Se recuperan acuicultores de Villa Clara

La Acuicultura, que representa un aporte significativo para el programa alimentario del territorio y el país, gradualmente aumenta su ritmo productivo.

Induvilla
Procesamiento del pescado en Induvilla. (Foto: Archivo).
Visto: 818

La Acuicultura en la provincia de Villa Clara, que  representa un aporte  significativo para el programa alimentario  del territorio y el país,  gradualmente aumenta su ritmo productivo en correspondencia con la vuelta a la normalidad  de todas sus unidades, muy afectadas en casi su totalidad por los vientos asociados al pasado huracán Irma.

Así trascendió durante  en el balance del tercer trimestre  del actual año donde se pasó revista a los resultados del programa de mejoras continuas en la empresa PescaVilla, en el que se confirmó  el compromiso de  concluir el 2017  con  las más de dos mil 300  toneladas de pescado, con una estrategia racional de captura adecuada a los  momentos que se viven.

René Peña Carrazana, director de la entidad,  explicó que, aun cuando la situación es tensa, los meses de noviembre y diciembre son decisivos para asegurar  la biomasa en talla comercial destinada a  satisfacer las demandas de la industria y el consumo social, así como mejorar  la oferta de  la población.

En tal sentido, los trabajadores, dirigentes sindicales y administrativos presentes en la reunión, coincidieron, que a pesar de las dificultades constructivas que presentan un grupo de estanques en tierra, las capturas marchas conforme a las  proyecciones en cada lugar.

El tema del cultivo  intensivo centró parte del debate ante  los incumplimientos que muestra la provincia  y que requerirá de un  esfuerzo extra en lo que resta de año para  llegar a los resultados planificados en este sistema, el cual junto al extensivo suman  toneladas al  balance dietético de los villaclareños,  indicó  Peña Carrazana.

Con respecto a la alimentación de los animales se destacó el uso de subproductos derivados de los propios  procesos  de la industria pesquera y de los establecimientos de la Empresa Cárnica, para alimentar los animales en desarrollo, alternativa que genera una disminución en los costos, al tener que emplear menor cantidad de pienso importado para la nutrición de los peces.

Al abordar la situación de la industria  explicaron sus directivos  como tras el paso de Irma  la respuesta del colectivo laboral  fue inmediata  y  ahora labora para recuperar   los atrasos  en algunas  ofertas que dependen de los suministros de las unidades extractivas, situación que debe ser restablecida en lo que resta de año.

También ocuparon un espacio  en el balance asuntos de vital interés para el accionar de PescaVilla como la comercialización, la logística, la gestión económica financiera, el comportamiento del capital humano, la calidad, la protección y cuidado  de la entidad, entre otros.

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.