Fatigas del alma

Un reconocimiento al personal de la Salud que por más de un año enfrenta una pandemia sin precedentes.

Visto: 5627

Ya suma un año y cinco meses que llevamos de cara a un virus letal. Llegó y pensamos que resultaría transitorio, pero lejos estábamos de conocer sus intenciones, por lo que viene a la mente una frase del célebre uruguayo Mario Benedetti que, en circunstancias ajenas, expresó: «Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, de pronto cambiaron todas las preguntas». 

Así ocurrió, se transformó nuestro mundo, y pese a ello el personal de la Salud continúa en su titánica misión, por esa en la que un día, de determinado año, juraron entregarse por completo a ese prójimo devenido razón.

Hace unas horas vi salir a un connotado especialista villaclareño de zona roja. Se apoyó en una de las paredes del pasillo y la golpeaba con fuerza. Quién dice que los hombres no lloran ante la impotencia de no poder convertirse en ángeles salvadores de un paciente. Eso desploma, aunque haya que seguir dándolo todo.

(Foto: Tomada de Internet)

Y continúan en condiciones muy difíciles ante la falta de medicamentos e insumos necesarios, con el déficit de oxígeno, de una tecnología indispensable, con un transporte sanitario deprimido, y las innumerables dificultades que no constituyen secretos.

Mas siguen ahí, y no son tiempos para recurrir a la semántica y analizar si están «agotados» o «cansados» porque lo están, solo meterse en sus mundos y conocer tantas vivencias conmovedoras que han tenido que echar a la espalda a pesar de que duelen. Galenos que por más de un mes no han podido besar a su criatura de días de nacida por cuenta de los períodos de aislamiento, otros que solo conversaron con sus hijos a través del teléfono y con la mayor ingenuidad del universo esos «locos bajitos» de los que habló Serrat, preguntaban: «Papá, ¿cuándo tú vuelves a casa?», o la de aquella enfermera que no pudo compartir con su mamá el día de su cumpleaños, sin imaginar que sería el último de su progenitora.

El corazón se desgarra. Pensemos en todo momento en ellos y en muchos más, porque a quien lleva dignidad y es humano se le mueven las fibras del alma con solo saberlo. Son seres de carne y hueso que sufren, sienten y padecen, y ahí están, dispuestos a todo, a seguir luchando contra viento y marea, levantando el pedestal del honor y a la vez del sacrificio entre las fisuras presentes en el sistema de Salud cuya atención primaria ocasiona múltiples quejas e inconformidades de la población.

Debo aclarar que aquí también hay consagrados, esos a quienes reconozco, pero no siempre las pesquisas han contado con la calidad y el rigor requerido, como tampoco puede ocultarse el sol con un dedo ante el resquebrajamiento de los ingresos domiciliarios en los que ha fallado el seguimiento diario por parte del grupo básico de trabajo junto a negligencias en el tratamiento a algunos enfermos que, portadores de signos, tampoco han contado con la orientación facultativa sistemática y en el momento preciso. Súmeles a las problemáticas los maltratos verbales impropios de la coyuntura, y las demoras en conocerse resultados de los exámenes cuando el tiempo se prolonga y causa interminable agonía, cuando la vida se alarga tanto que desgasta en ese compás de espera, entre muchas otras…

Punto y aparte para las consultas destinadas al abordaje de las infecciones respiratorias agudas (IRA), eslabón básico ante esta situación que también manifiestan deslices. No todas ubicadas en un sitio idóneo con las condiciones requeridas, muchas en espacios castigados por el sol u otras contingencias, a lo que se añade la aglomeración de personas que complican más el panorama, algunas de ellas sin presentar síntomas, pero que crean el «escenario» fantasioso para tratar de conseguir una prueba rápida, un PCR, u obtener las gotas de Nasalferón como recursos también insuficientes que han marcado notorias irritaciones populares entre quienes verdaderamente lo necesitan.

Ojalá el fin de este fenómeno esté cerca; sin embargo, desconocemos cuánto más queda. Por ello aplaudo a todos los buenos del sector de la Salud que, sin precisar oficios, dejan a un lado el peligro real de contagiarse o de llevarlo al hogar, desafiando agotamientos y cansancios —como quiera llamársele—, siendo los titanes de esta era sin poder recostarse ante un sueño que vence, porque la vida de sus semejantes les pide más y en susurros multiplicados les dice: «Hagan todo por mí».

Vale, a la vez, la referencia a los estudiantes que jamás habían vivido un panorama similar y están presentes, a los trabajadores de otros sectores convertidos en una fuerza más, y a los que entran a diario a una sala con la valentía impuesta por el tiempo.

Pienso que a este aplauso se une el pueblo, y a pesar de estas realidades, y de muchas más, pudiéramos aliviarles sus tensiones si hiciéramos por cuidarnos, por acabar de consolidar nuestro deber individual y colectivo traducido en responsabilidad, y si tuviéramos el sentido común de asistir a una consulta cuando verdaderamente resulte necesario justificado por síntomas.

Creo que es el mejor estímulo para seres humanos que tienen familias, que desean encaminar el futuro de sus hijos, y ver un mundo mejor en el que no falte ninguno de nosotros. Sería nuestra contribución efectiva, la suya, la mía, la de todos ante esas fatigas que rondan por el alma.

Se han publicado 47 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Hilda

    Excelente artículo
    Certero , evidente , claro y realista

  • Rebeca

    EXCELENTE TRABAJO. Sin palabras. Ni le sobra ni le falta nada.

  • Luis Montiel

    Un digno homenja al personal de salud que lo están dando todo. Gracias por este artículo.

  • Olga Ramírez

    Gracias Ricardo por situar al personal de la Salud en el justo lugar que merece. Agradecimiento en nombre de todos.

  • Daniel

    Esos son los protagonistas de la Salud. Héroes y heroínas actuales que merecen todo el reconocimiento y apoyo.

  • Gladys

    Que falta hacía este artículo. con puntos sobre las ies. Gracias Ricardo.

  • Teresita

    Viendo recientemente el encuentro del Presidente con los periodistas reconozco este artículo.

  • Raúl Díaz

    Así es como se dicen las cosas. El momento lo necesita. Al duro y sin paños tibios.

  • Rosa Díaz

    Me encanta leer los trabajos de Ricardo R. González. Precisos e interesantes.

  • El médico

    Ayudemos todos a curar esas fatigas del alma que sí existen.

  • Dolores Ramírez

    Este es un artículo escrito con los sentimientos del pueblo hacia su personal de Salud. Eso es lo que necesitamos.

  • aplauso

    Un trabajo periodístico que por ética no puedo poner la palabra que lleva, pero que todos sabemos cual es. Ricardo te agradecemos tu solidaridad con nosotros. Gracias, coño.

  • Sara

    Una sola palabra...BRAVO.

  • Trabajador Salud

    Mil gracias en nombre de los trabajadores de la Salud. Sentirnos queridos y reconocidos por nuestro pueblo.

  • andres hernandez

    Buen articulo, gracias. VANGUARDIA (V.Clara) y EL INVASOR (C de Avila)...los mejores.

  • Esperanza

    Gracias Ricardo R. González por darnos el lugar que tenemos y defendernos. Soy enfermera y este artículo me ha revitalizado. A mi y al resto de mis compañeros del personal de Enfermería.

  • Pedro

    Que artículo más emotivo para todo el personal de la Salud. Gracias Ricardo por tenernos presente.

  • Oscar

    Gracias y mil veces gracias

  • Irma Vázquez

    Gracias Ricardo, gracias Vanguardia por este emotivo reconocimiento.

  • Alberto Rodríguez

    Me cuesta mucho trabajo escribir con el dolor de un padre que perdió a su hija hace 8 días, pero todo lo que hubiera querido decir está en este escrito. Gracias por mi y por mi familia.

  • Inés

    Excelente artículo.

  • Eduardo

    Hace pocos días escuchaba a una persona decir que si el médico del cuerpo de guardia tiene mala cara, que si el médico de cuerpo de guardia me va a examinar con el mismo par de guantes que uso para tocar a los demás, que si el médico esto o lo otro ..señores toda la GlORIA para nuestros médicos y personal de salud..médicos que están trabajando con los mínimos recursos médicos, están trabajando y recetando sin medicamentos en la farmacia,están llenos de problemas familiares ,están agotados físicamente ya que muchos de sus colegas están infectados con la pandemia, muchos doctores de los de a pie pensando en que con su salario de 5560 pesos no le alcanza para mantener a su familia ya que un par de chancletas sin calidad valen 2500 pesos, que más tiene que esperar el gobierno para recompensar a su ejército de batas blancas que tantas vidas han salvado en esta pandemia,no tienen que aumentarle el salario sabemos que no estamos en condiciones pero estimulamos por ejemplo con lo que tenemos a mano ..den un plan de megas gratis aunque sea pequeño , ayuden con 5 litros de gasolina al que tenga un carrito o moto ,ayúdenlo a comprar un artículo al mes en las tiendas de MLC , estoy seguro señora que así la cara del médico de cuerpo de guardia será la que usted sueña..saludos

    • Alejandro

      Es verdad todo lo q usted dice pero ,hay *Medicos * q si no vas con una java en la mano q pese más q tu ,te atienden con mala cara o ni te hacen caso ,esa es la dura realidad q hay en nuestro país actualmente ,

    • El kerubin

      Alejandro, por desgracia esa es la otra cara de la moneda.

  • ferhat el turco

    no veo aquí nombres o alias de personas desagradecidas q solo buscan comentar de política y hablar de nuestro sistema y no reconocen lo bueno ...gracias Cuba y gracias a los médicos formados por esta gran revolución.Mi pésame a todos los q han perdido un familiar por esta maldita pandemia sobre todo a los padres q han perdido hijos,q es lo mas grandioso q tenemos.

    • Fernan el del surco

      Vivan los médicos cubanos que están en la primera línea de batalla dandolo todo, también es muy lamentable las pérdidas de vidas ocasionadas por este virus, sobre todo los niños y las jóvenes embarazadas. Ahora quien eres tú para darles a las personas insatisfechas el calificativo de desagradecidas. Comentario coherente el de Eduardo y no solo el personal de salud sino lograr que la cara de todos los cubanos que no dependemos de un familiar en el extranjero cambie y que siempre tengamos una sonrisa en el rostro: VIVAN LA MEDICINA Y LA CIENCIA CUBANAS. Como ves se reconoce lo bueno sin fanatismo, chovinismo ni proselitismo. Y lo que me parece mal lo digo también seas socialista o capitalista, centro, izquierda o derecha. Podrás hacer tu lo mismo? Y concluyo que este artículo no es de política.

    • ferhat

      no tiene derecho a decir..quien eres tu,acaso te sentiste aludido,no importa,el hecho de estar insatisfecho no significa ser desagradecido y hallar mal todo lo q hace el gobierno.he leído casos aquí q si suben la casos es malo y si bajan también lo es..usted no es quien para refutar mi comentario NO SABE PORQUE LO ESCRIBI,insatisfacciones las tenemos todos.

    • ferhat

      concuerdo con Eduardo,dar gracias cuando lo amerita...es lo q he querido decir

    • El Veneciano

      Ferhat, te pregunto: Has visto los comentarios de cuantas personas han pasado este mal de la Covid en sus casas y no han recibido atención por parte de nadie, sin medicamentos, y pasandola bastante mal por los síntomas de la enfermedad? Las largas colas en los políclinicos para ver si logran hacerse un test de antígenos? La demora para recojer a algún paciente vulnerable que debe trasladarse a un centro de aislamiento? El maltrato en los centros de salud que algunas veces es más que una mala cara solo porque no eres amistad ni llevas regalitos? Y eso no es un secreto PARA NADIE amigo. Si tú experiencia ha sido maravillosa felicidades, que supongo que debido a ella hiciste tu escrito, aunque como bien alegas no me incumbe, pero RESPETA el sentir del resto. En Cuba hay muchos profesionales de la salud excelentes y se reconoce su labor, aunque te digo algo por si no lo sabes, es su DEBER así como es el del Estado garantizar el bienestar de su pueblo, no es ningún FAVOR. Si hay personas que tienen otra visión convencelas con hechos porque ya las palabras y arengas sobran, por lo cuál que no me parece correcto el término de desagradecidos, para ninguna persona sus razones tendrán. Y todo esto es referente solo a una parte del tema de salud. Así que te reitero la pregunta: Quien eres tú para además delimitar a lo que tengo derecho o no? O para definir quién es desagradecido o insatisfecho? No obstante te reconozco el derecho a réplica así como a guardar silencio, es tu elección. Saludos.

    • Eduardo

      Mi amigo si es verdad qué hay veces que muchos han pasado la enfermedad sin medicamentos pero no es culpa del médico..otra cosa en los consultorios de los municipios no se en Santa Clara hay 1 médico de familia para 1200, 1500, y he visto hasta con 3000 habitantes en los centrales..un solo médico para auscultar a más de 100 positivos con más de 500 sospechosos ..sigo creyendo que el gobierno tienen que elevar la ayuda y calidad de vida del médico ..así creo que hasta de seguro mejora la atención a la población ..es cierto que a veces tienen mala cara pero imaginate son seres humanos llenos de problemas y también temen por su salud sin casi protección física..no me gusta las ofensas en los comentarios pero cada cual tiene su forma de pensar..saludos a todos

    • ferhat

      respete el sentir del resto,dices???oye si lees bien te daras cuenta de q el q no respeta es el del surco q no respetó mi sentir,leíste bien

  • Jesús Olivera

    Como decimos en buen cubano. Un troco de artículo. Felicidades.

  • Dionisio López

    Esto es lo que se llama hacer un buen periodismo con los pies puestos sobre la tierra.

  • Lidia Camacho

    Coincido con Jesús. Este es un tronco de artículo.

  • Agnerys Sarduy

    Muy buen trabajo. Lo agradecemos.

  • Lidia Díaz

    Me encantó. Muy justo.

  • Ariel Machado

    Todo está dicho. No falta ni sobra nada.

  • el de aqui

    me parece q usted es un irrespetuoso ,aquí nadie ha dicho nombres de nadie,respete el pensar de los demás y sea original,no imite

    • Yo soy de aquí también

      Irrespetuoso? Hubo alguna mala palabra u ofensa de mi parte? Me parece que NO, sino ponga algún ejemplo que lo demuestre. En que parte de mí comentario mencioné que yo no respetaba la opinión del turco? Ah, como no concuerdo con parte de su intervención ya soy el peor, mucha cultura del debate nos falta todavía, y para dar algun punto de vista, carece de importancia si te nombran o no. Irónico, muchos de ustedes si que no recepcionan las críticas o señalamientos sin tildar a los demás con ciertos epítetos ya gastados. El alias de Ferhat es original? Le explico es un personaje de una telenovela TURCA de moda que representa a un mafioso, mi alias es una variante mas CUBANA y CAMPESINA. De todas formas gracias por su preocupación.

    • ferhat el turco

      todo por un comentario lo q ha formado...aquí cada cual opina y no tiene derecho a criticar mi forma de pensar.Es un irrespetuoso del pensar ajeno respete y dejese de criticar.es mi manera de pensar yo a usted no lo he ofendido.Mi alias es mi problema ok??

    • camelia

      porque en este artículo tan bonito no se respeta el pensar ajeno??si no se nombra a nadie porque se ponen a criticar los msjes de los demás??señor..respete

  • PAPIRRIKI

    Muchos aplausos pendientes nos quedan para el personal de salud.
    Las manchas no son visibles en este inmenso SOL.

  • Dora Martínez

    Una y mil veces. EXCELENTE ARTÍCULO.

  • la mora de alamar

    opino a menudo en estos foros y no me gusta criticar a nadie lo q escribe,piensa,etc,pienso q el q irrespeta es el q empieza criticando lo q otro ha comentado y a la vista salta quien fue.Yo no tengo porque refutar comentario de nadie...porque??si eso es lo q piensa quien soy yo para criticar?? acaso le voy a cambiar su mentalidad?? no creo.saludos.

  • Lidis Noriega

    Gracias Ricardo. Oportuno y necesario.

  • Cristina Martínez

    Cierto. Sanemos esas almas.

  • Fernando G

    Estoy muy de acuerdo con todo lo expuesto, un buen trabajo periodistico, PERO, me gustaria compartir con usted, que todo no es color de rosa y mi total desacuerdo con lo siguiente.
    Hace pocos dias se aprobo en detrimento de todo este favuloso esfuerzo de estas personas de salud, una resolucion donde los infestados por covid en ese periodo y luego en el de recuperacion que su pago era el 60 % del salario de todos los dias de ausencia, ya no bastaba lo sugerido por un dirigente en visita en cienfuegos donde dijo que este personal no tenia en estos tiempos vacaciones ni descanso alguno.
    Mira, ciertamente una parte muy pequeña de todo este personal ha tenido que acogerce a la ley para buscar una respiro, pero no han sido todos y esta medida para mi concepto viene a incrementar mas el desaliento, el poco respeto y la consideracion que el gobierno, teniendo otras formulas, les tiene. Hace poco y derivado de alguna reunion se les vendio a los estudiantes de la universidad una bicicleta por su aporte al apoyo de esta terea contra la pandemia y a los hombres y mujeres del sector salud le dan de regalo estas resoluciones.
    Solo voy a mencionar dos casos para ilustrar lo injusto de esta medida.
    Aquel medico que se va a otra provincia a dar su apoyo por el alto indice de infestacion de esta en su poblacion, si este se infesta en medio de su labor y conociendo todo el mundo el alto nivel de contagio de esta cepa, todos los dias que se tiene que ausentar se le aplica el 60% de su salario, cuando todos conocemos el insesante incremento de los precios de productos y servicios que hoy tenemos, donde para los que fuman, que sabiendo que hace daño, lo utilizan para disipar el estres, una caja de cigarros cuando la encuentran les puede costar entre 100 y 150 pesos.
    Los medicos de la Henrry Rive que han regresado de otros paises para apoyar en su pais la tarea, si se infestan, pasan por lo mismo.
    Considero que esto no reconoce , no estimula y mas que todo esto puede tener un resultado bien nefasto.
    Nadie habla de esto, a nadie se le consulto esta desicion, los secretaris sindicales de este sector o no funcionan o tampoco valoran que ya no solo es la fatiga del trabajo hay otras razones que generan mas sentimientos.Gracias por su trabajo, me parece muy bueno.