, para que ayuden a dejarle el patio impecable, pero al resto no se le puede exonerar de sus propias responsabilidades.

En ocasiones, las personas esperan a sufrir en carne propia el dengue o que alguno de sus familiares pase por un estado crítico de salud, para tomar conciencia y hacer lo que siempre debió.

Más allá de los problemas reales con la recogida de basura, que no se pasan por alto y mucho menos se minimizan, también hay una parte que le toca a la responsabilidad social, a las reglas de civilidad.

No vivimos en la jungla de Tarzán, aunque algunos se comporten como tal. Nadie tiene que venir a quitar la hierba del frente de tu edificio. Nadie tiene que venir a velar por que tus tanques estén tapados. Nadie tiene que venir a recoger tu patio: eso te toca, me toca, nos toca.

No basta con que solo algunos pongan sus fuerzas. En este empeño hacen falta todas las manos.

Se han publicado 3 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Pedro Luis González Domínguez

    Los cubanos fuimos campeones en la pelota, el boli femenino y en lo individual en varias especialidades del atletismo y los deportes de combate donde aún cosechamos triunfos pero sobre todo y para orgullo nuestro somos los campeones en la solidaridad, más por defecto diria yo, somos tambien los campeones en eso de criticarlo todo y ver siempre la paja en el ojo ajeno. Nos levantamos y desde que salimos a la calle, empezamos a chocar con situaciones desagradables pero siempre culpamos a alguien de todas las cosas feas con que a diario tropezamos. ¿ Y nosotros, en el pedasito que nos toca, lo estaremos haciendo todo bien?:
    La culpa de todo el mal del cubano ya lo creo
    no hay dudas que es del bloqueo y de la crisis mundial,
    del calentamiento global que va subiendo de tono,
    a que surgimos de un mono parece muy vulnerable
    y si existe otro culpable… esa es la capa de ozono.

  • Pedro Luis González Domínguez

    Hay que ser intransigente
    ante el actuar indolente,
    la dejadez, la apatía
    y el alma oscura y vacia
    con que vive alguna gente.

    Guerra a muerte al pesimismo ,
    obremos con optimismo,
    con pasión, con rebeldía
    para que surja algún día
    de cada espina una flor,
    para que reine el amor
    y no la chapuceria.

  • María

    Hace muchos años se convocaba al trabajo voluntario y los vecinos d edificios limpiaban y se hacía la limpieza pertinente,ya eso no existe no hay excigencia por parte de los CDR,no sé convoca ni una vez al mes a realizar un saneamiento en las cuadras.Me preguntó existe CDR municipal o provincial??se pueden hacer muchas cosas y con pocos recursos y eso está demostrado pero creo no existe la persona que impulse a realizar tales tareas,no hay sentido de pertenencia,está ciudad da asco caminar y chocar con la basura y eso se puede comprobar cerca del hospital, en sus alrededores da pena que frente, detrás y por los lados del hospital la basura esté acumulada en la calle, dónde está la higiene?y sobre todo dónde están los impectores? Si no hay carros destinados a recoger la basura,por qué no convenían con carretoneros u otro tipo de transporte que recoja esa basura,yo escribo esto pero creo que no soy la única que se da cuenta de esa falta de conciencia y de otras cosas más por parte del pueblo pero también por parte de las autoridades competentes,para mí No hay exigencias Ni responsabilidad.gracias