Logo de Sexeando

Deseo atrincherado, el «regalo» maldito, y las dueñas de nada

El impacto de 14 meses de pandemia sobre el deseo sexual, un síndrome maldito para las mujeres, y las luchas por la equidad de género, son los temas del mes de mayo.

Disminución del deseo sexual
(Foto tomada de Internet)
Visto: 4219

Queridos míos, una vez más, decisiones y urgencias editoriales de última hora fueron la causa de que abril quedara atrás, sin Sexeando y sin razones de mi parte, pero también, ¡una vez más!, vuelvo a agradecerles el que me escribiesen tantos de ustedes para interesarse por mi salud y la de mi familia. Tranquilos, el «bicho» no ha traspasado la sagrada frontera de mi hogar; incluso, daba casi por hecho que en estas fechas nos referiríamos en pretérito a esa desgracia compartida que, para preocupación de tantos, ya muchos asumen a modo de background cotidiano, tan ordinario como hablar de pediculosis y ortodoncia en un aula de segundo grado.

Del cuello hacia arriba, cada cual se ha creado un micromundo organizado en niveles de prioridad, por lo que resulta cada vez más frecuente toparse con gente que mandó al «sótano» su vida personal o, al menos, todo lo que trascienda al ciclo «lucha»-fogón-nasobuco. Que no, no somos todos, aunque negar el desgaste que 14 meses de pandemia ha infligido al balance erótico de la humanidad, expresa dos cosas: o mejor ¿suerte? que la de Tsutomu Yamaguchi, testigo y única víctima reconocida oficialmente como sobreviviente a los dos ataques atómicos, en Hiroshima y Nagasaki, o una feliz y total independencia sentimental.

No demoro más la lectura. Si se encuentran en estas líneas y desean debatir y saber un poco más, escriban al correo de siempre, liena@vanguardia.cu, o sumérjanse, en la web de Vanguardia, en esas contiendas divinas que se forman entre los comentaristas de la sección. Cuídense y no renuncien a ser felices, por favor. Hasta el próximo encuentro les deseo salud, suerte y mucho amor.

Mundosex

Van en declive las publicaciones, en Facebook e Instagram, de fotos de desayunos en pareja, chocando tacitas de café, mientras, al fondo de la imagen, el/los nene/nenes de la casa dibujan un corazón sobre la pared. #Tiempodecalidad, #Lafamilia1ro, #MicasaMireino, fueron etiquetas compartidas en los primeros meses, cuando había más temor que hastío, y la idea del aislamiento obligatorio se asumió como una pausa necesaria, bálsamo para las relaciones con hipotermia y las familias desgranadas. Más de un año después, las ansiedades —las nuevas y las acumuladas— se han espesado, y retornar a la simple «locura» de la rutina se ha convertido en la fantasía de los que, a ratos, nos descubrimos con la mente perdida y los ojos húmedos, fijos sobre la nada, mientras rumiamos una única plegaria: vivir para volver.

Falta de deseo sexual
(Foto tomada de Internet)

Todos añoramos nuestro espacio. La falta de opciones para socializar con otros, el temor a la enfermedad y la muerte, y la convivencia permanente —con la consabida carga doméstica y económica como telón de fondo—, han sido la artillería pesada que vienen enfrentando matrimonios y relaciones de toda clase y que, a estas alturas, dejó a millones de «caídos», incluso, entre los «soldados» más resistentes. Los psicólogos hablan de una hibernación del erotismo; mientras, muchas parejas no saben cómo lidiar con el drama multifactorial de resistirse y apoyarse, educar a los hijos en casa, garantizar el sustento y encontrar recursos para hacerse desear por el otro.   

« Los terapeutas sexuales dicen algo parecido a “dos cebras no se aparean delante de un león”. Si hay una inmensa amenaza ahí mismo, eso envía una señal a nuestro cuerpo de que probablemente no es un buen momento para tener sexo. El aumento del estrés conduce a un bajo deseo o a una dificultad para que se produzca la excitación», asevera la terapeuta sexual Emily Jamea, de Estados Unidos, quien reflexiona sobre el hecho de que si bien el inicio de la pandemia fue una oportunidad para reconectar a nivel afectivo, la atmósfera extendida de miedo e inseguridad terminó por entumecer la «luna de miel».

Rhonda Balzarini, psicóloga social y profesora adjunta de la Universidad Estatal de Texas, es la investigadora líder de un estudio que abarca 57 países —incluidos los de mayores cifras de casos positivos a la COVID-19, en los cuales se registró un abrupto descenso de las relaciones sexuales en el 2020—, y ha logrado establecer, entre los resultados preliminares de su diagnóstico, la interrelación entre el estrés, la depresión y la pérdida del deseo sexual: « A medida que los recursos se vuelven más escasos, la gente se estresa más y la energía se agota, la desilusión y la depresión tienden a hacerse presentes. Cuando eso empieza a suceder, es cuando se puede empezar a ver que las parejas tienen problemas». Obvio, y no hay que desandar el planeta para llegar a esa conclusión, aunque la ciencia sí ha podido corroborar ciertas verdades veladas  por la híper erotización de la sociedad: la convivencia sin recesos incrementa la irritabilidad, y hasta los más elaborados coqueteos pierden el encanto si no existe una oportunidad, al menos mínima, para añorar al otro.

Futurólogos entusiastas preveían un baby boom a nivel global causado por el «aburrimiento» de la cuarentena, pero lo cierto es que la natalidad se ha contraído en los cinco continentes, al punto de que los nacimientos muestran sus peores estadísticas en más de un siglo. El pasado año, por ejemplo, nacieron en Cuba 4686 niños menos que en el 2019, y la tasa de fecundidad bajó a 1,6 hijos por mujer, mientras que el crecimiento demográfico se mantiene en números negativos. El temor por la estabilidad financiera y sanitaria constituye el argumento de millones de reacios a engendrar bebés; sin embargo, el sondeo de Balzarini demuestra que a ello se añade, además, la disminución de las relaciones sexuales, pues ahora mismo la humanidad está demasiado preocupada por su supervivencia inmediata, y rechaza lo que implique el menor riesgo de mayores compromisos.

Ya les he dicho antes que mucho de lo que perdamos o logremos conservar depende del esfuerzo que dediquemos a los que amamos: de la misma manera en que la crianza de un hijo agota, no nos permitimos abandonar ese empeño porque nos importa demasiado. Nos convencimos de que merecemos un romance versión best seller, pero las expectativas del otro llegan a conmover menos que una ópera china transmitida a las 12 del mediodía. Creatividad, gente, ¡peores tormentas ya hemos superado!, y no olviden jamás que el deseo tiene mucho de química, pero aún más de amor.

¡No me lo vas a creer!

A unos porque les falta, y a otras, literalmente, por indeseado exceso. Nada, que la balanza no se equilibra, y lo que podría considerarse un travieso regalo de la naturaleza, constituye un trauma frustrante para una cifra enorme e indeterminada de mujeres.

Síndrome de Excitación Sexual Persistente
(Foto tomada de Internet)

Sobre el Síndrome de Excitación Sexual Persistente (SESP) no se conoce mucho más que el hecho de que se le describió por primera vez en el año 2001, que en el 2003 la Organización Mundial de la Salud lo incluyó en el amplio listado de las disfunciones sexuales, y que la causa primaria de este problema continúa siendo un misterio. Una de las hipótesis que ha prevalecido hasta la fecha fue la planteada por el profesor Barry Komisaruk, de la Universidad de Medicina de Nueva Jersey, en Estados Unidos. En un artículo suyo publicado en 2011 en la revista científica Journal of Sexual Medicine, relaciona el SESP con la presencia de quistes de Tarlov, pues el 66% de las mujeres a las que investigó mostraban esas protuberancias en la columna vertebral. Sin embargo, otras muchas pacientes no tienen tales quistes, y millones de las que sí los presentan —se estima que el 9% de la población mundial está aquejada por esa patología— no sufren de los tan incapacitantes e inoportunos orgasmos involuntarios.

La práctica de relaciones íntimas que las ayuden a «drenar» el exceso de energía ya se descartó de entre las posibles terapias. Estas mujeres, simplemente, subsisten entre clímax y clímax, pues la excitación sobreviene lo mismo caminando por la calle que sentadas en el transporte público, o cenando con sus familias. Algunos de los casos más críticos registrados por la literatura médica, como el de la estadounidense Michelle Thompson, contabilizan hasta 300 orgasmos diarios, aunque ese número llega a dispararse ¡a 1000! en el apogeo de las crisis.

« La excitación no tiene un significado sexual para la persona. La persona puede tener, mejor dicho, sufrir, orgasmos continuados, sintiendo una total incoherencia y falta de control de su propio cuerpo, debido a que no percibe una relación de los estímulos del ambiente con la respuesta genital que le da su cuerpo. Hasta el momento actual, no se tiene referencia de que el trastorno lo sufran los hombres y no se sabe cuántas mujeres pueden padecerlo. Probablemente existan casos que no salgan a la luz por desconocimiento, vergüenza, miedo a no ser comprendidas y al rechazo», explica la española Carolina Muñoz, psicóloga y sexóloga del Instituto de Sexología, Medicina y Psicología Espill. 

El tratamiento médico para el SESP aún resulta experimental, y al tratarse de una condición crónica que se «activa» en algún momento de la vida, no se enfoca en la eliminación del problema, sino en su control. Combina ansiolíticos, anticonvulsivos y terapias de relajación, aunque ninguna paciente es igual, por lo que algunas han creado sus propias rutinas que incluyen, por ejemplo, provocarse el orgasmo y luego medicarse. «Viven dopadas, y el esfuerzo continuo de las contracciones de la pelvis les hace doler todo el cuerpo», asegura la Dra. Carolina Muñoz.

«Cuando los placeres se exageran, truécanse en dolor», dijo el filósofo griego Epicteto de Frigia. Pocas veces mejor dicho.

Sexo al Derecho

Equidad de género
(Foto tomada de Internet)

A mediados del mes de abril, Cuba fue una de las naciones participantes, vía online, en el evento del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), en el cual se evaluó el Informe de Estado de la Población Mundial 2021, centrado por primera vez en su historia en el tema de la autonomía corporal. Bajo la premisa «Mi cuerpo me pertenece: Reclamar el derecho a la autonomía y la autodeterminación», en la cita se debatieron asuntos medulares para las líneas de desarrollo de la ONU hasta el 2030, relativas a la equidad de género, el empoderamiento femenino y las consecuencias del impacto de la falta de autonomía corporal sobre la salud, el bienestar y el potencial humano.

Entre las principales vulneraciones compendiadas en el informe de la UNFPA  destacan la violación, la esterilización forzada, la mutilación genital femenina, el matrimonio infantil y las pruebas de virginidad, prácticas repudiadas por el quórum internacional, mas normalizadas en cientos de naciones, fundamentalmente tercermundistas, que, tras siglos de impunidad, las defienden como patrimonio ancestral de la cultura colectiva. La ONU reconoce que la instrucción de las niñas constituye el eje articulador para lograr el cambio efectivo, pues a la par que aumentan los niveles de educación, crece el poder de decisión de las mujeres sobre sus cuerpos.

Los datos compartidos en el evento revelan que más del 50% de las residentes en 57 países en desarrollo no tienen el derecho a decidir si quieren mantener relaciones sexuales con sus parejas, buscar atención sanitaria, acudir a una consulta de planificación familiar o usar anticonceptivos; además, se conoció que 20 estados aún mantiene leyes que permiten a los violadores escapar de un proceso penal si contraen matrimonio con la mujer o la menor a la que ultrajaron, que los pequeños con alguna discapacidad tienen tres veces más probabilidades de ser víctimas de violencia sexual, y que solo el 55% de la población femenina mundial está totalmente empoderada para tomar determinaciones sobre su vida íntima.

A las mujeres se nos ha naturalizado con los adjetivos más suaves y clichés; se nos dedican jornadas, versos, celebraciones... Sin embargo, la victimización se ha asumido a modo de «cualidad» inevitable de las más «débiles», y ha sido más simple incorporar su sufrimiento al imaginario social, que luchar, efectivamente, por el derecho a ser escuchadas. 

 

Se han publicado 25 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • El 3men2

    No quisiera hacer critica para herir a nadie, pero, cada vez que hablan de un tema que se convierte en algo experimental siempre mencionan a un científico Estadounidense.,, si en el mundo existen científicos por ejemplo de China, de Suiza y hasta de aquí de Cuba.. Que son durísimos en materias a estudiar.... Este comentario se los dejo de tarea. Saludos

    • Liena M. Nieves

      Hola 3Men2!, he tenido exactamente la misma percepción al respecto, y mire que indago, lo mismo en Infomed, en la revista Sexología y Sociedad, que en las revistas médicas internacionales que a lo largo de estos años he incorporado como fuentes confiables para determinados temas, y qué decirle: Estados Unidos, Reino Unido, España, y en el caso latinoamericano, México y Brasil, dominan POR MUCHO el ámbito de las publicaciones especializadas. La ciencia es muy elitista a la hora de dar a conocer sus resultados, y a las naciones del tercer mundo les cuesta visibilizar lo mucho que logran en materia científica. Incluso, dada su singularidad o poca frecuencia, algunos temas ni siquiera se abordan en Cuba, o no con suficiente evidencia en la vida práctica, más allá de la descripción del fenómeno o de un estudio de caso, como el del artículo «Excitación sexual permanente y síndrome doloroso pelviano por lesión del nervio pudendo poshisterectomía», publicado en el 2013 en la Revista Cubana de Obstetricia y Ginecología.
      Créame, que la diversidad de fuentes nos preocupa muchísimo, pero en estos asuntos de novedad, encontramos en Cuba menos de lo que quisiéramos.
      Saludos y siempre agradecida por su lectura.

    • Pocholo

      Si para la próxima te nominamos a ti que te crees científico con tus diferentes alias,tratando de comunicarte con los otros foristas de temas de lo q no sabes nada

    • Claudio

      El 3men2, yo soy estudiante de Psicología, ya estoy en cuarto año y a lo largo de la carrera he tenido que invertir mucho tiempo y megas en buscar por Internet referentes científicos que me ayuden a completar investigaciones que he tenido que entregar para que me evalúen. En Cuba hay muy buenos especialistas en algunas materias, y en la mía en específico y sobre todo aquí en Villa Clara, te puedes encontrar experiencias buenísimas de trabajo social, estudios de envejecimiento, migración, familia, derechos sexuales, etc, etc. Pero cuando se trata de novedad se traba el paraguas. Tienes que tener la suerte de encontrarte con alguien que, por casualidad, haya leído y se haya interesado por eso, y más en provincia, porque en La Habana hay otros institutos que permiten profesionalizarse en temas más específicos y a veces desconocidos en el resto del país. La lectura de este sexeando me llevó a la exploración porque me picó la curiosidad. De especialistas cubanos solo vi una referencia, de un estudio del Cenesex, que habla sobre el deseo sexual en tiempo de pandemia, y fue algo como que muy obvio y poco profundo, anecdótico, sin estadísticas, solo puro asesoramiento. Del SESP qué decir: ese artículo que menciona Liena cuando le respondió y otros de esa misma revista pero que le pasan de lado al SESP porque describen otras patologías. Nuestros sexólogos deberían ponerse para algo más que salga de los derechos LGBTI y explorar en el muy amplio mundo de la sexualidad humana. Los medios de comunicación y los periodistas no se pueden poner a inventar de donde no hay. Y dejen el chovinismo, que la ciencia es buena así venga del monstruo revuelto y brutal que de Haití.
      Disculpen el teque los foristas. Liena, contigo y con Sexeando hasta el final.

    • El 3men2

      El Pocho siempre recuerde de que este sitio los términos y condiciones dicen así a la hora de los comentarios::::
      Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

      Espero que comprenda...
      Le pido disculpas a la señorita Liena por no responderle a su correo, yo solo uso ese correo para las cosas que me pide mi cell ya que es de la Windows Phone, no es Android y por eso tengo que usarlo y de casualidad lo abri hoy para que no se me venciera la cuenta y vi el mms ...
      Saludos el Pocho y hasta siempre Vanguardia, ya que me doy cuenta por segunda vez de que me están descartando y no sé si es de esta Web por eso reitero hasta siempre Vanguardia.

    • El tunero

      Hermano simplemente los estadounidenses casi siempre están a la vanguardia de todo y más cuando se trata de eventos científicos

    • Liena M. Nieves

      Hola 3Men2....disculpe, pero de qué mms me habla???? Tampoco comprendo lo de que Vanguardia lo descarta, ya que no coincidir con un criterio nunca ha sido razón para que los foristas dejen de escribir.
      De ser así, lo lamentaríamos. Saludos

    • salvaje

      en serio te molesta eso?...eso es todo lo que tienes que decir sobre el articulo?....ufff

  • Me, myself and I

    Estoy de acuerdo. Tal vez las referencias sobre el tema no son o lo suficientemente abundantes o profundas. Lo cierto es que existe , son muchas las mujeres que lo sufren y por desconocimiento, vergüenza o temor de exponer su intimidad no expresan verdaderamente lo que sienten. Creo que es el momento de empoderarnos como mujeres maravillosas que somos y no temer a prejuicios, machismo o estéreotipos sexuales.

    • El BAYAMES

      BT liena ,pero no puede este problema también afectar a el hombre.lo digo por que donde quiera que leo veo que se trata a los problemas que afectan a la mujer, usted que es una excelente periodista me gustaría pedirte que un día hagan un trabajo periodístico sobre nosotros los hombres hoy en día ya que formamos parte de la sociedad y muchas veces también somos víctimas de la vida gracias por sus buenas intenciones en todos sus trabajos que son ciertos y maravilloso y los sigos desde aquí en bayamo atraves de esta app tan maravillosa
      Gracias VANGUARDIA la única en cuba

  • george

    Hola muchos Saludos Liena. Ya estábamos extrañando su sección. Pues es asi .la Pandemia ha trastocado este mundo totalmente lo cual se evidencia en los índice de natalidad a nivel mundial y muy en particular en nuestro país que parecía que habría un repunte en los nacimientos y no fue así y no lo habrá es una realidad, sus causas son diversas y complejas, pero es así. El último aspecto del síndrome debe de ser muy traumático para la persona que lo padezca. En fin estamos en tiempos complejos y tumultuoso. pero seguro saldremos de él. Tiempo al Tiempo. Bueno Liena mi mas sincero Saludos.

    • Liena M. Nieves

      Buenos días George! El placer es mío, estar de vuelta y leerlos siempre me alegra inmensamente. Espero que usted y su familia estén muy bien. Hasta la próxima!!

  • Héctor Martín

    Con expectativa y preocupación hemos esperado una edición de está sección, a feliz término nos complace y alegra leer nuevamente.
    Cierto que con todo lo que hemos pasado la líbido baja, en especial los cubanos con cambios, ordenamientos, MLC, pandemia sin control. ....a cualquiera se le quita el deseo de bañar el perro.
    Interesante el SESP, así de complejo es el cuerpo humano......se me ocurre SESP pudiera ser Seguro Está Sin Pareja.
    Sobre el signo de igualdad, pienso que las desigualdades( más bien diferencias ) naturales son las que logran mantener en equilibrio y unión a hombres y mujeres lo demás es percepción o preferencias que no deben engendrar discriminación o sumisión
    Gracias Liena

  • Período especial 1991-2021

    Lógico que bajara más el indicador de nacimientos en Cuba!!!Con la necesidad que hay quien somete a su hijo a eso?Para volverse loco!!!Mejor no tenerlo y ya...Bastante uno está pasando ..

  • Lily

    Hola Liena:Cada mes espero tus artículos siempre tan sinceros y humanistas, en defensa d nuestra sexualidad.Es cierro q la pandemia dla Covid 19 tiene al mundo d cabeza,yo misma no m eatrevería a traer un niño al mundo en estas circunstancias.Desgraciadamente y desconozco el motivo hay escasez de medios d protección contra las ITS y los embarazos no deseados dígase pastillas anticonceptivas y condones; mientras para algunos han disminuido los deseos sexuales hacia su pareja debido al estrés y a las condiciones actuales,otros,principlalnente los adolescentes,siguen con sus hormonas desbordadas.

  • Lily

    Llamo a la reflexión: cómo le decimos actualmente a nuestros hijos q se cuiden d un embarazo no deseado o d las ITS sin condones a precios reales y si anticonceptivos? Ellos no entienden d distanciamiento sicial.

  • Lily

    La segunda parte del artículo hace referencia al refrán d q todo en exceso es malo. Nuestros sexólogos deberían investigar más sobre este tema tan poco común, sería una buena tesis.

  • Lily

    Hablar de desigualdad en pleno siglo XXI parece algo d ciencia ficción, pero es real.Mientras la sociedad presume sus avances tecnológicos, esconde bajo el tapete la violencia d género, la discriminación, los prejuicios ,las violaciones, la pederastia y muchos otros males. Nada, q la tecnología avanza pero nuestro pensamiento y actuar se quedó en la época d las cavernas.

  • Bayamesa

    Amigo 3men2 en la viña del señor ahí de todo no creo que por el comentario de Pocholo usted nos valla a dejar, levántese del suelo con estilo,sacudase y siga escribiendo no nos privé de sus comentarios.

  • Bayamesa

    En las últimas partes del artículo hablan de violencia de género pero solo hablan de nosotras las mujeres;es que acaso no existe la violencia contra el hombre? Conozco cadas mujeres q son de las q le van pa arriba a los hombres (a sus esposos) y después se hacen las q no hicieron nada, me duele decir esto pues soy mujer también pero mi mamá me enseñó que la razón al q la tiene; También a los hombres se violan,se maltratan he incluso los humillamos y la respuesta es, porque se lo merecen,es verdad de q ahí hombres y HOMBRES, como también habemos mujeres y MUJERES, cuando se trata de ir a la policía aveces ellos no dicen lo que sucede y si lo dicen no falta quien los mire con intriga y una risita burlona o lo llamen flojo y si no"pero usted es un hombre" dejémonos de querer mirar las cosas desde otra perspectiva son tiempos de cambios y sí tenemos q aceptar los matrimonios gay es tiempo de dejar de pensar tanto en q somos el sexo debil ( para lo que nos conviene) q hay mujeres que son unas bandoleras, reconozcamos q ahí HOMBRES q son más madres que las mismas madres, ahora q se hacerca el día de los padres reconozcamos esa virtud en muchos de ellos, y dejemos de victimisarnos tanto,no soy partidaria de la violencia en ningún género, creo que este tema periodista necesita una reflexión VALE LA PENA, usted que cree?

    • SSP

      Lindas palabras bayamesa pero solo creo que los gey dejemoslo donde están es lo mejor es mi opinión saludos....

  • Lily

    Interesante el tema q sugiere k bayamesa, la violencia d género y las violaciones en los hombres, no sé si en la Constitución del 2019 se aprobaría una ley q los ampare, pq hasta entonces no existía.Hace poco transmitieron un capítulo de la serie Rompiendo el Silencio sobre este tema q en quitó el sueño. Sugerencia para nuestra Liena en el Sexeando d junio, el mes d los papás.

  • ∆M¥

    Me encantan los temas de este sitio me resultan muy interesante ,saludos a todos

  • Liz

    me gusta mucho esta secciòn y para usted Liena mis respetos siga asì sorprendiendonos.

  • JC

    Liena ,me gusto el comentario sobre la falta de libido que ha provocado la pandemia ,y sobre la estadísticas de separación de parejas , te convidó a buscar datos pero conozco 3 parejas que se separaron en medio de la pandemia, y añade a la falta de libido la interacción por parte de tu pareja con personas en las redes sociales y como causa también de estas separaciones , es un buen tema que si se juntan en una relación provoca la 3 guerra mundial en cualquier relación , si pudieras abordar más este tema te lo agradecería, saludos