Logo de Razones - Vanguardia

Una fiesta en Zulueta

Acciones desplegadas con talento local y mediante el trabajo comunitario integrado permiten transformaciones en antiguos municipios, como Zulueta, la llamada cuna del fútbol.

Cancha de futbol de Zulueta.
Este es el terreno de fútbol dentro del combinado deportivo Camilo Cienfuegos, que ya concluyó algunas de sus áreas y tiene prevista la incorporación de otras. En su pequeña Sala Museo fue develada una tarja que recuerda el primer equipo de la localidad, integrado en 1918, en la cuna del balón en Cuba. (Foto: Rogelio Mora Rojas)
Visto: 2570

Zulueta es considerado entre esos pueblos bendecidos por la magia. Lo afirman los lugareños de una localidad villaclareña sobre la que persisten mitos, leyendas, historias africanas, hispanas, chinas  y francesas mezcladas con la inigualable idiosincrasia criolla. Dicen que resulta la cuna de los apodos más originales de todo el Caribe, y donde las parrandas del 31 de diciembre, entre los barrios La Loma y Guanijibe, impregnan un rasgo distintivo que mueve pasiones y desenfrenos.

Nadie discute la historia ni el valor de luminarias que encontraron su cuna por esos lares. Desde los célebres pintores Carlos Enrí­quez y Zaida del Río, hasta el cantante Ñico Membiela, la artista feijo­siana Aida Ida Morales y el dramaturgo Albio Paz, por citar algunos renombrados.

También Zulueta es la cuna del fútbol en Cuba, y su pueblo proclamó al Comandante Camilo Cien­fue­gos como su Hijo Adoptivo el 26 de abril de 1959.

Pero la vida trae infortunios. El implacable pasó, y a mediados de la década de los 70 del pasado siglo el poblado dejó de ser municipio. Poco a poco comenzó a sentir las grietas en un fondo habitacional con diversos tipos de edificaciones y antigüedad. Los techos por mucho que resistieron mostraron los calendarios, mientras sus fachadas no pudieron disimular el deterioro. También algunos servicios comenzaron a deprimirse, y se hacía necesario oxigenar las múltiples arterias de la existencia.

Centro Obdulio Morales.
El centro mixto Obdulio Morales constituye un símbolo para los lugareños. Se realizaron acciones en la carpintería, y dispone del proyecto Delegados del Futuro que vincula a los jóvenes con las tareas del Gobierno y las de sus comunidades. (Foto: Rogelio Mora Rojas)

Desde hace un tiempo el poblado insufla aires de revitalización. No todos los que desean sus habitantes, mas por algo debe comenzarse, y gracias a un movimiento popular iniciaron los cambios de imagen dirigidos al rescate, reparación y mantenimiento de diversas unidades.

De ello está consciente Alexei Rodríguez Alonso, presidente de la Asamblea del Poder Popular en Remedios, al insistir en el rescate de centros del Comercio, la Gastronomía y de otros que ya reciben los primeros incentivos como el Mercado de las Cuatro Esquinas, el parque infantil, un anhelo previsto a concluir el venidero año, y el ansiado estadio de fútbol, una parte del cual finalizará en el actual 2016.

Estas realidades no hubiesen sido posibles sin la existencia de proyectos comunitarios que incluyen las más disímiles aristas de la convivencia zulueteña.

Las rosas del alma

Santa Morffi González lleva la batuta en el Consejo Popular de la localidad. Una mujer dinamita, que lo mismo tira fuegos artificiales que encabeza la conga del barrio La Loma. Un ser hiper­quinético que le dedica pocas horas al sueño, y pone los puntos sobre las íes cuando las circunstancias lo requieren.

A ella se debe el Proyecto Social Comunitario Alma de Rosas, pero sabe —y lo confiesa— que se nutre de infinidades de colaboradores para agenciar un éxito colectivo.

Bien conoce que el delegado solo no puede transformar la comunidad, pues implica recursos materiales, financieros, e inscribir las pro­blemáticas en el plan de la economía que escapan de las atribuciones de una persona. Para ello constituye fuerza motriz la participación de las administraciones municipales, los representantes de los órganos del Poder Popular en las diferentes instancias y el actuar de la población en la búsqueda de soluciones.

«Alma de Rosas tiene un poquito de todo. Desde proyectos comunitarios dirigidos a Salud, Educación, el Inder, Cultura… hasta detalles más específicos vinculados a la tercera edad, la Universidad del Adulto Mayor, y la casa de abuelos Dr. Manuel Mortera, que acoge a 25 ancianos seminternos con una vitalidad increíble.

Con licencia de Santa, invierto el nombre de su proyecto y lo llamo Rosas del alma. Esas que rondan por la espiritualidad de la gente y llegan a detalles indispensables como las labores de ornato, la higienización, o la mirada a los principales sitios de la localidad de los que no escapa el estadio de fútbol, en la cuna de los balones en el país.

Como ferviente defensora de la identidad local, Santa aboga por recuperar la oferta gastronómica y definir el bien complejo crucigrama de los productos del agro, o hacer que la cultura se convierta en un torrente de todos los días, sin descartar las tradiciones autóc­tonas para que se transmitan a las nuevas generaciones.

Memorándum

-Avanzar en el Desarrollo Local comunitario es el sentir de Villa Clara, a fin de que el propio individuo se convierta en un actor decisivo para la transformación de su comunidad.

-Entre los objetivos básicos del propio TC se insiste en el desarrollo de habilidades y potencialidades de cada lugar para ponerlas en función de los intereses de los pobladores y de la calidad de vida.

-La provincia consolida el TC como herramienta o plataforma de trabajo destinada a que los Consejos de la Administración, junto al resto de las entidades e instituciones de cada municipio, apoyen al delegado en el afán de modificar ese entorno en que se desarrolla día a día.

-Las fiestas comunitarias tienen periodicidad mensual en Villa Clara como una ventana para exhibir lo realizado en diversas facetas, luego de una etapa de trabajo.

En uno de estos últimos sábados la banda rítmica Génesis, orgullo de la localidad, comenzó sus evoluciones en las proximidades del Parque Central durante un día de Fiesta Comunitaria, una iniciativa que al decir de Marisol García Cabrera, secretaria de la Asamblea del Poder Popular en Villa Clara, pretende consolidar el trabajo comunitario en territorios que otrora fueron municipios, así como en zonas costeras y en otras demarcaciones.

«En estas antiguas cabeceras municipales hubo servicios que cesaron, otros quedaron desprovistos de sus fuentes esenciales de desarrollo económico, pero ya se aprecian resultados comunitarios valiosos.

«Los delegados y presidentes de consejos populares de áreas cercanas participan en estas celebraciones, a fin de constatar lo logrado por las masas, pues los ciudadanos han comprendido lo que pueden aportar a las transformaciones de su comunidad», ase­veró Marisol García. 

Otra de las fortalezas de dichos proyectos es la de incorporar a todas las personas y potencialidades posibles. Por ello en los grupos de trabajo comunitario se integran trabajadores sociales, instructores de arte, la Brigada José Martí, expertos universitarios en los consejos populares (útil y provechosa experiencia que no se logra en Santa Clara), todos en función de mejorar la vida de cada lugar.

¿Fin de fiesta?

Banda rítmica de Zulueta.
La fiesta de Zulueta fue abierta por la banda rítmica Génesis, que arribó a su primer año de constitución como parte del rescate de las tradiciones emprendidas por Cultura. (Foto: Rogelio Mora Rojas)

La de Zulueta resultó una magnífica experiencia que prosigue con un calendario mensual en otras comunidades villaclareñas, en una provincia en la que Placetas fue abanderado de estas lides, cuando aún en Cuba no se hablaba de Desarrollo Local o de Trabajo Comunitario Integrado.

Por supuesto que no todo se resuelve de la noche a la mañana, mas las ganas y la voluntad de transformar lo que amerita demanda el apoyo de manera incondicional.

Zulueta está lejos de ser la maravilla del mundo. Hay problemas pendientes y su pueblo lo sabe. La pavimentación de las calles, los baches, los huecos... son asuntos pendientes de años. El presidente del órgano de Gobierno en Remedios, Alexei Rodríguez Alonso, lo reconoce: «La prioridad del municipio está dirigida hacia este poblado en el plan de reparación, mantenimiento e inversiones».

Habrá, entonces, que contribuir con tremendas ganas en el cuidado y protección de las obras. De insistir en ese afán de que el propio pueblo zulueteño resulte el mejor guardián de todo lo que allí se haga, para convertir esas nubes que empañan en un esperado brindis por la vida.

Contrastes

Quizás el problema cardinal de Zulueta, entre tantos, resultan las dificultades con el abasto de agua.
Un punto crítico debido a la contaminación de los pozos existentes en el área urbana. Por ese motivo la solución estuvo a expensas de un proyecto de la UNICEF, pero quedó inconcluso.
Lo cierto es que la localidad dispone de una turbina emisora de solo 25 litros por segundo para una población que supera los 7116 habitantes, incluida la de tránsito.
Con afectaciones severas aparecen las circunscripciones 48, 52, 53, 55, 56, pero las limitantes se extienden a los círculos infantiles, la Casa del Abuelo, los comedores escolares, los centros de atención a la familia y a otras instituciones que prestan servicios.
En aquellos casos en que se recibe el líquido, es tan mínimo que, verdaderamente, resulta imperceptible.
Y el redactor se pregunta: ¿Acaso es tan difícil realizar comprobaciones por parte de los organismos implicados para analizar las posibilidades de un cambio de turbina que incida en beneficio colectivo?
¿Tenemos o no nuestras Razones?

 

  • Ariel Brito

Muy edulcorante el artículo, como acostumbra forzadamente la prensa nacional. La verdad es, en este caso, absoluta y contundente. Zulueta es un pueblo en paupérrimo estado económico, de infraestructura, ornamental, institucional, cívico y socialmente aún no tanto, pero se deprime.
Si se quiere hacer patria desde el periodismo, entonces dígase:
Zulueta debe volver a ser municipio para que sí haya verdadero sentido de pertenencia y necesidades en su dirigencia. (Si en algo tiene razón el artículo es en su comienzo "Zulueta es considerado entre esos pueblos bendecidos por la magia" quienes hemos vivido allí sabemos que tiene unas características e idiosincrasia atípicas)
Zulueta era un pueblo prospero, emprendedor, moderno (a tenor de su tiempo) y limpio. Ahora, es un "barriucho" que agoniza sostenido a fuerza de migajas y lástimas de quienes dirigen desde alturas ajenas y para quienes sólo representa un problema, una piedra en el zapato,

  • Miriam Ramirez

Me gustaria saber del paradero de una tia mia que nacio y vive en Zulueta, pero cambio de domicilio., ella se llama MARIA ESTHER CASTILLO GONZALEZ......Yo vivi , mis primeros 7 anos de vida en Zulueta y para mi fueron y seran los mejores de mi vida...mis padres eran Rosa Fernandez y mi papa Gerardo Ramirez....mi abuelito era muy conocido en el pueblo al igual que mi abuelita , eran Antonio "EL GALLEGO" y Baldomera.....si alguien me puede dar informacion sobre mi tia se lo agradecere eternamente....VIVA ZUELUETA Y SU LINDO PUEBLO, Y QUE VIVA "LA LOMA" Gracias

  • Ale

Creo que en Zulueta si la Dirección de la Provincia se dieran a la tarea de crear un estadio de futbol con las condiciones minimas creadas como los estadios de cabecera de cada provincia de beisbol, sería un gran estímulo a ese pueblo y de verdad se agradecería muchísimo porque realmente cada provincia debería tener un estadio bonito y donde la afición pueda refugiarse del sol y la lluvia. Cuando se quiere se puede, como diría nuestro Apostol José Martí: quien quiere hacer busca soluciones, quien no quiere hacer busca justificaciones.

  • Yordani

Soy zulueteño de nacimiento. Respeto las consideraciones expuestas en el trabajo. Se realizan en la comunidad proyectos comunitarios que interesan impactar en la mejor calidad de vida de sus habitantes, pero ¿cómo se logra esto sin el debido seguimiento y control permanente por parte de las autoridades del gobierno en el municipio y del propio consejo popular?. Problemas objetivos existentes correctamente identificados: deterioro del fondo habitacional y déficits en el abasto de agua. De que forma yo logro incentivar a la población para que se incorpore activamente a la solución de tales dificultades si como representante gubernamental no soy capaz de, y aunque no pueda mostrar un resultado palpable por falta de presupuesto, recursos, entre otras custiones que escapan a mi ámbito de gestión, poder decirle en un plano de igualdad y mirando los ojos en gesto de sinceridad sinceridad a los que me eligieron para representarlos como el problema no está resuelto, pero agoté todas las gestiones a mi alcance para solucionarlo o podrá ser solucionado en el futuro cercano. La comunicación con las masas es garantía de la Revolución, trabajemos siempre contando y escuchando el criterio del pueblo. Gracias.

  • el dany

Zuluetas esta' bien lejos , pero bien lejos de estar a la medida de lo que se publica en este trabajo , calles intransitables , 300 , 500 no se hasta que cantidad de personas sin servicio de acueducto ,alumbrado publico pesimo , de la gastronomía ni que hablar , instituciones o locales cerrados que seria insuficiente este comentario para mencionarlos , otros tanto callendose a pedazos ante la vista de todos , las escuelas deprimentes , el ornato publico mucho peor . TENEMOS O NO NUESTRAS RAZONES

  • Yoelbis

La terminología "proyecto comunitario" encierra un significado muy, pero muy grande. no se trata de hacer ver que la labor diaria y de obligatorio cumplimiento de las instituciones estatales como trabajo comunitario. Desde hace muchos años se viene haciendo lo mismo, nada de eso es nuevo. Con relación a que existe una prioridad, no es cierto, nunca a pesar de ser el poblado mayor luego de la cabecera y haber sido municipio, Zulueta ha tenido atención priorizada. Las calles destruidas, La colonia Española, las esquinas, no se concluyen las obras que se iniciaron, Zulueta murió en 1976. Sin embargo nuestra cabecera municipal si ha priorizado la forma de ver como cada vez nos quitan más cosas. Las parrandas las hemos tenido que defender a capa y espada. Basta con decir que históricamente existió un Ruta HABANA-ZULUETA y fue obliga a dar la vuelta para que pasara por Remedios. No comparto nada de lo que se expresa en el trabajo periodístico.

  • Hugo Hernández Alonso

Soy Zulueteno y aumque ya llevo viviendo en la habana alrededor de 12 anos me siento miembro de la comunidad. Muy oportuno su comentario y creo que el gobierno del municipio de remedios debe de proyectarse por apoyar mas la gestion de Santa y recuperar comercios e intituciones que siembre fueron parte de la vida del pueblo , ejemplo el circulo juvenil los parques, entre otros . Cuando caminas por zulueta te das cuenta de la falta de mantenimiento y de atencion sin embargo cuando visitas Remedios se respira otro ambiente apesar de ser la octava villa ( Muchos anos mas vieja). Todo el efuerzo se va al municipio