Caminar: salud y placer

Un buen hábito para mantener la salud física y mental es caminar. Los médicos recomiendan las caminatas para protegerse de varias enfermedades.

Visto: 2077

Caminar es uno de los mejores ejercicios que existen para mantener la salud. Si bien es necesario el gimnasio u otro tipo de prácticas para fortalecer el cuerpo, andar es un hábito que, además de ser extraordinariamente favorable para las piernas, nos ayuda a mantener y/o recobrar la salud física y emocional.

Caricatura de Martirena sobre el hábito de caminar
(Ilustración: Martirena)

Existe la caminata deportiva, para la cual se establecen ciertos requisitos. Muchos la practican con el fin de adelgazar. La fórmula básica es tener en cuenta la frecuencia cardíaca. Esta se calcula si a 220 le restas la edad que tienes. Luego, al número resultante le sacas el 60 % y ahí está el ritmo al que debes caminar. O sea, para una persona de 45 años, significa que debe caminar a una frecuencia máxima de 105 a 108 pulsaciones por segundos.

Igual se puede caminar como un buen hábito —haciéndose notar todos sus beneficios— si te bajas del ómnibus tres cuadras antes de llegar a tu casa, o cuando dejas descansar el carro, en el caso del chofer, y te vas caminando a hacer tus deberes, o cuando simplemente sales a dar un paseo para distraerte.

Entre las ventajas de este tipo de ejercicio se encuentra que es barato y no hay que invertir nada. Se puede realizar la actividad en el momento más deseado, incluso dentro de una oficina. No hace falta nada especial, solo unos zapatos cómodos. Puede realizarse en cualquier lugar y en el horario que resulte más apropiado. No se necesita aparatos especiales. Caminar es un hábito excelente para todas las edades, en especial para la tercera. A las embarazadas les va de maravilla este ejercicio. 

Además, caminar ayuda a mejorar la circulación, oxigena el cuerpo y todo el organismo, quema toxinas y grasas excesivas, fortalece las piernas, combate celulitis y flacidez, fortalece el sistema cardiovascular, ejercita el corazón y muchos músculos indispensables. También permite la relajación y liberación de tensiones emocionales y musculares, despeja la mente y fomenta la creatividad.

Para aquellos con una larga historia de inactividad, problemas de obesidad, o que simplemente no gustan de la actividad fuerte, caminar es una forma excelente de empezar un programa de ejercicio. Se puede empezar poco a poco, después aumentar su velocidad y mantener un ritmo constante.

Los médicos recomiendan caminar para aliviar o protegerse de varias enfermedades.

Algo tan simple como una caminata rápida todos los días puede ayudar a vivir una vida más sana y placentera. Empecemos hoy.

  • TaniaMtzas

Hace unos años, todas las tardes, me iba a caminar por el viaducto de Matanzas, unido a la caminata saludable se sumaba la belleza del paisaje y el aire fresco con olor a mar, me sentía muy bien de salud y espiritualmente, sin embargo desde hace un tiempo pienso más en limpiar, hacer comida y complacer a los de casa, tengo que volver a recuperar ese tiempo en que me ecupaba un poco más de mi, realmente lo necesito y el cuerpo lo agradece.

  • cubana

Si muy buen ejercicio para la circulacion y para el estres sobre todo esto.

  • Yanet

Me encanta caminar, lo hago todos los dias despues q llego del trabajo y q termino los quehaceres en la casa, camino y troto 10 kms al dia, esto sin contar todas las caminatas q uno hace en el trabajo y hasta en la propia casa. Pero se los recomiendo, es muy buen ejercicio, estoy completamente de acuerdo con la escritora.