Me quedo con los que sanan

En medio del confinamiento pandémico, las redes sociales pasaron de refugio a campo minado. Cualquier «me gusta» en la publicación equivocada destapa un combate a muerte entre primos, hermanos o amigos «de toda la vida».

Visto: 3090

Siempre he admirado la cubanísima facilidad de crear esa empatía instantánea. Al calor de cualquier espera, bastan un gesto, una mirada, una frase o la decisión cómplice de matar el aburrimiento para encender la chispa.

Enseguida aparece un interlocutor dispuesto a hablar sobre la «candela» que está cayendo este verano, lo «dura» que se ha puesto la vida, los achaques compartidos o el pico extraviado de la pandemia.

Agotada la superficialidad general, un extraño se entera de qué comieron anoche en tu casa, con quién sale tu hija, cuánto trabajo pasaste con tus viejos, los deslices que le perdonaste a tu marido y otras intimidades que, al calor y el volumen de la conversación, se tornan públicas.

A cambio recibes confesiones similares. Si no te aportan ideas para solucionar los problemas, al menos sirven de consuelo, porque «siempre hay alguien peor que uno»: otra válvula para aliviar la presión que acumulamos a diario.

Este aprecio sincero brota como rasgo congénito en los barrios donde se vieron nacer y crecer unos a otros. El amor trasciende lazos consanguíneos, siempre hay un plato caliente o una sábana limpia para quien lo necesite, y no falta la compañía durante celebraciones y sufrimientos.

Puertas adentro de los hogares cubanos se multiplica la magia. Aunque las disputas —más o menos triviales— sazonan la convivencia de tres y hasta cuatro generaciones, todos duermen bajo el mismo techo y se sientan a la misma mesa. Los primos terceros se vuelven hermanos y las sobrinas «postizas», hijas. Cualquier anciana matriarca defiende orgullosa la máxima de que la unidad familiar dobla las alegrías y reduce las penas.

Por desgracia, hace años la migración se volvió experiencia común en esta isla real y maravillosa. A veces como fiera, el éxodo rompe con un alarido la armonía hogareña, lanza un zarpazo sobre la mesa en que todos comían y desgarra el núcleo que latía a un mismo ritmo.

Muchas uniones perduran más allá de la diversidad de horizontes y la nostalgia. Aprenden a colocar besos, risas, lágrimas o regaños a miles de kilómetros, a esperar con ansias y aprovechar al máximo los encuentros esporádicos y demasiado cortos.

Algunas, no tan afortunadas, perecieron apenas despegó el avión o zarpó la lancha; y otras sucumben ante el absurdo de los ideales políticos como condicionantes del amor familiar.

La industria anticubana de una parte del exilio encontró en las redes sociales un espacio gratuito para sus contenidos. A los (in)dependientes asalariados se suman miles de «ingenuos» y odiadores sin fines de lucro que replican la violencia y las noticias falsas contra sus compatriotas, sin respetar la dignidad, la privacidad o la imagen personal de los agredidos.

En medio del confinamiento pandémico, estas plataformas pasaron de refugio a campo minado. Cualquier «me gusta» en la publicación equivocada destapa un combate a muerte entre primos, hermanos o amigos «de toda la vida». Una batalla ciega donde gana el que ofende más fuerte y pierde el que decide callarse o bloquear, el que prefiere una conversación diáfana y un abrazo antes que el veneno virtual de un ser querido.

Tanto en perfiles personales como en páginas de medios que me rehúso a llamar «de prensa» he visto emigrados de todas las edades sacarles en cara a los suyos hasta el último centavo invertido en remesas y recargas. No es esta la única dirección del fuego cruzado, pero sí la más común.

Tildan de «muertos de hambre», «carneros», «mantenidos», «mal agradecidos» y «sinvergüenzas» a quienes guardaron el secreto para que «se les diera» la salida, a quienes lloraron a escondidas su decisión, pero nunca se atrevieron cuestionarla; a los que sacaron sus ahorros para ayudarlos a comprar el pasaje o una muda de ropa presentable, a aquellos que rezaron plegarias y pagaron ofrendas a cuanto santo conocían para que los protegieran del mar o de los coyotes, a quienes aquí todavía les cuidan a sus hijos y a sus padres. ¡Cuánto duele esa Cuba dividida y senil!

A los hipnotizados por los algoritmos y la sobresaturación hostil, les pido que despierten. Pregunten cómo está su pueblo antes de dar por cierta la información que publica un desconocido, piensen dos veces todo lo que escriben, pongan en una balanza a quiénes pretenden ofender o agradar con el meme que compartirán, y respeten la decisión del que se quedó, tan legítima y personal como la de los que se fueron.

Para los odiadores por convicción que se alimentan de una guerra de etiquetas vacías, solo tengo un deseo: ¡Que les aproveche! Me quedo con los cubanos que saben sobreponerse, los que curan con amor la herida de la distancia, los que ponen una tregua a las diferencias para celebrar junto a los vivos o llorar a sus muertos, los que dialogan, los que quieren, los que ayudan.

Me quedo con los que sanan.

Se han publicado 28 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • José David

    Me has hecho recordar a varias personas, allende los mares. Unos parientes, otros amigos de la infancia y otros simples vecinos; que hoy ofenden y cacarean mas que las gallinas de una granja de ponedoras.
    Para todo tengo una sola respuesta:
    A los que me adversan con sus argumentos: mi mesa de diálogo,
    a los que me odian con su violencia: el filo del machete de Maceo

    • SSP

      Estoy de acuerdo con usted buenas palabras saludos.

  • Ysc

    E leído en las redes sociales comentarios feos y comentarios que me han puesto a pensar....eso es innegable..... Saludos.

  • Ysc

    En las redes no todo es violencia encontramos comentarios bien argumentado de la realidad del país... hay que darse cuenta de que la información sé democratizó para siempre...no todo es negro, hay más colores.Saludos..

    • Ysc

      Antes las información era propiedad del gobierno...eso,hoy día ha cambiado,para el bien del país ,solamente hay que investigar para eso está el internet

    • Mónica Sardiña Molina

      Claro que no todo es negro o blanco, Ysc, y con esos me quedo, con los que aportan, con los que emiten mensajes constructivos, con los que ayudan a mejorar, con los que quieren lo mejor para Cuba.
      Obviamente, se ha ampliado mucho el acceso a Internet y a la información en los últimos años, pero el acceso por sí solo no dice nada. Hay que analizar qué información consumismos y compartimos, y cómo repercute en nosotros. Habría que investigar cuántos recursos digitales explotamos realmente; pero ese tema merece un trabajo completo.
      Gracias por leer y comentar.

    • Juan...

      Mónica, le recomiendo que comience su investigación con el el Portal del ciudadano en Villa Clara (https://www.soyvillaclara.gob.cu/es/) que a mi entender se parece más a la prensa digital donde se informan algunas cosas de las entidades y el gobierno de la provincia y casi nadie responde las quejas de la población (cuando hay respuesta no se lee de medidas tomadas).
      Aunque la respuesta del por qué la población utiliza muy poco esta plataforma está en el párrafo anterior le propongo que pregunte a dirigentes de entidades (no todas estan representadas en ese sitio) y gobernantes sus consideraciones sobre esa plataforma y qué se está haciendo para que cumpla sus objetivos y garantizar la transparencia del gobierno a todos los niveles porque no sólo se trata de responder y actuar con las inconformidades de la población también los ciudadanos necesitamos que se nos informe que hacen las entidades y gobierno con los recursos y el dinero que manejan.
      Soy de los que muestran sus inconformidades utilizando los mecanismos establecidos pero hasta ahora siempre me ha quedado la sensación que las veces que han resuelto mis reclamos es con el objetivo de "quitarse de encima a este tipo protestón" y no rectificar lo que se hace mal porque me consta que siguen haciendo lo mismo de siempre los directivos de siempre.
      Desgraciadamente muchas veces los que intentan sanar no son escuchados cuando utilizan los mecanismos legales que tienen a su alcance y llega el momento que algunos hacen intentos por otras vías que no se ven bién (no me refiero a los que intentan obtener beneficios del desorden realizando actos de vandalismo). Por eso soy del críterio que también debe analizarse y sancionarse a esos gobernantes que supuestamente nos representan y no realizan su trabajo de forma correcta.


  • Héctor Martín

    Confieso que ingenuo fui al pensar que las redes sociales eran solos clubes virtuales de amistades y conocidos, luego me alarmó como una información puede llegar a cualquier confin imaginado y por último la lamentable realidad de la peligrosa utilización de las redes sociales como manipulación de criterios y escenario de confrontación. Son nuevoso el tiempo que le dedicamos a cada información queda registrado y almacenado para ser utilizados en interés de algo o alguien escenarios y debemos conocer a que nos exponemos y como sacar mejor provecho. Tener en cuenta que cada comentario, me gusta, inclus.
    En las redes sociales poco a poco hacemos un desnudo virtual sin tener plena conciencia y muchas veces actuamos bajo influencias camufladas.

    • Ysc

      El problema es que fuimos preparados para todo lo que se opinaba fuera de las directrices de la Revolución era apátrida ,con las redes sociales todo a cambiado.... por suerte....no informar es una forma de mentir venga de donde venga.

    • Ysc

      No todas las manifestaciones en Cuba el día 11 fueron violentas por mucho que se trate de imponer ése sello ,creo en la protesta pacífica...

    • alejandro libertad

      De acuerdo contigo Ysc

    • SSP

      No se por que protestan si al final lo hay que ser es agradecido por lo que a echo esta revolución y el que diga lo contrario no sabe que en este país la mayoría del puéblo el 80 + 90 % del pueblo es revolucionario que es mayoría entonces por que protestar de que se protesta o es que no entienden que este país esta serrado que no entra nada por el injusto bloqueo que nada es culpa del estado o aun que si es verdad que hay cosas internas como el burucratismo que no se le da fin ni respuesta pa cúando acabar.

  • RP

    Pienso como usted Mónica,me quedo con los q sanan,cuidense

    • SSP

      Yo también me quedo con los que sanan nobtengo por que protestar si no ayudar saludos.

    • Ysc

      Protestar es algo normal... países con un índice de desarrollo humano altísimo las personas protestan creo que los excepcionales no somos nosotros

    • Período especial 1991-♾

      SSP:Un pueblo sin la opción de protesta es esclavo!!!Y todo esclavo se subleva contra su esclavista un poco más tarde o temprano...Digo estas palabras como reflexión,a modo de meditar y analizar las cosas,ser revolucionario no tiene nada que ver con aceptar lo que está mal...Yo soy REVOLUCIONARIO,yo soy rebelde!!!Yo soy Patriota porqué AMO mi PATRIA mi "ISLA MARAVILLA"...Pero no tengo porqué aceptar que me vendan en una moneda que no puedo comprar y no tenga donde comprar con la moneda nacional,no tengo que aceptar que quiera comprar confituras por el día del cumpleaños de mi hija y no haya donde comprarlas...No estoy ni estaré de acuerdo con el nivel de corrupción que se enjambra en nuestra SOCIEDAD actual...TODOS los que tienen cargos vienen del PUEBLO...Y el PUEBLO de que vive?DONDE está dicha reprocidad?Se sabe que hay problemas,se sabe que hay situaciones,se sabe todo eso...Pero hasta cuando?La vida es una sola...hay que seguir así?Los dirigentes y jefes no pasan trabajo!!!El pueblo muere cómo nace,como sobrevive...Y en fin para q?Todo es un bucle vicioso que se enjambra en disposiciones disfrazadas de malentendidos utópicos...#ELPUEBLOOPINA #PORUNSOCIALISMODELSIGLOXXI #CUBAMIPATRIA #NOMASILEGALIDADES #CUBASALVA #VIVACUBA #SOBERANA02 #YOMEVACUNO #ELPUEBLOOPINA #ABDALA

  • Mónica Sardiña Molina

    Muchas gracias, foristas, por leer y enriquecer el debate. Ni pensar diferente ni manifestar las inconformidades de manera pacífica constituyen delitos en Cuba. El problema radica en las ofensas, las difamaciones y el odio inyectado entre familiares y amigos. Vengan de donde vengan, son conductas reprochables y pueden llegar a ser condenables por la ley.
    A quienes debaten y manifiestan con respeto sus puntos de vista, felicidades; pero quienes solo tienen la intención de agredir al otro, muchas veces carentes de argumentos, con mentiras replicadas, no se ganan el respeto.

    • Ysc

      Creé usted,que en Cuba halla un espacio público para el debate de los que los queremos hacer constructivo,sin que se mire mal... Saludos Mónica....

    • SSP

      No se de que protestas pasificas hablan si sola saben que la mayoría de los que convocan a eso son mala cabezas que les da lo mismo una cosa que otra y ahí arrastran a los injenuos que al final salen llorando como niñas

    • Mónica Sardiña Molina

      Ysc, si esperamos a que alguien nos impulse al debate, no estamos haciendo nada espontáneo ni genuino. Casi todas las instituciones cubanas tienen espacios para la relación sirecta con el pueblo (Atención a la Población). La inmensa mayoría dejan un sabor amargo a los necesitados. Precisamente por eso, nos toca exigir a los responsables su funcionamiento adecuado. Por otro lado, ninguna idea expresada con respeto y a favor del bien común puede ser mal mirada. También nos toca acostumbrar a los oídos más reacios al debate participativo y democrático que exige nuestra sociedad.

    • Ysc

      BDias... Mónica..
      El principal problema está precisamente en el bloqueo interno de las ideas,no es sano para el desarrollo del país que en pleno siglo 21 los proyectos de leyes todavía los hagan un puñado de personas y lleguen a la Asamblea Nacional para darle un matiz de debate público

    • SSP

      Buenas palabras compañera Monica saludos.

    • Ysc

      Que pasa que no publican los comentarios

    • Chamakili

      Todos tienen su punto de vista sobre las protestas per nadie se fija que después de ellas han habido par de cambios empezando por el GB de etecsa,las donaciones ,la venta a plazos etc etc

    • Ysc

      Chamakili.... La protesta es el legítimo derecho de los pueblos... me he dado cuenta de los cambios después de éstas....

  • José

    Causas de las protestas , discriminación económica pa los dólares si y pa otros no, exceso de corrupción de altos directivos a los hijos del pueblo , falta de electricidad , medicamentos , transporte , abusos o excesos de medidas punitivas es decir abuso de las multas , baja producción agrícola o muy poca .

    • Alquizareño

      Estás tapando el sol con un dedo José.

    • Ysc

      José....eso que tú mencionas de la corrupción hace más daño que el mismo bloqueo que tanto mencionamos como justificación .a políticas económicas mal diseñadas por años... Saludos...