Mano con mano

Dejemos bonitos recuerdos a los que continúan viajando en el tren de la vida.

Visto: 3246

Cuando los tiempos son crudos y muestran similar realidad, la vida llama a rescatar valores que se han perdido para reemplazar el yo por el nosotros y ayudar a los demás.

Habrá que pensar en la infancia que sonríe y merece afecto infinito. Habrá que pensar en el anciano que entregó fuerzas y desvelos para abrirnos, incluso, las puertas de lo que hoy somos. Habrá que pensar en los tantos que se levantan y emprenden las encomiendas cotidianas a fin de servir a un prójimo que reclama de sus acciones.

Pienso en aquellos que despliegan oficios que, sin resultar minúsculos e intranscendentes, engrandecen la existencia; en los trabajadores de Servicios Comunales, quienes madrugan y despliegan sus labores quizás sin la tacita de café que tanta falta les hace. Pienso en los galenos, en esos que vencen a pesar de las limitaciones de insumos, en aquellos que en medio de un panorama convulso desafiaron el temor para enfrentar una pandemia que ha cambiado los colores del mundo, y más en esos anestesistas, muchas veces olvidados, que tienen en sus manos la vida del paciente.

Pienso en la familia de quienes cumplen diferentes misiones por otros lares y aún no conocen a su pequeño acabado de nacer, o en los que no pueden estar junto a los suyos en fechas significativas y decir felicidades, mamá, o abrazar a su relevo.

Pienso, también, en hombres y mujeres que sudan la camisa en el surco y desafían el sol, la lluvia y hasta el reloj para lograr que la tierra produzca, y en el jubilado que lo dio todo en su ejercicio laboral y hoy pasa inadvertido en no pocos colectivos.

En fin, pienso en todos, y ahora recuerdo una bella reflexión denominada «El tren de la vida»,  que compara el día a día con un inmenso viaje en uno de sus vagones, con sus estaciones, sus cambios de vías y accidentes.

Sin duda, esta travesía la conformarán alegrías, tristezas, fantasías, esperas y despedidas en el gran ajiaco de meses y años, pero deja una excelente moraleja: el éxito radica en dar lo mejor de cada quien… amar, no ofender ni en momentos de ira, y ofrecer siempre lo mejor de acuerdo con las posibilidades.

Retomo ese pensamiento. El gran misterio es que no sabemos en qué estación nos bajaremos; mas, cuando llegue el momento de desembarcar y quede nuestro asiento vacío, dejemos bonitos recuerdos a los que continúan viajando en el tren de la vida.

Ni más ni menos. Por suerte, vivo en un país que tiene infinitas historias que contar cargadas de desprendimiento y optimismo, de esas que llenan el corazón y erizan la piel, eso es lo que hace falta multiplicar. Seamos solidarios para sentir, internamente, la satisfacción plena como el mejor de los regalos que podemos tributar.

En pocas palabras, mano con mano.  

 

 

 

 

 

Se han publicado 33 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Cristina

    Hermoso artículo. Gracias por escribirlo.

    • El Güicho

      Mano con mano,,, pero,,,, NADIE DA LA CARA EHHHHH !!!

  • Evelio

    ¿Y el tren Sancti Spíritus, Santa Clara, Cienfuegos? ¿VOLVERAN? ES UNA PROMESA, CÚMPLALA.

  • Evelio

    El único animal que tiene consiencia de que un día morirá es el hombre, pero hace todo lo posible para olvidarlo, así que no me voy a poner a pensar en la muerte poque a lo mejor le cojo miedo y me suicidio. Mejor me voy caminando.

  • José David

    !Caramba, amigo!
    Me ha hecho recordar. Y recuerdo. Recuerdo cuando éramos niños y compartíamos lo poquito que teníamos con el compañerito que no tenía, mientras observo al niño de hoy presumiendo de que tiene lo que no tiene el otro niño. Y no quiero comentar mas sobre el tema, para no ponerme nostálgico.

    • ALEXANDER

      POR LOS NIÑOS ES POR DONDE SE EMPIEZA CON LOS VALORES AY QUE ENSEÑARLES A SER HUMILDES

    • meme

      Sí!!! Entiendo su idea, hemos cambiado a la inversa

  • Pool

    Estimado Periodista Ricardo:
    Al leer su artículo sentí verdadera nostalgia.
    Es difícil ver marcharse todas esas cosas que antes poseíamos y nunca le dimos el verdadero valor que hoy nos percatamos que tenían.
    ¿Las causas de esa partida?
    Puede haber muchas respuestas. Pero nos montamos en un tren con el objetivo de asegurar un asiento sin mirar si había embarazadas, niños o ancianos de pie.
    Cuando digo nos montamos, no me refiero al sistema, me refiero a nosotros las personas, que ante las carencias y dificultades nos fuimos desprendiendo de valores como si fuese un lastre que nos sobraba.
    Muchos nos preguntamos ¿Qué ha pasado? Sobre todo los que peinamos canas y hemos vivido momentos buenos, regulares y malos.
    Recuerdo una maestra que tuve. Casi todos los días regalaba a un alumno diferente, algo que ese niño no tenía. Y lo hacía por amor, no esperando nada a cambio.
    Nos sentíamos contentos con nuestros zapaticos tenis, y la camisita hecha con un vestido viejo de nuestra abuela.
    Recuerdo los primeros momentos duros que conocí, cuando todos teníamos lo mismo. Las mismas libras de arroz, las mismas onzas de carne, el mismo pedazo de pan.
    Todos podíamos participar en iguales condiciones en el sorteo para los turnos de la compra de juguetes.
    En ese entonces nadie se sentía superior, y los niños se daban la mano para jugar sin importar origen social, raza o sexo.
    Pero más allá de las condiciones internacionales que nos imponen duros momentos. Más allá de la incertidumbre que sentimos por nuestras carencias, me pregunto:
    ¿Qué ha pasado con nuestras almas?
    ¿Qué sentiremos cuando llegue el momento en que mejoren o desaparezcan nuestras penurias?
    ¿Recordaremos la palabra solidaridad, o tendremos que buscar de nuevo su significado en el diccionario?
    Creo que todavía tenemos tiempo para reflexionar. Nada debe causar vacío en nuestros corazones. Nada debe opacar el poco amor que a ultranzas muchos todavía defendemos.
    Me hubiese gustado que su escrito hubiese ofrecido una solución. Pero no lo culpo. Yo tampoco la tengo.

    • Remigia

      Si hay solución, actualizar el diccionario y autoprovocar el alzheimer para no sufrir lo que nos queda de vida. Es preferible no recordar porque lo único que puedes hacer es llorar y sentirte impotente ante las realidades.

  • Elena

    Soy maestra del municipio de Ranchuelo y he compartido este bello trabajo con mis alumnos. Me llegó al alma

  • Daniel Rivera

    Magnífico artículo. Sin palabras.

  • Héctor Martín

    Inteligente artículo, muy acertado.
    Una sugerencia a todos, existe una aplicación muy útil llamada "Aforismos" sobre la obra y vida de José Martí, sí necesitamos consejos, orientación, conversar con una persona sabía, sí queremos leer de el mejor de los cubanos les garantizo que en cada lectura se crece el espíritu y el mejoramiento humano y patriótico.

  • Ruy

    Buenas noches , muy buen artículo , en estos tiempos. Yo también se lo leí q mi familia ,resume mi sentir y el de todos los que peinamos canas. Se han perdido muchos valores , ojo que no se pueden perder, son la base de todo lo bueno. Pero todos somos responsables y podemos mejorar eso empezando por nuestros hogares. Nuestros niños nos imitan , más de lo que nos escuchan y eso es válido

  • Ruy

    Se me escapó el mensaje . Es válido también para las escuelas . La televisión puede hacer más y las telenovelas deberían exaltar más lo bueno de la sociedad cubana , incluso reflejar las creencias religiosas que pareciera un tabú , jamás ponen un cristiano que de seguro hay en todos los barrios dentro de los que gloria a Dios me cuento, y muchas iglesias protestantes reconocidas .los invito a que conozcan a Dios antes de bajarse del tren . Cuidense mucho. Gracias por su hermoso comentario. Dios los bendiga.

  • Migdalia Juvier

    Voy a retomar la iniciativa de Elena. Yo también soy maestra emn Santa Clara y lo estudiaré junto a mis alumnos. Ahora bien, alguien en un comentario proponía soluciones. Son muy dificiles cuando se trata de modos de actuar y accionar del hombre, lo cierto es que por disimiles causas se han perdido valores que nunca debieron perderse. Las sociedasdes necesitan evolución y nunca involución y son muchos los factores que intervienen.
    Las ansias desmedidas por lo material, por el querer ser mejor y superior que el otro, por la obstentación hasta a veces risible conlleva, entre muchos ect, a este desvanecimiento indiviual. Que cada cual piense, medite, y que cada cual accione en favor de cambios, de modificaciones. Quizás comparta, en un próximo comentario, el debate de este maravilloso artículo con mis alumnos.

  • Crispìn

    Felicitaciones. Excelente artìculo, recuerdo esa obra " El tren de la vida". Una de sus dècimas decìa:
    La diferencia del viaje
    del rico y del pordiosero
    consiste en que el primero
    lleva mejor equipaje.
    Pero el que a la fosa baje
    con el correr de los dias,
    Los gusanos con sus crias
    le infestan la vestida
    poniendo a la misma altura
    todas las categorìas

    • meme

      Esta bueno eso, y da muchas enseñanzas por estos días. Saludos

  • Marilín Fleites

    Aplaudo este artículo de principio a fin. Maravilloso.

  • Gladys

    Gracias a mis compañeras maestras. Le tomé la iniciativa y ya lo debatí con mis alumnos. A muchos le vi el rostro que quedaron meditando, y otros expusieron sus valiosas ideas. Fue una actividad que constituyó una clase más. Gracias al periodista por brindarme esta oportunidad.

    • El cojo

      En qué nivel de enseñanza? Los que superan los 12 años no creo que les preocupe lo que aquí se comenta. Esos hacen hasta lo imposible por demostrar que son los dueños del presente y que pueden hacer lo que quieran a pesar que este presente pertenece a otra generación con principios que unos cuantos, de esa misma generación, se han encargado de minimizar resaltando y exigiendo "Supuestos Valores" que han arrastrado a la juventud hacia una rebeldía contra sus padres y contra todo lo que implique orden (digase familia y gobernantes).
      Mucho cuidado porque si a la juventud no le importa el presente el futuro será de los oportunistas que desde posiciones de poder manipulen a las nuevas generaciones.

    • Frank

      Estimado cojo:
      Coincido parcialmente con usted. La educación de los niños y adolescentes hoy Es tarea no sólo de la escuela, sino de todos. Si la familia no se presta a transformar y a crear hábitos positivos en sus hijos es algo inútil o titánico lo que hace la escuela. Se matiza también con la estrategia educativa social del Estado que lo constituyen un grupo de factores principales que si trabajarán con ese fin se alcanzaran los sueños de Martí. Mi llamado es a educar con amor y firmeza, propiciando un desarrollo psicológico, físico y social acorde a los preceptos socialistas y entonces así erradicaremos eso que usted dice que si pasa. Gracias

    • El cojo

      Frank, lo convido a que haga la prueba -en Villa Clara- una noche cualquiera y pida ayuda a "todas las autoridades" que se le ocurra para controlar a un menor de edad que a su familia se le fue de las manos -por la razón que su imaginación le permita argumentar (aunque le advierto que la realidad va a superar lo que se pueda imaginar.
      Le garantizo que no va a encontrar ayuda de nadie, el/la psiquiatra de guardia del hospital infantil lo sacará de paso al igual que la PNR y el resto de las autoridades no van a contestar.
      Ojalá que nunca en su familia haya un menor que se les escape del control familiar porque ese día va a conocer lo que es un lazo de control cuando la retroalimentación se vuelve positiva.

    • El cojo

      Aclarar que lo de "cojo" nada que ver con el idioma, sólo alguien que después de un accidente no pudo caminar como antes aunque tenga dos hernias inguinales.

    • Frank

      Estimado cojo:
      Coincido con usted y con todo respeto sintemor a contradecir su criterio, pero si le digo algo. Cada ser humano percibe la realidad de una manera distinta, lo que usted ve incorregible tal vez si sea corregible. Lástima que para eso sea en un centro para niños conductuales o incluso en prisión, ya eso es para aquellos que su conducta es muy mal y que no se pudo educar en valores . Pero si se estudian las causas y condiciones de por que ese menor adoptó o se comporta de esa manera nos daremos cuenta de muchas cosas que no sólo son tarea de una escuela o la familia sino tarea indirectamente de todos. No soy de Villa Clara pero si cubano, y universitario y lo que estudio tiene mucho que ver con la dicotomía presente en esta situación. Si existiera voluntad de hacer y amor de seguro que muchos fueramos optimistas. Gracias y cuidese mucho.

    • El cojo

      Frank, nada personal. Al contrario el que escribe le agradece su teoría y el componente educativo sobre el actuar de la familia.
      Voy a entender que "los componentes del entorno social" donde se desarrolla el adolescente no deben actuar hasta que se demuestre que ese/esos joven/jóvenes no son ("más culpables que su familia y su entorno").
      Hasta ahí estamos de acuerdo como estoy de acuerdo con usted en que existen medidas extremas con el/los adolescentes como CENTROS PARA NIÑOS CONDUCTALES Y "la PRISIÓN".
      Aunque no lo crea he reclamado que se haga lo que escribo en mayúsculas con uno de mis hij@s.
      Pero, también reclamo lo que "escribo en mayúsculas" para esos "entendidos y/o certificados en atender a los jóvenes" en cada localidad y lo único que hacen es cuestionar a la familia.
      Lo invito a continuar sus estudios, pero desde el punto de vista de encontrar las "nuevas carencias de la sociedad y la familia" para llegar a astrategias que insrten a estos jóvenes "que usted dice que pueden ser salvados" a ser los protagonistas del futuro.

    • Héctor Martín

      Sí me permiten...... Está reconocido a nivel institucional la perdida de valores en nuestro pueblo, lamentablemente el pasado reciente nos ha encaminado mal, Van Van lo decía en un estribillo. ...nadie quiere a nadie, se acabó el querer..... Revertir la realidad es más complejo pues tiene que ver con muchas aristas de la vida que vivimos hoy, pero renunciar o rendirse es fatal, más aún que contamos con un historial amplio de ejemplos de buenos cubanos y cubanas.
      En mi opinión el niño se educa con el ejemplo, al joven con el conocimiento y la reflexión y a todo el pueblo con la disciplina. Yo no soy especialista (en realidad especialista en nada) , pero crecí en una familia en la cual nunca se faltó el respeto, la unión nos acompañó y reconocer el privilegio de vivir niñez - adolescencia en décadas del 70 y 80.
      La lucha de estos tiempos son mucho más complejas que a tiros y confrontación, las redes sociales y la globalización de la información ayuda el desarrollo pero proponen nuevos retos a la humanidad para no deshumanizarse.

  • Luis Medina

    De acuerdo con michos comentarios pero en lo qie no estoy de acuerdo es con aceptar eso de que la juventud esta perdida..ESA juventud es hija nuestra y los primeros culpables en el deterioro de los valores somos nosotros los padres quw nos hemos convertidos en SOBREPROTECTORES de los hijos .En mi caso particular a los 14 añps me separe de mis padres y me fui a hacerme maestro para Topes de collantes mi primer pase fue a los 4 meses y ahora los ppcos estudiantes internos van todas las semanas a sus casas u el miercoles allá van los padres cargados de comida a ver al niño.Es verdad q los tiempos cambian pero a los hijos hay que drjarlos que pasen trabajo para que vean como es la vida.Y aquellos que estan siempre pendientes de qiw le hace falta y si otro tiene un movil yo quiero q el mio tambien lo tenga aunque en ello se me valla la vida lo q esta haciendole es un daño a su hijo.ese es mi criterio .saludos respetuosos atodos los foristas esten o no de acuerdo conmigo.

    • El cojo

      Luis, que bueno que las experiencias difíciles suyas sean de jóvenesjóvenes, que por la razón que sea, se insertan en una tarea para mejorar la vida de otros.
      Me refiero a la juventud que no se siente identificada por padres como usted y el que escribe y se involucra en toda la porquería que le pintan como algo bueno. Escribo sobre esos jóvenes que saben que sus maestros y/o profesores le van a regalar el aprobado porque los que les imparten las clases son como ellos y como no tienen conocimientos reales no pueden meterse en problemas porque pierden los ingresos que vienen sin sudar la ropa.
      Esos jóvenes son los que tenemos en muchos frentes que "supuestamente" deben ayudar a nuestros jóvenes a ser mejores.
      Esa juventud que exige derechos para incumplir sus deberes es la que tenemos que "meter en cintura". Cuantos varones se pasan a las filas de los homoxesuales para "evadir el servicio militar" y cuantos otros para abandonar el país y acogerse a las ayudas que otros países, de forma generosa, ofrecen a estas personas pensando en vivir en Europa sin trabajar mantenidos por las organizaciones que no tienen idea de esa juventud cubana que nada tiene que ver con sus principios y los mios pero que si es alimentada por algunos que todavía tienen influencias y poder de desicion en su Cuba y en la mía.

    • Luis Medina

      Amigo (no me gusta llamarle por el pseudonimo suyo) aunque usted mismo reconoció que fue por un accidente peeo veo de mal gusto llamarle así.Perobueno palante lo que importa es la comunicación respetuosa además que coincidimos en muchas cuestiones. Le dire que me gradué en el año 75 como profesor y aún sigo ejerciendo mi profesión como profesor y como me duele al ver a jóvenes que dan clase y da pena nombrarlos como maestros que es una de las más nobles profesiones auque no todos son iguales pero sigo yo con mis peros la educación empieza por la casa y es el primer eslabón q está muy débil como comenté anteriormente existen padres que mandan al hilo a la escueka como el que suelta un animal al potrero para que engorde y solo van a las escuelas ante alguna queja del niño y para darle la razón quitandole prestigio al pofesor.Se de casos de padres que están locos porque empiecen las clases para soltarselos a los maestros.Aunque coincido también en que hay profesores que no educan ni a una cucaracha. (Es como el cuento de quién nació primero si la gallina o el huevo) saludos desde S Spiritus

    • El cojo

      Luis, es verdad lo que dice. A la familia se le pierden oportunidades de educar a sus hijos por priorizar el trabajo. Los hijos también aprenden a manipular a los padres, psicólogos y psiquiatras.
      Al final tenemos que tragarnos muchas frases hacia nuestros hijos por no estar presentes en el momento carrecto.
      Es muy triste confiar en los que deben actuar contigo para rectificar los errores y que no te respondan cuando te hace falta la solución para ayer.
      De verdad le agradezco el intercambio. No soporto que sólo se den las noticias de "lo bueno que se hace o pretende hacer", hay que reclamar el actuar de todos para solucionar las carencias de la juventud.

  • Wham!

    Ruy:usted tiene razón,estoy de acuerdo con lo que dices

  • Wham!

    Ruy:usted tiene razón,estoy de acuerdo con lo que dices

  • Annette

    Muchas gracias por el aporte y la información proporcionada.

    donde comprar pañales baratos