Abelito, el cirujano

Abel Armenteros García  constituye un modelo a seguir por los futuros galenos, quienes esperan ansiosos la rotación por Pediatría en cuarto año de la carrera.

Visto: 9323

El nombre de Abel es de origen bíblico, y en sí mismo entraña los valores positivos del ser humano, en contraposición de su hermano Caín, capaz de asesinarlo por simple envidia. 

Caricatura MartirenaPor suerte, la mayoría de los cubanos son «Abeles» y no «Caínes».

Acá en Villa Clara el nombre Abel se asocia al cuarto hijo del matrimonio Santamaría Cuadrado. Figura descollante de la lucha revolucionaria —nació en Encrucijada— fue el segundo jefe de los sucesos del 26 de julio de 1953. También en el gremio periodístico hay un colega que le hace honor a ese patronímico.

Pero este Abel al que me refiero —de apellidos Armenteros García—, es cirujano pediátrico y, sin proponérselo, figura entre los paradigmas del buen hacer en la medicina villaclareña. Él constituye un modelo a seguir por los futuros galenos, quienes esperan ansiosos la rotación por Pediatría en cuarto año de la carrera. Para que entonces el exigente y carismático profesor les acompañe en los pases de visita, verdaderas e inolvidables clases de ética médica.

Abelito —así le llaman— acaba de ser noticia en las redes sociales, cuando un padre agradecido le reconoció públicamente la vida de su pequeña hija, sometida a una compleja operación realizada en el Pediátrico José Luis Miranda, por un equipo por él encabezado.

«Hermano, disculpa, si en algo lo apena, lo que acabo de confesar, pero tenía la necesidad de decirles a todos y públicamente, lo que sentimos mi esposa y yo después de la impecable cirugía que realizó a nuestra hija. Gracias, a tu equipo y a ti. Te estaremos eternamente agradecidos».

A partir de este mensaje colocado en Facebook —hasta el momento de redactar este trabajo periodístico—, 193 personas habían dado «Me gusta» a la nota aparecida en esa red social, y 67 dejaron por escrito sus comentarios — todos elogiosos— sobre las cualidades profesionales y humanas del querido médico santaclareño.

Decía Félix Varela que la mayor gloria de un maestro era hablar por boca de sus alumnos, satisfacción que vive actualmente Abelito, ganador cada año del premio Tiza de Oro que otorga la FEU a los mejores profesores de la Universidad de Ciencias Médica de Villa Clara.

Son muchos los reconocimientos publicados en Facebook, algunos de los cuales gloso: «Ejemplo en todo, profesor, amigo, médico, grande entre los grandes!»; «Honor y respeto a quien lo merece. Excelente profesional y mejor ser humano»; «Profe Abel Armenteros lo queremos en muchos países y sabemos de su valores humanos y alto profesionalismo»; «Honor a quien honor merece. Profesor y amigo de muchos años, a pesar de las distancias. Único como nadie, capaz de enseñarte mucho y con una hoja llena de palitos darte el dos más lindo de tu vida, jajajajá, pero todo se lo agradecemos, incluso hasta los regaños...»

Y hay más: « Respeto y honor por su magnífica sencillez y devoción a la Cirugía, siempre estaré orgulloso y enormemente agradecido por sus enseñanzas Profe Abelito!!!»; «Elevado prestigio profesional y docente. Reconocimiento meritorio de todo el pueblo. Amigo incondicional. La salud se prestigia con su labor diaria en la pediatría villaclareña».

Incluyo finalmente el comentario suscrito por una médica hondureña, graduada en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM). El mismo resume las cualidades y la filosofía de enseñar que siempre ha tenido el profesor Abel:

«Excelente como Cirujano, profesor, amigo, hasta papá. Como siempre nos enseñó desde el inicio de nuestra residencia: corazón de León (por la fortaleza para afrontar las cosas que vemos), ojos de águila (para anticiparnos a los más pequeños detalles), y manos de princesa (para tratar con la mayor delicadeza todos los tejidos). Lo quiero mucho y le debo mucho de lo que sé en el día de hoy».

En lo personal lo conozco desde que fuera mi alumno en 10mo grado, en el IPEUC Houri Boumedienne, de Motembo, Corralillo. Desde entonces se vislumbraban en el joven Abel Armenteros García las cualidades humanas y la inteligencia que siempre le han acompañado. A las que suma las de excelente bailarín, demostradas durante años en su paso por Nuestra América, emblemático grupo danzario de la Universidad de Ciencias Médicas villaclareña.

Ahora, próximo el comienzo de un nuevo curso académico, sirva esta crónica para reconocer a quienes como el profe Abel viven consagrados a la hermosa labor de educar, e irradian con el ejemplo. En su caso, doble: como médico y como maestro.

Y si de algo valen los elogios, nunca serán para envanecerlo, porque como él mismo escribiera en su muro de Facebook:

«[…] Creo que fueron inmerecidos, les confieso que más de uno me hizo salir más de una lagrima, […] esas muestras de amor y cariño, las llevaré siempre en mi corazón, gracias por todo y les repito inmerecidos».

  • vanessa infante jimenez

QUE INM DICHOSA DE TENERLO COMO AMIGO ASI DIGO CADA VEZ QUE ALGUIEN ME HABLA DE EL LE AGRADEZCO INMENSAMENTE LA AMISTAD QUE ME BRINDA Y EL AMOR QUE LE HA DADO A MI HIJA CADA VEZ QUE POR COSAS DEL DESTINO LA HA TENIDO QUE ATENDER ES GRANDE NOBLE Y EJEMPLO A SEGUI OJALA EN TODOS LOS SECTORES PUDIERAMOS CONTAR CON MUCHOS ABELES LO QUIERO GRACIAS POR EXISTIR

  • leti

Me sumo a las felicitaciones para el Dr Abel, el atiende a todos con su infinito amor, y que conste que no soy su amiga, ni lo conozco personalmente, pero siempre que lo molesto me trata con gran amabilidad y respeto, y sobre todo tengo mucha confianza en sus diagnosticos y tratamientos. Felicidades
siempre

  • Yurisleidy

Muchas felicidades en este día del educador profesor, tuve el placer de conocerlo personalmente y concuerdo con esa bella crónica que es tan merecida para su persona.

  • fernando gutierrez

Felicidades Abel.Profecionales como tu, tienen el derecho de recibir estos elogios y mas, por que cuando se hacen las cosas con el corazon, tienen que salir SIEMPRE BIEN.
Saludos el Planificador de tu Hospital

  • Dulce

Honrar honra. Abelito, es uno de los brillantes profesionales que ha dedicado su vida a vivirla con humildad , sencillez y altruismo. Ha dejado de vivir su vida para vivir la de sus pacientes, es un premio bien merecido, gracias por ayudar a formar como medico a un pedazo de mi vida tambien, que ademas de ser tu alumna, es tu amiga , vecina y hasta tu podologa jajjaj. un abrazo de Dulce , Ingrid y Laurent

  • erduin

Exelente amigo, exelente profesional, te mereces todo esto amigo mio, felicidades !!!!

  • Daineris Palacio

Dr Abelito no se si me recuerda en estos momentos estoy lejos de Cuba, bueno soy una mas de sus alumnas que suma a esta cantidad de elogios bien merecidos hacia usted mi estancia fue corta pero inmensa en mi vida profesional todavia recuerdo su cuestionario de preguntas y su hoja de palitos que siempre pensabamos que significaba 2 jajajaj, le agradezco por todo los que nos enseño agradecida estare siempre con usted profesor amigo profesional ante todo muchas felicidades Dr.

  • katerine

Abelito tuvimos la oportunidad de conocerlo hace 7 años atras ,cuando le llevamos nuestra hija deseperados con vomitos y el con su sabiduria y ojos de aguila como se expresa en el articulo dio su diagnostico y seguidamente su tratamiento , asi como los consejos a seguir , muchas gracias Abelito por tu dedicacion y si son merecidos los elogios, que muchos sean partes de tu ejemplo

  • TaniaHR

Abelito es una persona maravillosa y como médico es genial . Todos estos elogios son muy bien merecidos , él es un ejemplo a seguir para los futuros galenos , ejemplo de humildad ,sencillez y sabiduría las que comparte con todos sus estudiantes y todo aquel que a él se aproxima . Gracias Abelito por haber salvado tantas vidas y las que te faltan por salvar , gracias por tu dedicación y el amor que profesas en tu labor .Muchas Felicidades desde la Asamblea Provincial del Poder Popular de Villa Clara.