Favorecen las lluvias embalses villaclareños

Las precipitaciones registradas en la provincia en las últimas jornadas continúan incrementando el nivel de las presas.

Embalse Hanabanilla, en Manicaragua, Villa Clara.
La presa Hanabanilla se encuentra al 86, 8 % de su capacidad. (Foto: Yariel Valdés/Archivo de Vanguardia)
Visto: 740

Al 91 % de su capacidad total de llenado se encuentran los 13 embalses villaclareños, tras las lluvias registradas en los últimos días, asociadas a la permanencia de una vaguada en la zona centro oriental del país.

José Cristóbal Pérez Álvarez, especialista principal de la Empresa de Aprovechamiento Hidráulico en la provincia, informó a Vanguardia que la cifra resulta halagüeña, pues en igual período de 2016 las presas solo acopiaban el 50 % de su volumen total.

Manifestó que los embalses Alacranes, Minerva, Santa Clara, La Quinta, Arroyo Grande, Agabama y Gramal, están aliviando, al encontrarse al tope de los acumulados permisibles. Es significativa la recuperación del Hanabanilla al 86, 8 % (248,3 millones de m³ de agua), cifra similar a la registrada tras el paso del huracán Dennis en 2005; mientras que Palma Sola alcanza el 43,9 %.

El especialista precisó que también han sido favorecidas las cuencas subterráneas, incluyendo las del municipio de Santo Domingo.

Las lluvias a intervalos caídas en toda la provincia no han sido significativas. No obstante —dijo—, el 9 de noviembre Jibacoa registró 70,8 mm, y el día 13 Camajuaní y Santa Clara 61,3 mm y 50 mm, respectivamente.

Pérez Álvarez expresó que debido a que se ha mantenido lloviendo de manera ininterrumpida, los suelos están saturados. Estas precipitaciones se suman las vinculadas con el evento meteorológico Irma y la tormenta tropical Philippe.

Esta situación —añadió— beneficia los embalses, no así la agricultura, al interrumpir la siembra de cultivos de ciclo corto propios de esta etapa del año, y afectar las plantaciones de tabaco ante el exceso de humedad de los suelos.

Enfatizó que noviembre resulta poco lluvioso; sin embargo, hasta la fecha se comporta como un mes de primavera, cuando faltan pocos días para que concluya la temporada ciclónica y comience el período seco.